España, tercera en participación en los nuevos proyectos europeos de defensa

A400M

Imagen de archivo de un avión de transporte militar europeo A400M, en cuya fabricación participa España. [EFE-EPA]

Madrid (EuroEFE).- España ocupa el tercer lugar, solo por detrás de Francia e Italia, en cuanto a la participación de sus empresas e instituciones en proyectos de interés militar financiados por la Unión Europea (UE), según el director general de Armamento y Material del Ministerio de Defensa, el almirante Santiago Ramón González Gómez.

González Gómez y otros responsables del Ministerio participaron este viernes, en la sede de la Comisión Europea, en la primera edición del “Foro Invierte” organizado para dar a conocer las fuentes de financiación que la UE ha puesto a disposición de las empresas tecnológicas, a través especialmente del Fondo Europeo de Defensa (EDF, en inglés) creado en 2017, para desarrollar una industria europea de la defensa.

“España ha pasado en pocos años de ser un país mayoritariamente usuario de sistemas de defensa extranjeros a ser capaz de planear, diseñar, desarrollar, fabricar y mantener sistemas de armas complejos”, ha destacado González Gómez.

La industria de defensa española, ha añadido, “goza de buena salud, con una tendencia a la mejora y al crecimiento”, y “produce un elevado retorno para todo aquel que invierte en este sector”, 2,5 euros por cada euro invertido. Ahora hay que “buscar sinergias y compartir esfuerzos con las industrias de nuestros socios y aliados”.

Dado su peso relativo en la economía europea, España, según González Gómez, “tiene la responsabilidad de jugar un papel relevante en la definición de la nueva industria europea de defensa”.

Borrell: Europa invierte "rematadamente mal" en defensa

Madrid (EuroEFE).- El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, aseguró este miércoles que Europa invierte “rematadamente mal” en defensa, ya que lo hace cada país de manera unilateral y sin coordinación con los demás, por lo que apostó por …

Se trata de una de las prioridades estratégicas de la nueva Comisión que preside la exministra alemana de Defensa Ursula von der Leyen.

Según González Gómez, “la experiencia adquirida en la convocatoria de 2019 ha supuesto que empresas españolas estén presentes en el 40% de los proyectos presentados a la Comisión Europea. Catorce empresas nacionales han presentado un total de 17 proyectos, cinco de ellos liderados por España” y “todos han sido apoyados por el Ministerio de Defensa”, ha resumido.

“Si se suman los proyectos de la Cooperación Estructurada Permanente (la llamada PESCO), España figura en tercer lugar por el nivel de su participación, solo por detrás de Francia e Italia”, ha indicado el almirante, quien ha subrayado que “es responsabilidad de todos aprovechar al máximo las oportunidades de cofinanciación del Fondo Europeo de Defensa”.

Por su parte, otro de los intervinientes en el foro, el director general de Asuntos Económicos del Ministerio de Defensa, general José Luis Ruiz Sumalla, ha resaltado como uno de los objetivos del EDF “mitigar los efectos perversos que tiene la fragmentación nacional”, y ello a través de dos vías: actuando juntos y aunando objetivos.

La UE ofrece al Reino Unido la participación limitada en sus misiones de Defensa

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) negociará con el Reino Unido su participación puntual en misiones internacionales y en proyectos de Defensa en el marco de su futura relación tras el Brexit al término del actual periodo de transición que …

A este respecto, ha advertido, en el sector de defensa actualmente el 80% de la contratación y el 90% de la inversión en investigación y desarrollo se hacen nacionalmente. Por lo que respecta a la dispersión de objetivos, ha señalado que los países de la UE suman 178 sistemas de armas, cuando en Estados Unidos, primera potencia militar del mundo, solo existen 30.

Ruiz Sumalla ha reconocido que de momento el “peso específico” de la financiación europea para este sector “es relativamente bajo”, dado que el presupuesto comunitario prevé inyectar solo 1.857 millones de euros anuales, y únicamente para las fases de investigación y desarrollo, comparados con una inversión del Ministerio de Defensa español que puede llegar a los 3.500 millones anuales, o con los 60.000 millones que suman el conjunto de los países de la UE.

Ahora bien, ha puntualizado, “la importancia de la iniciativa es que servirá de banderín de enganche para facilitar la participación posterior en los grandes programas de producción (de sistemas de defensa) europeos y nacionales”.

El director de la Representación de la Comisión Europea en España, Francisco Fonseca, anfitrión del encuentro, ha destacado la “inmensa ventana de oportunidad” que se ha abierto “para que la industria española se sitúe en el centro de la actividad del nuevo Fondo Europeo de Defensa”.

Entre todos, se puede “alcanzar la masa crítica que es necesaria para seguir haciendo lo que nos piden los tratados, que es defender nuestros valores y nuestros intereses”, ha dicho.