La UE pide respetar el embargo de armas a Libia tras la oferta militar turca

Libia

Imagen de archivo de un grupo de militares, que se preparan para ir a la línea de combate en Trípoli (Libia). [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, insistió este lunes en la necesidad de que todos los países cumplan el embargo de armas impuesto por la ONU a Libia después de que Turquía haya abierto la puerta a entregarle apoyo militar.

“Todos los miembros de la comunidad internacional deberían observar y respetar el embargo de armas de la ONU”, indicó un portavoz de Borrell en un comunicado.

El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, recalcó este domingo el derecho de su país a ofrecer ayuda militar a Libia y rechazó las críticas al acuerdo de cooperación firmado con el Gobierno de Trípoli reconocido por la ONU.

“Si es necesario, ampliaremos la dimensión militar del acuerdo (con Libia) y evaluaremos todas sus posibilidades por mar, tierra y aire”, afirmó el presidente.

Esa declaración se produce después de que Turquía y el Gobierno del Acuerdo Nacional libio, con sede en Trípoli, firmaran en noviembre un documento que delimita las zonas de interés económico.

El pacto, que según la UE viola ley internacional, abre la puerta a que Ankara le suministre ayuda militar en el conflicto armado contra el mariscal Jalifa Hafter, que desde Tobruk controla gran parte del país.

Esfuerzo por alcanzar una solución pacífica al conflicto

Ante la escalada de la tensión en Libia, especialmente alrededor de Trípoli, Borrell volvió a llamar a todas las partes a “cesar todas las acciones militares y retomar el diálogo político”.

“No hay solución militar a la crisis en Libia. La única manera de solucionarla debe ser política, negociada sobre la base de las propuestas presentadas recientemente por las Naciones Unidas”, enfatizó.

Recordó que la UE “respalda firmemente” al representante especial de Naciones Unidas, Ghassan Salamé, y el proceso de Berlín -en referencia a los esfuerzos diplomáticos que ha llevado a cabo en esa ciudad junto a diferentes socios internacionales, entre ellos Turquía- como “el único camino para relanzar el proceso político libio y reconstruir una Libia pacífica, estable y segura”.

“Todos los participantes del proceso de Berlín deben implicarse constructivamente para lograr una resolución pacífica al conflicto, que preserve la soberanía libia y sea negociada en interés de todos los libios”, subrayó Borrell.

Aseguró además que está comprometido a reforzar los esfuerzos diplomáticos de la UE en ese sentido y a seguir contactando a los socios internacionales.