La ONU pide calma y evitar reacciones de violencia contra los migrantes en la frontera greco-turca

Siria

Varios refugiados se calientan junto a una hoguera en Ipsala (Turquía), el 1 de marzo de 2020. [EFE-EPA]

Ginebra (EuroEFE).- El alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, pidió este martes calma ante el creciente flujo de refugiados y migrantes sirios que desde Turquía intentan ingresar en Grecia, y solicitó a ambos países que se abstengan de usar la fuerza contra ellos.

Grandi también reiteró, ante la decisión de Grecia de suspender durante un mes la tramitación de solicitudes de asilo de refugiados sirios, que “ello requeriría procedimientos al nivel de la Unión Europea que aún no han sido iniciados, por lo que pedimos que tomen esto en consideración”.

El portavoz de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Andrej Mahecic, añadió también en Ginebra que en la actual situación “las autoridades deben abstenerse de tomar medidas que puedan aumentar el sufrimiento de los más vulnerables”.

Añadió que la agencia dirigida por Grandi pide a los refugiados y migrantes en la frontera greco-turca que “eviten cualquier acción que pueda amenazar el orden público y la seguridad”.

Subrayó que “los Estados tienen derecho a gestionar sus límites fronterizos y los movimientos en ellos, pero al mismo tiempo deben evitar el uso excesivo o desproporcionado de la fuerza”.

Los refugiados en la frontera turco-griega se preparan para una estancia larga

Doyran (frontera turco-griega), 3 mar (EFE).- Los miles de migrantes dispersos desde hace cinco días a lo largo de la frontera entre Turquía y Grecia están preparándose para una estancia larga, indecisos entre la constatación de que eran mentira los …

Sobre informaciones de presuntas agresiones de la policía griega a migrantes que intentan cruzar la frontera, Mahecic indicó que ACNUR “deplora los incidentes que están ocurriendo, que aumentan el sufrimiento de personas que ya han pasado por muchas situaciones límite”.

Según ACNUR, en el flujo de refugiados y migrantes que intentan llegar a la Unión Europea desde Turquía no sólo hay sirios, sino también afganos, iraníes y sudaneses, entre otras nacionalidades, y al menos el 40 % son mujeres y niños.

Pese a que Turquía asegura que miles de refugiados y migrantes han cruzado la frontera con Grecia en los últimos días, ACNUR estima que sólo 1.400 personas lo hicieron los días 1 y 2 de marzo, en su mayoría por vía marítima con destino a las islas griegas del Egeo (unas 1.200), que en circunstancias normales ya reciben un centenar de migrantes y refugiados diarios.

Sólo un pequeño grupo de unas 200 personas ha cruzado la frontera terrestre entre Turquía y Grecia, mientras que ninguno lo ha hecho a Bulgaria, cuya frontera con el territorio turco sigue cerrada, añadió ACNUR.

Turquía anunció el viernes 28 de febrero que dejaba el paso franco a los migrantes después de que una treintena de sus soldados murieran en un bombardeo de las fuerzas sirias en Idlib, el último bastión donde milicias islamistas, apoyadas por Ankara, resisten al régimen de Bachar al Asad, respaldado por Rusia.

De esa forma, Ankara espera presionar a la UE para que aporte más dinero para atender a los cientos de miles de refugiados sirios que viven en Turquía, en algunos casos desde hace años, y para que apoye su campaña militar en Siria.

A este respecto, la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR) subrayó en un comunicado emitido en Ginebra que los migrantes “no deben ser usados como un arma política” y añadió que la Unión Europea y sus países miembros deben actuar y mostrar solidaridad.

“Es inaceptable que mujeres y niños se vean expuestos a gases lacrimógenos y pongan en riesgo sus vidas en el mar Egeo, y no estaremos callados ante esta desesperada situación humanitaria, que podría empeorar en los próximos días”, destacó el presidente de la FICR, Francesco Rocca.

Añadió que la UE “no puede dar la espalda a Turquía y Grecia” en la actual crisis y “tiene la responsabilidad de proteger y salvar vidas”.

La UE intenta evitar la entrada masiva de refugiados

Bruselas (EuroEFE).- La UE intenta evitar la entrada masiva de refugiados y para ello la diplomacia europea se despliega en Grecia y Turquía. Pero el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, afirma que ya no quiere “el dinero de la UE. …