Comienza el reclutamiento de la guardia fronteras europea, primer cuerpo uniformado de la UE

Frontex

Un agente de la policía federal alemana, en la cubierta de la embarcación "Uckermark", durante una operación de apoyo a la agencia europea de Control de Fronteras (Frontex), en el puerto de Vathí, en la isla de Samos, Grecia, el 1 de marzo de 2016. EFE/CHRISTIAN CHARISIUS

Varsovia (EuroEFE).- Frontex, la Agencia Europea de Control de Fronteras, comenzó este jueves la campaña de reclutamiento para formar el que será el primer servicio uniformado de Europa: el cuerpo permanente de la Guardia Europea de Fronteras y Costas.

Este cuerpo, que trabajará bajo bandera de la Unión Europea (UE), se encargará del control de fronteras y de inmigración en apoyo a los países de la UE, según informó Frontex en un comunicado.

El cuerpo contará inicialmente con 700 agentes, que disponen hasta el próximo 16 de diciembre para presentar su candidatura.

La Guardia Europea de Fronteras y Costas deberá contar con 5.000 guardias en 2021, para aumentar a 10.000 en 2027, en un claro avance hacia una política de control fronterizo común.

“Hoy es un día especial para nuestra agencia, ya que por primera vez Frontex contará con su propio servicio uniformado bajo la bandera de la Unión Europea”, dijo el director ejecutivo de Frontex, Fabrice Leggeri.

“Podremos ayudar con nuestros agentes y equipos a los Estados miembros de la UE que afronten desafíos en sus fronteras”, añadió.

Antes de que los guardias fronterizos bajo bandera europea puedan comenzar su trabajo, cada uno tendrá que completar seis meses de formación y someterse a una serie de pruebas para garantizar su capacidad, subraya la agencia.

Se espera que los primeros guardias fronterizos del cuerpo de Frontex sean desplegados a partir de enero de 2021.

Frontex funciona hasta ahora gracias a la cesión de personal y de equipo que hacen los países de la UE, algo que cambiará con la creación de su propio cuerpo de agentes de fronteras.

Además, Frontex tendrá un presupuesto para adquirir su propio equipo, como buques, aviones y vehículos.

Actualmente la Agencia Europea de Control de Fronteras cuenta con una red de 1.300 agentes cedidos por los cuerpos y fuerzas de seguridad de diferentes países, operativos en las zonas fronterizas donde se registra un mayor flujo de inmigración ilegal.

La inmigración ilegal hacia España repuntó en septiembre, según Frontex

Unos 17.200 inmigrantes llegaron en septiembre a la UE, un 14% más que en agosto, de los cuales más de 2.400 tuvieron como destino España, donde el número de ilegales detectados aumentó un 12% en relación con agosto, informó este miércoles Frontex.

En los primeros nueve meses de 2019, el número de inmigrantes irregulares que llegaron a la UE a través de las cuatro principales rutas migratorias fueron 88.200, un 19% menos que en el mismo periodo del año anterior, principalmente debido a una menor presión migratoria en la ruta del Mediterráneo Central, la que se dirige a Italia.

En ese mismo periodo, la llamada ruta del Mediterráneo Occidental, que llega a España, registró alrededor de 17.800 ilegales, aproximadamente menos de la mitad de los detectados en los nueve primeros meses de 2018, según Frontex (Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas), cuya sede está en Varsovia.

Los nacionales de Marruecos, Guinea y Mali representan el mayor número de llegadas en España en lo que va de año y los provenientes de países subsaharianos representan ya más de las tres cuartas partes de todos los que arribaron a territorio español.

Junto al incremento mensual registrado este septiembre en España, el número de inmigrantes que llegaron a Italia ese mismo mes también creció y fue de aproximadamente 2.280, un 16% más que en septiembre del pasado año.

Sin embargo, el número total de migrantes que llegaron a Italia en los primeros nueve meses de 2019 descendió más de un 50% con respeto al mismo periodo de 2018, hasta situarse en unos 9.700.

En lo que va del año, los tunecinos y eritreos fueron las dos nacionalidades más representativas de entre los inmigrantes irregulares que llegaron a Italia.

En Grecia se registraron en septiembre 11.500 llegadas irregulares a través de la llamada ruta del Mediterráneo Oriental, un 16% más que en agosto de 2018.

También el número de llegadas en los nueve primeros meses del año creció, en este caso un 22%, y se situó en 50.600, fundamentalmente por el aumento significativo a través de las fronteras terrestres con Turquía.

Los sirios y los iraquíes se mantienen como las dos principales nacionalidades en llegar a Grecia a través de la ruta del Mediterráneo Oriental.

La principal ruta migratoria a través de los Balcanes Occidentales, desde Serbia hasta Hungría y Croacia, sigue viendo un bajo número de migrantes irregulares, mientras que la ruta paralela a través de Albania, Montenegro y Bosnia está registrando este verano una mayor presión migratoria, según Frontex.

Edición: Catalina Guerrero