La UE analiza los ataques turcos en Siria sin descartar sanciones

Turquía

Varios hombres miran la frontera turco-siria mientras el humo se eleva desde objetivos dentro de Siria durante el bombardeo de las fuerzas turcas en la ciudad de Tal Abyad, visto desde el distrito de Akcakale en Sanliurfa, Turquía, 13 de octubre de 2019. EFE / EPA / SEDAT SUNA

Bruselas (EuroEFE).- Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) abordan este lunes la ofensiva lanzada por Turquía contra milicias kurdas en el noreste de Siria, que ya han pedido que cese por su impacto humanitario y en el proceso de paz, y debatirán la posibilidad de imponer nuevas sanciones a Ankara.

En la agenda de la reunión, que se celebrará en Luxemburgo, tratarán también las nuevas prospecciones de hidrocarburos turcas en aguas próximas a Chipre, actividades que ya motivaron el pasado julio medidas restrictivas europeas.

En concreto, suspender las negociaciones con Turquía sobre un acuerdo de aviación, cancelar las reuniones políticas de alto nivel, reducir los fondos destinados al país como Estado candidato a entrar en la UE y restringir los créditos del Banco Europeo de Inversiones.

Frente a la propuesta de Chipre y Grecia de ampliar sanciones por las prospecciones, países como Suecia han pedido ir más allá e, incluso, imponer un embargo de armas a Turquía por su ofensiva en Siria.

En cambio, fuentes diplomáticas constataron que no hay una propuesta conjunta sobre la mesa para sancionar por la operación militar, sino que la línea prioritaria es seguir pidiendo a Ankara que cese esos ataques, que por el momento se limitan a bombardeos aéreos y operaciones especiales, dijeron.

Según dijeron, la intención no es “espantar” a Turquía sino que retome la negociación sobre su conflicto con Chipre y que la relación con la UE no resulte perjudicada.

En cualquier caso, si la UE decide endurecer su postura con Turquía, podría plantear medidas selectivas individuales, un embargo de armas o un veto a la exportación de material de prospección petrolífera, apuntaron.

Otras fuentes europeas defendieron la presión diplomática sobre Turquía y dijeron que habrá “tiempo para reflexionar” sobre otras acciones si la intervención militar continúa.

Otro asunto que preocupa a la UE de la ofensiva turca en Siria es que queden libres presuntos terroristas del Estado Islámico detenidos por los kurdos.

En ese contexto, un alto funcionario comunitario recordó que la decisión de repatriar a los detenidos con nacionalidad europea es competencia de cada Estado miembro.

Tusk pide a Turquía que cese operación en Siria y perforaciones en Chipre

El presidente del Consejo Europeo (CE), Donald Tusk, pidió este viernes desde Chipre que Turquía acabe con sus operaciones en Siria y las perforaciones en la zona económica exclusiva (ZEE) chipriota, y mostró su preocupación por la estabilidad de la región ante los últimos movimientos de Ankara.

“Las preocupaciones de Turquía deberían tratarse a través de medios políticos y diplomáticos; una intervención militar solo empeorará las cosas. En lugar de generar estabilidad, creará aún más inestabilidad en toda la región, agravará el sufrimiento de los civiles, causará más desplazamiento y amenazará el progreso conseguido por la Coalición Global contra el Daesh”, afirmó Tusk.

El presidente del CE hizo hincapié en su preocupación porque las acciones de Ankara lleven a “otra catástrofe humanitaria”.

“Eso sería inaceptable, como tampoco aceptaremos que los refugiados sean convertidos en armas y se utilicen para chantajearnos. Por eso considero que las amenazas hechas ayer por el presidente Erdogan están totalmente fuera de lugar”.

Tusk recordó además el papel “crucial” de las fuerzas kurdas dentro de las Fuerzas Democráticas Sirias en la lucha contra el grupo terrorista y afirmó que “para ambos lados del Atlántico, abandonarles no es sólo una mala idea, como ha dicho el presidente (estadounidense, Donald) Trump, sino que despierta muchas preguntas de naturaleza estratégica y moral”.

Trump ordena la retirada total de las tropas estadounidenses del norte de Siria

El secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, anunció este domingo que el presidente Donald Trump ha ordenado la retirada total de las tropas de EE.UU. del norte de Siria, zona en la que las fuerzas turcas y los kurdos se enfrentan actualmente.

“Anoche hablé con el presidente después de conversar con el resto del equipo de seguridad nacional y me indicó que comenzáramos a retirar deliberadamente las fuerzas del norte de Siria”, dijo Esper en una entrevista en el programa dominical “Face the Nation” de la cadena de televisión CBS.

En concreto, Trump ordenó la retirada de los aproximadamente 1.000 soldados estadounidenses que quedaban en el norte de Siria, después de conocer que Turquía tiene la intención de expandir su ataque “más al sur de lo planeado originalmente y al oeste”, según Esper.

En sus declaraciones, el jefe del Pentágono explicó que hay señales de que las Fuerzas Democráticas Sirias (FSD), la alianza de milicias encabezada por los kurdosirios y que ha sido un importante aliado de Estados Unidos en su combate contra los yihadistas del Estado Islámico (EI) “está buscando cerrar un acuerdo” con el régimen sirio y el Gobierno ruso para llevar a cabo un contraataque en el norte.

Edición: Catalina Guerrero