Erdogan, Merkel, Macron y Johnson buscan cooperación para Siria y refugiados

EFE/EPA/TOLGA BOZOGLU/ARCHIVO

Ankara (EuroEFE).- Los líderes de Turquía, Alemania, Francia y el Reino Unido acordaron este martes cooperar más para encontrar soluciones a la guerra en Siria y a la crisis de los refugiados, además de actuar unidos contra la expansión del coronavirus.

En lugar de una clásica cumbre, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan; la canciller federal alemana, Angela Merkel; el jefe de Estado francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro británico, Boris Johnson, mantuvieron una teleconferencia.

En un principio, el encuentro iba a celebrarse en Estambul, pero Turquía anunció el viernes pasado que, debido al coronavirus, se celebraría bajo la forma de teleconferencia.

Coronavirus, Siria y refugiados

Los mandatarios evaluaron “las posibilidades de actuar de forma conjunta en la lucha contra el coronavirus”, señaló la presidencia turca en un comunicado tras el encuentro que duró una hora.

Además, se habló de “caminos” para resolver la crisis en Siria y de “métodos” para hacer llegar ayuda humanitaria a Idlib.

Otros temas abordados fueron la crisis de los refugiados en la frontera griega-turca, la situación en el conflicto de Libia, la situación de la Unión Europea (UE) y las relaciones de turco-comunitarias.

“Continuaremos nuestro trabajo para encontrar cuanto antes soluciones, gestionando de forma más activa nuestros mecanismos de cooperación y diplomacia en este proceso difícil un nivel regional y mundial”, señaló el propio Erdogan en su cuenta de la red social Twitter.

Consenso sobre acción conjunta contra el coronavirus

Fuentes de la Presidencia francesa explicaron a la prensa en París que hubo “consenso” sobre la necesidad de afrontar juntos las consecuencias financieras de la crisis causada por el coronavirus.

Los líderes coincidieron en que la ofensiva siria en la provincia de Idlib ha causado una catástrofe humanitaria con cerca de un millón de personas en grandes dificultades.

Por eso, Macron y Merkel prometieron más ayuda humanitaria, siempre en cooperación con Naciones Unidas.

En ese sentido, el presidente francés habría pedido a Erdogan aclarar si quiere mantener su cooperación en Siria exclusivamente con Rusia e insistió en la necesidad de un enfoque global que no solo considere Idlib, en el noroeste de Siria, sino también las zonas en el noreste controladas por Turquía desde otoño pasado.

Crisis de refugiados al margen de Idlib

Además, Francia fue “clara” al señalar que considera la situación de los migrantes en la frontera griego-turca como algo separado del conflicto armado en el norte de Siria, indicaron las fuentes francesas.

Las relaciones entre Turquía y Bruselas se han tensado en las últimas semanas, después de que Ankara abriera su frontera con Grecia a los migrantes que se encuentran en su país.

Turquía acusa a la UE de no hacer nada para respaldar su posición en Siria y demasiado poco para compensar el gasto de Turquía al acoger desde 2011 a más de 3,5 millones de refugiados sirios y otros migrantes.

Miles de migrantes en la frontera

Tras la muerte de una treintena de soldados turcos en Idlib hace tres semanas, Erdogan anunció dejar de impedir la salida de los migrantes hacia la Unión Europea (UE).

Miles de refugiados sirios, iraquíes y afganos, pero también emigrantes de Pakistán, Somalia e incluso Marruecos, se agolparon durante unas dos semanas a lo largo de la frontera terrestre de Grecia, atraídos por el bulo, difundido en redes sociales, de que la UE había abierto sus puertas.

Las autoridades turcas incluso animaban a los refugiados a cruzar de forma clandestina a Grecia, al tiempo que denunciaban la severa respuesta de la policía griega, con cargas de gases lacrimógenos y balas de plástico.

La UE cierra filas con Grecia y exige a Turquía que no aliente la migración a sus fronteras exteriores

Bruselas/Ankara (EuroEFE).- Los países de la Unión Europea (UE) expresaron este miércoles su solidaridad con Grecia ante el creciente número de migrantes y refugiados que tratan de cruzar las fronteras desde Turquía y se mostraron dispuestos a ayudar a las …

Respaldo europeo a Grecia

En este conflicto, las autoridades europeas respaldaron a Atenas y rechazaron la exigencia turca de abrir las fronteras.

Desde hace varios días ya no quedan migrantes a lo largo del río Evros, que separa Grecia y Turquía.

Muchos parecen haber regresado a Estambul u otras ciudades turcas, pero sigue habiendo algunos miles acampados ante el paso fronterizo de Pazarkule, cerca de la ciudad turca de Edirne.

Según explicaron testigos a Efe, la policía turca no solo veta el acceso a la prensa a esta zona, sino también dificulta la salida de quienes viven en este improvisado campamento.

Editado por Miriam Burgués