España pide a la UE que no se ponga “de perfil” en cuestiones humanitarias

Un refugiado se cubre con una manta mientras trata de pasar a la frontera griega en Edirne (Turquía). EFE/Sedat Suna

Zagreb (EuroEFE).- La ministra española de Defensa, Margarita Robles, instó este miércoles a la Unión Europea a no situarse “de perfil” ni “dejar a un lado” las cuestiones humanitarias en conflictos como el que viven los ciudadanos sirios o las personas que tratan de atravesar el Mediterráneo central desde Libia.

“He dicho que Europa, aun siendo muy consciente de la situación que vive, no puede dejar las cuestiones humanitarias de lado”, indicó Robles a Efe sobre su participación en la reunión semestral informal de los ministros de Exteriores de la UE, en la que defendió además la labor de la operación europea “Sofía” en el Mediterráneo central.

El fin de “Sofía”

Esa misión, que nació en 2015 principalmente para luchar contra las mafias migratorias en el Mediterráneo central, no será prolongada más allá de este mes por el desacuerdo entre Estados miembros como Italia, que se negaba a seguir aceptando en sus puertos, por su proximidad a la zona de operaciones, a más personas que circunstancialmente los barcos de “Sofía” rescataran.

“España estaba firmemente comprometida en la operación ‘Sofía’ (…) porque ha realizado un trabajo ímprobo durante todo este tiempo, con muchas intervenciones de todo tipo que han hecho que se salvara la vida en el mar a 44.000 personas”, subrayó Robles, quien precisó además que buques españoles hicieron hasta 82 intervenciones y que salvaron del mar a 14.000 personas.

Lamentó que “Sofía”, que va a ser sustituida por otra misión naval comunitaria que esta vez estará centrada sobre todo en ayudar a hacer cumplir el embargo de armas a Libia decretado por la ONU, vaya a concluir “sin poner suficientemente en valor lo que se ha hecho”.

Robles reconoció que “a España le hubiera gustado más la continuación de ‘Sofía’ en los términos en los que estaba definida”, y confesó que ahora están “expectantes” sobre cómo se va a concretar la nueva operación, de momento en un estado embrionario.

Según el acuerdo político al que llegaron los Veintisiete en febrero, su objetivo primordial será evitar la entrada de armas en Libia mientras que la lucha contra el tráfico de personas en el Mediterráneo quedará en segundo plano.

Otra novedad es que se suspenderá la participación de barcos en la misión si se constata un “efecto llamada”, si hay más migrantes que se aventuran al mar al saber que vuelve a haber navíos que los pueden rescatar.

Robles destacó en cualquier caso que España interviene en estos momentos en todas las operaciones de la UE y que “va a apoyar siempre las propuestas” del alto representante comunitario para la Política Exterior, Josep Borrell, porque “defiende los derechos europeos”.

Aseguró que España, que “ha sido y es un socio serio, comprometido en el ámbito de la UE”, tomará las decisiones oportunas sobre la participación en la nueva operación: “No podemos ser ajenos a lo que pasa en Libia, Libia nos preocupa mucho”, subrayó.

Borrell, por su parte, dijo en la sesión con los ministros que hay que evitar el “cierre en falso” de “Sofía” cuando la misión ha sido un “éxito”, según sus datos: además de las 44.000 personas rescatadas, ha logrado destruir 500 embarcaciones usadas por las mafias y ha puesto a unos 150 presuntos traficantes a disposición policial.

El “drama humano” del conflicto sirio

Robles también se refirió a la crisis migratoria en la frontera ente Grecia y Turquía, más acuciante en los últimos días por el recrudecimiento del conflicto en la región siria de Idlib, en el noroeste del país, donde tropas turcas apoyan a las milicias rebeldes frente a las fuerzas del presidente sirio, Bachar al Asad, que es respaldado por Rusia.

“Desde el punto de vista de los ministros de Defensa no se ha planteado ningún tipo de intervención”, zanjó la titular española, quien añadió que en cualquier caso “Europa no puede quedar al margen de planteamientos humanitarios”.

“No podemos ponernos de perfil ante un drama humano, que es lo que está ocurriendo en este momento en Siria (…). No podemos tratar tampoco a los refugiados como si no fueran personas. Siendo perfectamente conscientes de que hay una situación complicada para Grecia, la UE no puede ponerse de perfil”, enfatizó.

Claves para entender la crisis migratoria en la frontera grecoturca

Estambul (EuroEFE).- La muerte de una treintena de soldados turcos en el norte de Siria la semana pasada ha provocado en Grecia, a 1.300 kilómetros de distancia, una nueva crisis migratoria, en una especie de “efecto mariposa geopolítico”, en el …

 

Preguntada por si teme que el incremento de la violencia en el norte de Siria aumente el riesgo para el contingente español que mantiene desplegada una batería Patriot antimisiles, en apoyo a Turquía en el marco de una misión de la OTAN, Robles respondió que “evidentemente, todas las misiones de paz generan un riesgo”.

“Tenemos hombres y mujeres en sitios como Irak, Afganistán o Malí. Los hombres y mujeres de los contingentes están siempre en una situación de riesgo”, reconoció, al tiempo que dejó claro que la labor de los españoles en la base turca de Incirlik, muy próxima a la frontera siria, es la de “defender precisamente a una población civil de dos millones de personas”.

Para Robles, “una retirada en este momento todavía sembraría más riesgo para la población civil. Es una misión claramente de paz, un compromiso en la línea general que tiene España”, explicó.

“La UE no se puede poner de perfil ante lo que está ocurriendo en Siria, en Libia y en toda la zona”, concluyó, y garantizó que España “siempre está” cuando se trata de misiones de paz en la región.

Editado por Miriam Burgués