El impacto de la pandemia a medio y largo plazo, en la mira de la OTAN

EFE/EPA/SASCHA STEINBACH

Bruselas (EuroEFE).- Los ministros de Defensa de la OTAN tratarán este miércoles en una videoconferencia sobre la cooperación para combatir la pandemia de coronavirus y empezarán a evaluar el impacto a medio y largo plazo, que incluye estudiar cómo reducir la dependencia de los equipos médicos producidos en otros países.

“Empezaremos a mirar las consecuencias a medio y largo plazo. Es demasiado pronto para concluir ese trabajo ahora, pero creo que es obvio que una de las lecciones que todos tenemos que aprender es sobre la importancia de la resiliencia”, dijo este martes el secretario general de la Alianza, Jens Stoltneberg, en una rueda de prensa telemática.

Con un solo punto en la agenda de los ministros, la crisis de la COVID-19, Stoltenberg señaló que los aliados deben plantearse “si somos demasiado dependientes” de la producción de material médico, trajes protectores o medicamentos, que vienen del exterior, así como “si debemos producir más de estos equipos en nuestros propios países y también la cuestión de las existencias”.

El político noruego recordó que la resiliencia está consagrada en el artículo 3 del tratado fundacional de la Alianza, y que “la resiliencia nacional es responsabilidad de la OTAN”, por lo que la organización da a los países “requisitos de referencia, directrices”, incluyendo sobre aspectos como “la salud o bajas masivas”.

“Todos estos asuntos incluyen cómo asegurarnos de que tenemos los equipos médicos necesarios. Será parte de las lecciones que saquemos de esta crisis”, afirmó Stoltenberg.

Cooperación entre aliados

En paralelo, los ministros analizarán los esfuerzos de cooperación para combatir el coronavirus y examinarán los próximos pasos.

 

Hace dos semanas, los ministros aliados de Exteriores pidieron al mando militar de la OTAN crear un grupo de trabajo para acelerar el apoyo a los países para lidiar con la pandemia.

Así, los aliados han estado colaborando entre sí para enviar por avión suministros críticos desde diversos puntos del globo y se han distribuido ya cientos de toneladas de equipos médicos.

En el caso de España, ha recibido respiradores de Alemania, material médico de Turquía y equipos de protección de Luxemburgo dentro del programa de asistencia de la OTAN.

Al mismo tiempo, Stoltenberg aseguró que las tareas principales de la Alianza se mantienen pese a la crisis sanitaria, y que continúa cumpliendo sus funciones de defender, disuadir y dar seguridad a cerca de mil millones de ciudadanos.

“Seguimos trabajando para que esta crisis sanitaria no se convierta en una de seguridad. Y para estar mejor preparados para próximas crisis que lleguen”, explicó.

“Nuestras fuerzas permanecen dispuestas y nuestro trabajo continúa. Desde nuestros batallones en el Este de Europa a nuestras patrullas aéreas y despliegues marítimos. De Afganistán a Kosovo”, comentó.

 

Sobre la reducción de las actividades de la misión de formación en Irak, Stoltenberg dijo que no se debe al coronavirus sino que guarda relación principalmente con la situación de la seguridad sobre el terreno, y aseguró que tratarán de volver a la normalidad “tan pronto como las condiciones lo permitan”.

“Hemos implementado medidas preventivas para nuestro personal y soldados, pero continuamos nuestras operaciones durante la crisis coronavirus”, garantizó.

Lucha contra la desinformación

Otro asunto que volverán a tratar los ministros es el de la desinformación, ya que “hemos visto a actores estatales y no estatales tratando de sacar provecho de la pandemia expandiendo narrativas falsas y perjudiciales” y “tratando de dividirnos”.

Por ello, consideró que los aliados tienen que trabajar juntos estrechamente para “identificar, controlar y desenmascarar esos esfuerzos”, y subrayó que “una prensa abierta y transparente es el mejor baluarte contra la desinformación y la propaganda”.

Cómo reconocer y evitar que se extiendan bulos del COVID-19

Las afirmaciones falsas “se están propagando más rápido que el virus”, asegura la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ya habla de “infodemia de proporciones planetarias”. Las principales plataformas digitales trabajan para limitar su alcance, pero ¿cómo reconocer un …

 

Preguntado por si la OTAN daría apoyo médico urgente a Rusia, Stoltenberg respondió que no ha habido tal petición de ese país.

“Países de todo el mundo se ven afectados, es un reto común que afrontamos juntos”, agregó, y elogió los esfuerzos de los aliados, que se están prestando unos a otros ayuda al no estar atravesando todos el pico de la pandemia al mismo tiempo.

Para Stoltenberg, las consecuencias de esta emergencia sanitaria son difíciles de medir pero “dependerán de lo que dure” la crisis.

Mientras, pidió “asegurarnos de que seguiremos siendo capaces de seguir defendiéndonos de cualquier amenaza”.

Editado por Miriam Burgués