La UE anima a Ucrania a seguir por el camino de las reformas y respalda su soberanía

Zelenski

Zelenski en la rueda de prensa tras la cumbre UE-Ucrania el 6 de octubre de 2020 en Bruselas. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea elogió este martes a Ucrania por las reformas emprendidas y la animó a continuar por esa senda, a la vez que le garantizó apoyo a su soberanía e integridad territorial frente a Rusia, durante una cumbre bilateral que fue la primera celebrada físicamente en Bruselas durante la pandemia.

“La descentralización de Ucrania y las reformas electorales, de la tierra y bancaria, representan importantes logros recientes. Acordamos que reforzar el Estado de derecho y combatir la corrupción y los intereses creados es esencial para la inversión y el crecimiento económico”, subrayó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una rueda de prensa tras el encuentro.

Al mismo acudió el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, quien agradeció a la UE en primer lugar su apoyo durante la crisis de la COVID-19, en la que el bloque comunitario movilizó de forma inmediata 190 millones de euros que se sumaron a otros 1.200 millones en concepto de asistencia macrofinanciera.

Zelenski aseguró que la UE “reconoció nuestros progresos en la reforma del país en los últimos años”, como la que ha impulsado un tribunal anticorrupción, y dejó claro que continuarán por ese camino con el objetivo de “reforzar el Estado de derecho”.

Además, consideró que “nada pone en peligro” el régimen de exención de visados concedido por la UE, y confió en que los ucranianos puedan volver a acceder a la Unión sin ese requisito “una vez haya pasado la crisis de la COVID-19”.

Michel puso en valor que la Unión sea “el mayor socio y de más confianza” de Ucrania, y como prueba de ello las dos partes hoy firmaron tres nuevos acuerdos financieros en apoyo al este del país -que se encuentra controlado por separatistas prorrusos-, a la sociedad civil y al clima.

Igualmente, el político belga dejó claro que la Unión respalda la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, y que no reconocerá la anexión “ilegal” en 2014 por parte de Rusia de Crimea y Sebastopol, al tiempo que destacó el “duro trabajo” del Gobierno de Zelenski por resolver el conflicto y los “pasos significativos” en ese sentido.

“Pedimos a Rusia que haga lo mismo”, enfatizó.

El presidente ucraniano, por su parte, afirmó haber recibido “garantías” de la UE de que mantendrá sus sanciones a Moscú “hasta que la soberanía e integridad territorial sean devueltas”.

Más impulso al acuerdo de asociación

Por su parte, el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, destacó el buen funcionamiento del acuerdo de asociación entre las dos partes, en vigor desde 2017 tras su firma en 2014 tras la “Revolución de la Dignidad” en la plaza del Maidán, y lo consideró “el más ambicioso jamás firmado por la UE con un país socio”.

“Los resultados hablan por sí mismos. El comercio bilateral ha crecido un 65 % en los últimos cuatro años”, comentó Borrell, quien hoy representó en la reunión además a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en cuarentena obligada hasta hoy por haber estado en contacto con un enfermo de coronavirus, pese a haber dado ella negativo en su test.

La UE y Ucrania esperan revisar en 2021 los objetivos de ese acuerdo, al que se han propuesto sacar más partido en áreas como la economía digital, la facilitación del comercio, la economía verde o mayor integración del sector de la energía, según dijeron en un comunicado conjunto producto de la cumbre de hoy.

Borrell también señaló que la UE seguirá apoyando a Ucrania contra la desinformación y las amenazas híbridas, incluyendo el refuerzo de una prensa independiente.

Igualmente, se refirió a que la ayuda que la UE ha proporcionado a Ucrania “no es incondicional”: “no somos una ONG, no estamos actuando por caridad. Actuamos porque va en nuestro propio interés ayudar a Ucrania a desarrollarse y a ser un país libre, próspero y seguro”.

El jefe de la diplomacia comunitaria subrayó que la ayuda es “condicional a lograr algunos objetivos que compartimos” y que Kiev deberá “cumplir objetivos y compromisos” como parte de su proceso de reformas.