La UE aborda la crisis de los refugiados, que se agolpan en la frontera greco-turca

Refugiados se dirigen a la frontera greco-turca para intentar entrar en Europa. [EFE/EPA/DIMITRIS TOSIDIS]

Bruselas (EuroEFE).- El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, anunció este domingo la convocatoria para la semana próxima de un Consejo de ministros de Exteriores extraordinario para abordar la crisis en Siria y sus repercusiones para los refugiados,

“Convoco una reunión extraordinaria del Consejo de Asuntos Exteriores la semana próxima para discutir sobre la evolución de la situación, en particular a petición del ministro de Asuntos Exteriores de Grecia”, indica Borrell en un comunicado, sin dar más precisión sobre la fecha.

Añade que los combates en la provincia de Idlib (noroeste de Siria) y en sus alrededores representan “una grave amenaza para la paz y la seguridad internacionales”, además de estar causando gran sufrimiento a la población.

Borrell explica en el comunicado que en los últimos días ha estado en contacto con actores clave en la crisis y ha pedido una rebaja inmediata de las tensiones y un alto el fuego.

“La solución a esta crisis sólo (puede ser) política”, insiste y urge a que todas las partes, en especial el régimen sirio, vuelvan a implicarse en un proceso político bajo los auspicios de la ONU.

El político español apunta igualmente que la UE ha continuado movilizando recursos para reducir el sufrimiento de los civiles y proporcionarles cobijo, alimentos y medicinas, pero insiste en la necesidad de que haya un acceso humanitario sin impedimentos.

En paralelo, dice que se sigue de cerca la situación migratoria en las fronteras externas de la UE y pide que el pacto con Turquía para que los refugiados permanezcan en su territorio sea mantenido.

Por otra parte, el vicepresidente de la Comisión Europea responsable de Promoción del Modo de Vida Europeo, el griego Margaritis Schinas, afirmó hoy en Twitter que ha hablado con el ministro de Interior de Croacia, Davor Bozinovic, cuyo país preside este semestre el Consejo de la UE, para solicitar que haya una reunión urgente de los ministros comunitarios del ramo.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, había señalado igualmente en Twitter que ha estado siguiendo “con preocupación” junto al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, “la situación de las fronteras exteriores de la UE con Turquía”.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, estará en la frontera greco-turca el próximo martes, según anunció en Twiter.

Von der Leyen afirmó que tanto Michel como ella misma están “en permanente contacto” con el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, y el primer ministro búlgaro, Boyko Borissov.

“Nuestra primera prioridad en este momento es garantizar que Grecia y Bulgaria tengan todo nuestro apoyo. Estamos dispuestos a proporcionar respaldo adicional a través de Frontex en la frontera terrestre”, indicó Von der Leyen.

Miles de refugiados sirios acampan ante la frontera griega a la espera de poder entrar en la UE

Estambul/Atenas (EuroEFE),- Varios miles de refugiados, sobre todo sirios y afganos, han pasado la jornada del sábado acampando ante el paso fronterizo de Grecia cerca de la ciudad turca de Edirne, con la frustrada esperanza de poder pasar al lado …

Gas lacrimógeno en la frontera

La policía fronteriza griega volvió a dispersar este domingo con gas lacrímogeno a los refugiados que esperan desde hace días en el lado turco ante el paso fronterizo de Pazarkule, cerca de Edirne, con la esperanza frustrada de poder pasar a la Unión Europea (UE), informa la cadena CNNTürk.

Esa emisora mostraba en directo cómo densas humaredas de gas lacrimógeno se dispersaban por el bosque fronterizo, donde varios miles de refugiados, la mayoría de Siria, Irak, Pakistán, Afganistán o Somalia, acampan desde el pasado viernes.

Ayer tuvieron lugar varias cargas policiales similares, pero los migrantes no han abandonado la esperanza de que la Unión Europea cambie su política y les acabe franqueando el paso.

Desde el sábado por la tarde la policía turca ha vetado el acceso de la prensa a la zona de aduanas, pero permite el de refugiados que siguen afluyendo a la frontera, si bien otros ya se han cansado de esperar y abandonan la zona.

Miles ante la puerta

Según dijo a Efe un portavoz de la asociación turca UMHD de ayuda a los refugiados, se estima que unos 30.000 refugiados se hallan en la zona fronteriza.

