La UE quiere apuntalar su cooperación con la OTAN y ser más independiente en defensa

La UE quiere apuntalar su cooperación con la OTAN y ser más independiente en defensa

Bucarest (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) quiere potenciar la cooperación de sus Estados miembros que forman parte también de la OTAN y ganar en responsabilidad a la hora de hacerse cargo de su propia seguridad, como parte de su estrategia de refuerzo en Defensa, dijo este jueves el ministro belga de Exteriores, Didier Reynders.

“La voluntad es ir realmente hacia un refuerzo de una colaboración europea en el interior de la OTAN, que podamos asumir cada vez más nuestra seguridad en el continente europeo”, así como en el entorno mediterráneo y en el este, indicó Reynders a la prensa a su llegada a una reunión informal de ministros de Defensa de la UE.

Los ministros europeos abordan en este encuentro el futuro de la Defensa europea, que se han propuesto reforzar en los dos últimos años con varias iniciativas como un fondo europeo de inversión militar, proyectos concretos de colaboración entre varios países a través de la llamada cooperación permanente estructurada (PESCO) o también mediante más concertación con la Alianza Atlántica.

Reynders explicó que, dentro de ese apartado, la UE busca “reforzar el pilar europeo en el seno de la OTAN”, un asunto que el miércoles por la noche abordaron los ministros con el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, en una cena previa a la reunión de hoy.

A la entrada a esa cena, Stoltenberg celebró los esfuerzos europeos por integrar más su Defensa y aumentar el gasto militar, pero advirtió de que esas iniciativas no deben “competir” sino “complementar” a la OTAN.

Preguntado por la operación naval europea Sofía contra el modelo de negocio de los traficantes de seres humanos en el Mediterráneo central, en prórroga técnica hasta finales de marzo, Reynders dijo que “vamos a trabajar para encontrar juntos una solución”.

Italia había planteado dudas sobre la continuación de la misión al pedir una alternativa a que los buques de Sofía que rescaten a inmigrantes en el mar los desembarquen en puertos italianos.

Sus reticencias hicieron tambalear el futuro de la operación, cuyo mandato concluía el 31 de diciembre pero fue prolongado tres meses.

El ministro belga confió en que “podamos seguir interviniendo, sobre todo para seguir luchando contra el tráfico (de seres humanos). Ése era el objetivo inicial de la misión. Y socorrer también, cuando sea posible, a los inmigrantes que corren un riesgo grave en el Mediterráneo”, comentó.

Para saber más:

El “brexit” es una oportunidad para que la UE avance en defensa, según eurodiputado de C’s