Satisfacción de los editores europeos tras la sentencia que obliga a Google a negociar con la prensa

Un hombre pasa junto al logo de Google. EPA/Julien de Rosa

París (EuroEFE).- Las asociaciones de editores de revistas y periódicos de la Unión Europea (UE), Enpa y Emma, ha acogido con satisfacción la decisión del Tribunal de Apelación de París que obliga a Google a negociar con los editores de prensa una remuneración justa por el contenido compartido en línea.

“Mientras que los Estados miembros están transponiendo el artículo 15 de la Directiva sobre derecho de autor, la decisión del Tribunal de Apelación de París que obliga a Google a negociar de buena fe sienta el precedente adecuado en el primer Estado miembro que hasta la fecha ha aplicado un derecho de los editores”, dijo Jean-Pierre de Kerraoul, presidente de Enpa en un comunicado conjunto con Emma.

 

El Tribunal de Apelación de París ha dejado claro que la exhibición de contenido editorial es de gran interés económico para Google, ya que genera ingresos por publicidad, así como por la promoción de su motor de búsqueda.

“El Tribunal confirma la decisión de la Autoridad al rechazar la negativa de Google a pagar a los editores basándose en la presunción errónea de que el valor que aporta a los editores al mostrar su contenido es suficiente”, dijo Xavier Bouckaert, presidente de Emma, en la misma nota.

La justicia francesa confirmó el 8 de cotubre la obligación que le había impuesto en abril a Google la Autoridad de la Competencia de negociar con los editores de prensa un mecanismo para remunerarles por la publicación de sus contenidos.

El Tribunal de Apelación de París rechazó la demanda del gigante estadounidense de internet, que pretendía anular esa obligación, por considerar que es “proporcionada” dada la situación del mercado.

Además, condena a Google al pago de 20.000 euros a cada una de las tres partes que defendían sus intereses, el Sindicato de Editores de la Prensa Magazine (SPEM), la Alianza de la Prensa de Información General (APIG) y la agencia AFP.

La Autoridad de la Competencia de Francia había instado al buscador a negociar “de buena fe” con los editores de prensa amparándose en la ley francesa en vigor desde el 24 de octubre pasado, que transpone la directiva europea sobre los derechos conexos de abril de 2019.

Por esa razón, la posición de la justicia francesa podría tener consecuencias indirectas también en otros países europeos.

El Tribunal de Apelación de París confirmó el análisis de la Autoridad de la Competencia en el sentido de que los editores de prensa tienen un muy elevado nivel de dependencia de Google para el tráfico de visitantes a sus páginas web (entre un 26 y un 90 %, según un estudio de la publicidad).

Y que a la vista de esa dependencia, no pueden permitirse el lujo de prescindir de esa aportación por sus dificultades económicas.

Google recurrió ese dictamen de la Autoridad de la Competencia ante la justicia, pero al mismo tiempo abrió discusiones con la AGIP.

A ese respecto, antes incluso de que se hiciera pública la sentencia del Tribunal de Apelación de París, el gigante estadounidense hizo notar que esas negociaciones “han evolucionado positivamente en las últimas semanas”.

Una evolución confirmada por el responsable de la negociación por la APIG, Pierre Louette, que certificó que “Google acepta el principio de la remuneración para las cabeceras de prensa y por tanto hace realidad los derechos conexos”.

Por su parte, el “número uno” de Google en Francia, Sébastien Missoffe, indicó que su empresa quiere “apoyar el periodismo y asegurar que el mayor número posible de personas pueden seguir accediendo a contenidos de calidad”.

Edición: Catalina Guerrero

“El contenido del sitio refleja exclusivamente el punto de vista del autor. La Comisión Europea no es responsable del uso que pueda hacerse de la información contenida en el mismo”.

 

“El proyecto fue cofinanciado por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) en el marco de la convocatoria de propuestas GR/002/19. “Apoyo a las actividades de sensibilización sobre el valor de la propiedad intelectual y los daños causados por la falsificación y la piratería (2019/C 181/02)”. La EUIPO no participó en su preparación y no es en modo alguno responsable de la información o las opiniones expresadas en el marco del proyecto, ni se considera vinculada a ellas. Los autores, las personas entrevistadas, los editores o los distribuidores del programa son los únicos responsables de ellos, de conformidad con la legislación aplicable. Además, la OEPI no puede ser considerada responsable de ningún daño directo o indirecto resultante de la ejecución del proyecto”.

Supported by

EUIPO