Los voluntarios de la ONG turca ASAM, la única que tiene permitido el acceso a la zona para llevar comida y artículos de primera necesidad a las familias acampadas, declinaron hacer estimaciones.

En declaraciones a Efe se limitaron a asegurar que hay “miles”, “mucha gente”.

“Llegamos aquí el viernes porque en las redes sociales vimos la noticia de que Grecia iba a dejar pasar a 1.200 personas”, relata a Efe el joven afgano Abdelwahid, de 26 años, que lleva tres años viviendo en Turquía, pero con la esperanza de llegar a Suiza.

Ya se ha percatado de que la noticia de que las puertas europeas estarían abiertas para él y otros era un bulo, pero asegura estar dispuesto a aguantar en la frontera hasta que el Gobierno griego cambie de idea.

“La policía fronteriza está usando gas lacrimógeno contra la gente. Hay muchísima gente, niños… No podemos cruzar. Aún no ha podido cruzar nadie. Si alguien consigue cruzar, lo mandarán de nuevo a Turquía”, vaticina.

También lleva dos días aquí Bahir, de Somalia, que ha llegado con un grupo de amigos de su país y ahora regresa, decepcionado, de la valla fronteriza a Karaagaç, una barriada de Edirne, para ver si hay noticias de algún cambio de política.

Oportunidad de negocio

Al difundirse el rumor de que la UE iba a permitir el paso, cientos de refugiados, sobre todo sirios, se trasladaron de Estambul a Edirne en autobuses gratuitos, sin que se haya aclarado quién ha proporcionado estos vehículos.

“Los puso el Gobierno, eso fue el primer día. Desde entonces han llegado muchas empresas porque han visto oportunidad de negocio y ahora sí cobran tarifa: cien liras (unos 15 euros, algo por encima de un billete de autobús normal), asevera a Efe Adnan, un refugiado sirio que ha venido en un taxi con cuatro amigos, pagando una suma similar.

“Vivo en Estambul con mi mujer y cuatro hijos, tengo un trabajo de traductor y otro de vendedor en el mercado, pero pensaba que podía encontrar algo mejor en Europa. Ahora me doy cuenta de que allí no nos quieren. Ya no pienso ir. Me quedo con mi familia”, concluye el refugiado. 

Frontex refuerza su personal

 La Agencia Europea de Fronteras y Costas (Frontex) ha anunciado el reforzamiento de su personal y equipamiento en Grecia, ante la situación creada en las fronteras con Turquía y el constante aumento de refugiados que tratan de alcanzar territorio europeo.

“Frontex está en estrecho contacto con las autoridades griegas para enviar apoyo adicional. Estamos desplegando equipamiento y personal adicional a Grecia”, informó este estamento, con sede en Varsovia, a través de su cuenta en twitter.

La agencia europea responde así al requerimiento griego de refuerzos para asegurar la frontera con Turquía. Miles de refugiados esperan ahí la oportunidad para llegar a territorio comunitario.

 El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, se puso en contacto el sábado con las autoridades europeas para discutir el papel de Frontex en la protección de las fronteras griegas y, con ellas, las fronteras exteriores de la Unión Europea (UE).

A través del Egeo, también aumentan las llegadas

Alrededor de medio millar de personas han llegado este domingo a las islas del Egeo oriental, lo que demuestra un aumento de las llegadas por mar a las costas griegas desde que Turquía anunciara el pasado viernes que no puede retener más a los refugiados.

En Lesbos han desembarcado 222 personas, 125 en Quíos y 43 en Samos, según dijo a Efe la Guardia Costera helena.

Además hay varias operaciones de rescate en curso.

“Se espera que los flujos aumenten dramáticamente en los próximos días, cuando los migrantes concentrados en Evros se den cuenta de que no pueden entrar al país por la frontera terrestre, lo intentarán por mar”, aseguraron fuentes policiales a la televisión privada Skai.

En Lesbos, una de las islas que soporta mayor presencia de solicitantes de asilo desde hace años, grupos de vecinos bloquearon esta mañana los autobuses que transportaban a los migrantes recién llegados al campo de Moria.

Según medios locales, grupos de isleños están bloqueando todos los caminos que llevan al conocido campo de refugiados.

La situación en las islas ya estaba muy tensa las semanas anteriores por la decisión del Gobierno de construir campos cerrados para migrantes y los vecinos llevaron a cabo varias protestas y huelgas para pedir la descongestión de sus comunidades.

Edición: Luis Alonso