Felipe VI apoya a los empresarios españoles en Cuba y defiende la democracia ante Díaz-Canel

Felipe VI apoya a los empresarios españoles en Cuba ante sus "dificultades"

El rey de España, Felipe VI (d), se toma fotografías con la colectividad española en el país este miércoles, en La Habana (Cuba). Felipe VI expresó este miércoles en La Habana su total apoyo a los empresarios españoles con intereses en Cuba por la tarea que realizan y ante las "dificultades actuales" y condiciones adversas a las que tienen que hacer frente. EFE/ Ernesto Mastrascusa POOL

La Habana (EuroEFE).- Felipe VI expresó este miércoles en La Habana su total apoyo a los empresarios españoles con intereses en Cuba por la tarea que realizan y ante las “dificultades actuales” y condiciones adversas a las que tienen que hacer frente. Posteriormente, en una cena de gala, Felipe VI defendió la democracia ante el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, y subrayó que es el propio pueblo cubano el que debe decidir sobre su futuro.

Unas dificultades que ha dicho que en España se tienen muy presentes y ante las que aseguró que las autoridades españolas están trabajando para aliviar su impacto.

El rey trasladó este mensaje en la segunda jornada de actividades de la visita de Estado a Cuba que realiza junto a la reina Letizia y que comenzaron con una visita al lugar donde nació La Habana y a los palacios más emblemáticos que lo rodean en vísperas de la conmemoración de los 500 años de la ciudad.

Una visita histórica: los reyes de España viajan a Cuba

Madrid (EFE).- La visita de máximo nivel que los reyes van a hacer a Cuba desde este lunes va a suponer un hito en el vínculo de España con su antigua colonia al ser la primera que un monarca protagonice …

Fue después de esa visita cuando se desplazaron al Gran Teatro de la Habana para ofrecer una recepción a los españoles residentes en la isla y en la que Felipe VI tuvo la primera intervención pública de este viaje de Estado.

A ellos se dirigió para subrayar que son “la viva presencia de España en Cuba”, una nación a la que calificó de “hermana y amiga” y “país de acogida y arraigo” que cuenta con unos 140.000 españoles.

Un apartado especial de sus palabras lo dedicó a los empresarios, con algunos de cuyos representantes tiene previsto reunirse en esta jornada en La Habana.

Reconoció que estos empresarios desempeñan su tarea en condiciones “no siempre fáciles”.
“La reina y yo queremos mostraros nuestro total apoyo (…) No ignoramos las dificultades actuales a las que hacéis frente y que tenemos muy presentes”, añadió.

No se refirió en concreto a ninguna de ellas, pero los empresarios españoles vienen expresando los problemas que les genera la deuda que tiene con ellos el Gobierno cubano así como la repercusión que tienen en el turismo las medidas restrictivas de Estados Unidos.

España, principal socio comercial de la Unión Europea en Cuba

En ese contexto, el rey recordó que España es el principal socio comercial de la Unión Europea en Cuba, llegando a exportar la mitad de lo que exporta la totalidad de los socios comunitarios, y que también es el principal inversor turístico en la isla.

“Mas de 70 hoteles españoles se han implantado en Cuba. Y todo ello lo han logrado la empresa española y sus empresarios en unas condiciones muchas veces adversas”, añadió el rey.

De ahí que les trasladara un saludo de solidaridad de parte de todos los españoles que aseguró que saben lo mucho que han construido en La Habana.

El rey, ante unos 1.200 invitados, recalcó que muchos españoles vieron en la emigración a Cuba una oportunidad ante los momentos duros de la historia de España y que la isla les abrió sus puertas.

Para facilitar la atención consular de los residentes españoles recordó que se está en vías de abrir un segundo consulado en Camagüey y de mejorar las instalaciones del que existe en La Habana.

España y Cuba, un vínculo de hermandad

Tras referirse a la conmemoración de los 500 años de la fundación de la capital cubana, hizo hincapié en que España y Cuba atesoran un especial vínculo de hermandad que se consolidó hasta casi el inicio del siglo XIX.

En ese momento comentó que este jueves, en Santiago de Cuba, rendirá homenaje a los militares españoles caídos en 1898 en la guerra contra Estados Unidos y que murieron “defendiendo los valores por los que lucharon y en los que creyeron”.

“Nada de lo que ocurra en Cuba es ajeno a España, y nada de lo que ocurra en España es ajeno a Cuba. Vosotros -añadió dirigiéndose a los residentes españoles- sois la viva expresión de lo mucho que une a nuestros pueblos”.

En su visita previa al origen de La Habana, los reyes, junto al director de la Oficina del Historiador de la ciudad, Eusebio Leal, iniciaron el recorrido en el Templete, el punto donde en 1519 se celebró el primer cabildo y la misa fundacional junto a una ceiba.

