Cada vez es más difícil preservar el pacto nuclear con Irán, según la UE

El presidente iraní, Hassan Rouhani, interviene ante la 74 Asamblea de la ONU, en Nueva York

El presidente iraní, Hassan Rouhani, interviene ante la 74 Asamblea de la ONU, en Nueva York [EFE-EPA]

Naciones Unidas (EuroEFE).- La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, reconoció este miércoles que cada vez resulta más “difícil” preservar el acuerdo nuclear con Irán pese a que las partes que continúan en el pacto siguen comprometidas con él tras la salida de Estados Unidos.

Mogherini, que como representante de la Unión Europea presidió una reunión de las potencias que continúan en el acuerdo (Irán, Rusia, China, Francia, Alemania y el Reino Unido), explicó que todas las partes confirmaron su “determinación para continuar todos los esfuerzos para preservar el acuerdo”.

Sin embargo, la diplomática italiana reconoció no poder esconder que eso es “cada vez más difícil” y llamó a Irán a dar marcha atrás a su decisión de incumplir el pacto con el desarrollo de nuevas actividades atómicas.

Mogherini insistió en que todos los pasos dados hasta ahora por Teherán “son reversibles” y recordó que proteger el acuerdo nuclear va en “interés de todos”.

La representante europea no quiso comentar los intentos liderados por Francia para lograr negociaciones entre Estados Unidos e Irán, pero dio la bienvenida a todos los esfuerzos para “abrir canales de diálogo”.

Las potencias europeas, que de entrada se movieron rápidamente para tratar de conservar el acuerdo nuclear tras la ruptura por parte de Estados Unidos, han comenzado en las últimas semanas a distanciarse más y más de Irán.

El país persa, asfixiado por las sanciones estadounidenses, comenzó este verano a violar el pacto en respuesta a las medidas de Washington y ha acusado a Europa de no hacer los suficiente para contrarrestar los castigos del Gobierno de Donald Trump.

La tensión se ha disparado recientemente con los ataques contra refinerías de petróleo de Arabia Saudí, una acción de la que tanto EE.UU. como Alemania, Francia y el Reino Unido han responsabilizado a Irán.

Europa, en su papel de mediadora 

Frente al llamamiento del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a actuar contra Irán tras los ataques a refinerías saudíes, Europa trata de usar las reuniones de sus líderes en Naciones Unidas para mediar en un acercamiento entre los dos países.

“Todas las naciones tienen el deber de actuar. Ningún gobierno responsable debería satisfacer el deseo de sangre de Irán”, dijo Trump en su discurso ante la Asamblea General de la ONU.

El mandatario estadounidense utilizó su intervención ante el resto de líderes internacionales para reclamar más presión sobre Teherán y para dejar claro que su país no va a aliviarla.

“Mientras Irán continúe con su comportamiento amenazante, no levantaremos nuestras sanciones, sino que las aumentaremos”, prometió  Trump.

El magnate neoyorquino había alimentado durante semanas la posibilidad de reunirse en Nueva York con el líder iraní, Hasan Rohaní, una cita que sería histórica pero que parece haberse esfumado con los ataques contra refinerías saudíes, de los que Washington culpa al país persa.

La hora de negociar

Pese a ello,  Trump se negó este martes a cerrar la puerta totalmente: “A ellos les gustaría negociar. (…) Están aquí, nosotros estamos aquí, pero no hemos acordado eso por ahora”, dijo en declaraciones a los periodistas.

Francia, como ya hizo en el G7 de Biarritz, sigue tratando de auspiciar un acercamiento Washington-Teherán y el presidente galo, Emmanuel Macron, insistió ante la ONU en que “es hora de reanudar las negociaciones”.

Macron, que en la víspera ya se entrevistó con Rohaní, volvió a hacerlo este martes y esperaba poder verse también con Trump.

La alemana Angela Merkel y el británico Boris Johnson, los líderes de las otras dos potencias europeas firmantes del acuerdo nuclear de 2015 con Teherán, también tratan de mediar entre bambalinas durante su estancia en Nueva York para salvar ese pacto o algún entendimiento que aleje a Irán del arma atómica y mantenga la paz en Oriente Medio.

Europa, más lejos de Irán

Los ataques contra Arabia Saudí, sin embargo, han hecho mella en la relación de los europeos con el régimen iraní.

El lunes, Francia, Alemania y el Reino Unido culparon a Teherán de los ataques y su defensa del pacto nuclear parece algo menos apasionada que hace un año, cuando la Unión Europea anunció en la ONU medidas concretas para proteger el acuerdo ante la salida estadounidense.

Rohaní, en un comunicado, calificó de “infundadas” las acusaciones y recordó a los europeos su “responsabilidad” a la hora de proteger el pacto nuclear.

Asfixiado por las sanciones estadounidenses, Irán está insatisfecho con Europa al considerar que no está haciendo lo suficiente.

Por su parte, el presidente español, Pedro Sánchez, pidió en una bilateral con Hasan Rohaní que Irán que no se descuelgue del acuerdo nuclear y haga todos los esfuerzos posibles por mantenerse en él.

Este miércoles, ministros de Exteriores de China, Francia, Alemania, Rusia, el Reino Unido e Irán -los países que firmaron el acuerdo nuclear junto a EE.UU.- tiene prevista una reunión, mientras que Rohaní protagoniza la sesión de este día de la Asamblea General con un esperado discurso.

Rohaní urge a Europa a cumplir con el acuerdo nuclear

Por su parte, Rohaní urge a Europa a cumplir con sus compromisos del acuerdo nuclear de 2015.

En una reunión con el primer ministro británico, Boris Johnson, al margen de la Asamblea General de la ONU, Rohaní instó a que Europa ponga “en práctica sus compromisos”, informó la Presidencia iraní en un comunicado en Teherán.

Entre estos compromisos, el mandatario iraní hizo hincapié en el mecanismo para facilitar el comercio con Irán Instex, que -subrayó- debe ponerse en marcha “tan pronto como sea posible”.

Irán está insatisfecho con Europa al considerar que, tras la retirada de EEUU del pacto, no está haciendo lo suficiente para garantizar sus intereses económicos derivados del acuerdo, que limita el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

Debido a las sanciones estadounidenses y a la incapacidad en contrarrestarlas del resto de firmantes del pacto (Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania), las autoridades iraníes han dejado en los últimos meses de cumplir varias de sus obligaciones nucleares, como son los límites al almacenamiento y el enriquecimiento de uranio.

Por el momento, parece que la comunidad internacional coincide en que es necesario evitar un gran conflicto en el Golfo, una guerra “cuyas consecuencias el mundo no puede permitirse”, defendió el secretario general de la ONU, António Guterres.

Por Mario Villar (edición: Catalina Guerrero)

Para saber más: 

► Los países de la UE respaldan el acuerdo nuclear con Irán frente a la posición de Trump