Trece países de la UE alertan contra medidas autoritarias para enfrentar al coronavirus

EFE/EPA/Szilard Koszticsak

Madrid (EuroEFE).- Trece países de la Unión Europea (UE), entre ellos España, advirtieron este miércoles de que las medidas de emergencia que se aprueben para afrontar la pandemia de coronavirus deben “limitarse a lo estríctamente necesario”, ser “proporcionadas y temporales” y respetar los principios del Estado de Derecho, la democracia y los derechos fundamentales.

España, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, los Países Bajos, Portugal y Suecia se unen en la defensa de “los principios del Estado de Derecho, la democracia y los derechos fundamentales” pese a la necesidad de los gobiernos de adoptar medidas de emergencia para contener el avance de la pandemia.

En un comunicado conjunto, los trece países advierten a aquellos gobiernos que pueden tener la tentación de adoptar medidas antidemocráticas con la excusa del coronavirus.

El texto se ha dado a conocer después de que, el pasado 30 de marzo, el Ejecutivo del ultranacionalista Viktor Orbán recibiera del Parlamento poderes extraordinarios para gobernar Hungría por decreto y por tiempo indefinido en su lucha contra la pandemia del COVID-19.

La mayoría parlamentaria del gobernante partido conservador Fidesz (perteneciente, aunque suspendido, al Partido Popular Europeo, PPE) votó a favor de unas enmiendas que vacían el papel de la cámara y hacen que el gabinete pueda gobernar sin control alguno durante un tiempo indefinido.

Tentaciones autoritarias en Europa a la sombra del coronavirus

Bruselas/Zabreb (EuroEFE).- Primero fue Hungría y ahora le sigue los pasos Eslovenia. La tentación de autoritaria se expande con el avance del coronavirus en Europa. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, señaló este martes que las …

 

Los socios europeos reconocen que, ante esta situación sin precedentes, “es legítimo que los Estados miembros adopten medidas extraordinarias para proteger a sus ciudadanos y superar esta crisis”, pero aseguran estar “profundamente preocupados por el riesgo de violación de los principios del Estado de Derecho, la democracia y los derechos fundamentales derivados de la adopción de ciertas medidas de emergencia”.

El comunicado advierte de que las medidas de emergencia “deberían limitarse a lo estrictamente necesario, deberían ser proporcionadas y temporales por naturaleza, sujetas a escrutinio regular y respetar los principios mencionados así como las obligaciones del Derecho Internacional” y, en ningún caso deberían “restringir la libertad de expresión o la libertad de prensa”.

Los países europeos “debemos sobreponernos juntos a esta crisis y defender juntos los principios y valores europeos en ese camino”, subrayan los firmantes, que expresan su apoyo a “la iniciativa de la Comisión Europea de supervisar las medidas de emergencia y su aplicación para garantizar el cumplimiento de los valores fundamentales de la Unión”.

Además, invitan al Consejo de Asuntos Generales de la UE “a abordar este asunto cuando sea apropiado”.

Editado por Miriam Burgués