Junto a los reyes estuvieron el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell; el presidente de la Asamblea Nacional, Esteban Lazo, y el alcalde de La Habana, Reinaldo García Zapata.

Los reyes atravesaron el parque de la Plaza de Armas, donde se erige la estatua de Carlos Manuel de Céspedes, padre de la patria cubana.

Al llegar al Palacio de los Capitanes Generales se detuvieron ante su fachada, donde ya cuelga el repostero con el escudo de La Habana que los reyes han regalado con motivo de su histórica visita en una efeméride tan especial como el quinto centenario.

En el patio del edificio y ante la estatua de mármol de Cristóbal Colón, el alcalde habanero entregó a Felipe VI la “Giraldilla”, el símbolo de la capital cubana.

Felipe VI defiende la democracia ante el presidente cubano

Felipe VI defendió este miércoles la democracia ante el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, porque considera que es como mejor se defienden los derechos humanos, y subrayó que es el propio pueblo cubano el que debe decidir sobre su futuro porque “los cambios en un país no pueden ser impuestos”.

El rey de España trasladó este mensaje en su intervención en la cena que ofreció al presidente de Cuba, que estuvo acompañado por su esposa, Lis Cuesta, con motivo de la visita de Estado que realiza a la isla junto a la reina Letizia.

Resaltó el monarca que es necesario la existencia de instituciones que representen a todos los ciudadanos y que éstos puedan expresar por sí mismos sus preferencias y encontrar en ellas “el adecuado respeto a la integridad de sus derechos, incluyendo la capacidad de expresar libremente sus ideas, la libertad de asociación o la de reunión”.

En esa línea, recalcó que una lección segura que se extrae de la historia es que la evolución, la adaptación y el cambio son inevitables.

“Nada queda congelado en el tiempo, y quien se resiste a su paso pierde la oportunidad de colaborar en el diseño de ese futuro que ya está naciendo o, más aún, que ya está aquí”, añadió

El rey Felipe VI durante su intervención en la cena ofrecida por los monarcas españoles al presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel (i), este miércoles en el Palacio de los Capitanes Generales de La Habana. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Fue entonces cuando defendió que el futuro del pueblo cubano deben dilucidarlo ellos mismos.

“Los cambios -precisó- no pueden ser impuestos, tienen que nacer de dinámicas internas. Pero de la misma manera que no puede tener éxito un cambio que no emane del interior de las fuerzas sociales y políticas de un país, es igualmente cierto que el cambio no traerá consenso y bienestar si no representa la voluntad de la ciudadanía”.

También destacó el rey que en la actualidad ningún país puede permitirse vivir aislado y corresponde a las autoridades dar a los ciudadanos la oportunidad de viajar y recibir a gente de otros países.

De la misma forma cree que los ciudadanos deben acceder a nuevas tecnologías y tener normas que permitan el pleno desarrollo de la creatividad en todos los ámbitos, desde la creación cultural a la generación de iniciativas empresariales.

El jefe del Estado afirmó que España quiere seguir siendo parte del crecimiento económico de Cuba y ayudar a generar oportunidades, momento en el que destacó la labor que vienen realizando en la isla los empresarios españoles pese a tener que superar “enormes dificultades”.

El rey aludió en repetidas ocasiones a los lazos de todo tipo que unen a España y Cuba y recordó que su país llevó a la isla instituciones, ideas y valores.

Díaz-Canel reivindica el “modelo cubano”

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, reivindicó el modelo cubano que aseguró que está dirigido a conseguir el mayor bienestar para los ciudadanos, un camino que dijo que han elegido los cubanos “por voluntad propia”.

En ella, tras escuchar el discurso previo del rey en el que defendió los derechos humanos y la democracia, el presidente de Cuba recalcó que la sociedad de su país se renueva, evoluciona y avanza preservando al mismo tiempo sus tradiciones y valores y defendiendo sus derechos.

“Nos guían principios claros de independencia y soberanía con la certeza de que es un camino dirigido hacia un mayor bienestar para nuestro pueblo”, añadió.

Se trata, aseguró, de un camino que han elegido los cubanos “por voluntad propia”.

Al mismo tiempo, precisó que, para entender Cuba, sus sueños y lo que hacen es necesario comprender a todo lo que les condena el “injusto” bloqueo norteamericano.

Fue entonces cuando mostró el aprecio de Cuba al “claro y público respaldo de España contra las injustas sanciones y medidas coercitivas unilaterales con carácter extraterritorial impuestas a Cuba por el Gobierno de Estados Unidos y que tanto daño -dijo- provocan a la economía y al comercio”.

Díaz-Canel alabó asimismo que España haya asumido posiciones constructivas que han favorecido la relación de Cuba con la Unión Europea y que sea el principal socio comunitario de la isla y su inversor más relevante.