Europol identifica 715 posibles víctimas de explotación laboral en 21 países

Europol

Vista exterior de la sede de Europol en La Haya, en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- Un total de 715 posibles víctimas de explotación laboral han sido identificadas en dos operaciones conjuntas a nivel europeo coordinadas por Europol y realizadas entre el 14 y el 20 de septiembre pasado en veintiún países de la Unión Europea (UE), entre ellos España, según explicó la organización policial este martes.

En una de las operaciones, encabezada por Países Bajos, las fuerzas del orden de diecinueve países participantes llevaron a cabo inspecciones en varios sectores laborales, entre ellos en salones de manicura, centrando algunas de sus investigaciones en la posible explotación de ciudadanos de origen vietnamita, precisó Europol en un comunicado.

La investigación, que también contó con el apoyo de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex), también se desarrollo en otros sectores que emplean trabajadores con poca cualificación, como ocurre con la industria del transporte y la logística o con el sector de la construcción, según la nota.

Para esta operación, los agentes controlaron 2.921 ubicaciones, 33.741 personas y 12.193 vehículos, lo que llevó a la identificación de 535 víctimas potenciales de explotación laboral, así como a 193 sospechosos de ese delito, y permitió iniciar otras 606 nuevas investigaciones.

Además de Países Bajos y España, participaron en esta operación Austria, Bélgica, Croacia, Chipre, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Lituania, Malta, Polonia, Rumanía, Eslovenia, Eslovaquia, Suecia, Suiza y Reino Unido.

En la segunda operación, las autoridades policiales de siete países europeos, encabezadas por Francia, llevaron a cabo unas jornadas de acción conjunta centradas en la explotación laboral en el sector agrícola, en las cuales identificaron 180 víctimas potenciales y 17 sospechosos de ser explotadores.

En el marco de esta operación se revisó un total de 224 ubicaciones, entre ellas, granjas y viñedos y 81 vehículos.

Los países participantes en esta operación, además de España y Francia, fueron Bulgaria, Chipre, Francia, Italia, Portugal y los Países Bajos.

En el sector agrícola, según alerta Europol en el comunicado, los delincuentes suelen reclutar a sus víctimas en los países de origen, generalmente de las regiones más pobres, para llevarlas a otro país donde acaban siendo explotados.

En esta línea, según señala Europol, los ciudadanos de la Unión Europea son explotados principalmente en el sector agrícola durante todo el año, mientras que los ciudadanos de fuera de sus fronteras se emplean en la producción estacional.

Las dos operaciones movilizaron a una amplia gama de agentes del orden, incluida la policía, guardias de inmigración y de fronteras, inspecciones de trabajo, autoridades fiscales y otros ministerios nacionales respectivos.

Advertencia de Europol: el clima de odio contra minorías puede avivar nuevas formas de terrorismo

Bruselas (EuroEFE).- La atmósfera de animadversión contra algunas minorías en la Unión Europea (UE) puede incitar a la acción a “individuos radicalizados que usan la violencia”. Así inicia la directora ejecutiva de Europol, Catherine de Bolle, el informe sobre tendencias en …