Los países de la UE acogen con cautela la propuesta de pacto migratorio y de asilo

Horst Seehofer, en una reunión del gabinete alemán, el 7 de octubre de 2020. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- Los países de la Unión Europea (UE) acogieron este jueves con cautela la nueva propuesta de la Comisión Europea para un pacto migratorio y de asilo aunque ninguno la rechazó totalmente y todos coincidieron en que es urgente llegar a una solución sobre un tema que lleva bloqueado más de cinco años.

El asunto se abordó en una videoconferencia de ministros de Interior de la UE donde se debatió por primera vez ese plan, que plantea una solidaridad “a la carta”, centrada sobre todo en las expulsiones de los migrantes que no pueden pedir el asilo en la Unión, dos tercios de los que llegan en la actualidad a los Veintisiete.

“Soy optimista”, aunque “hay mucho trabajo por delante para equilibrar los diferentes intereses” dijo al término de la reunión en rueda de prensa el ministro alemán de Interior, Horst Seehofer, cuyo país preside el Consejo de la UE este semestre.

“Tenemos que lograr que los dos tercios (de migrantes) que llegan y no tienen derecho a quedarse se vayan lo antes posible”, añadió el titular alemán, que subrayó que eso es algo que interesa tanto a los países en primera línea (España, Italia, Grecia, Malta y Chipre) como a los que temen los llamados movimientos “secundarios” (por parte de los migrantes que acceden a través de un país y se trasladan después a otro).

El objetivo de Alemania es tratar de que de aquí a finales de año haya un acuerdo político sobre el grueso de ese pacto, para lo cual se ha añadido al calendario una nueva reunión de ministros en noviembre, que se sumará a la ya prevista de diciembre y ambas tendrán lugar “si es posible” de forma “presencial”.

La "solidaridad a la carta" del pacto migratorio de Bruselas

Bruselas (EuroEFE).- Sin cuotas obligatorias en el reparto de inmigrantes, la nueva propuesta sobre migración y asilo que la Comisión Europea (CE) puso el miércoles de esta semana sobre la mesa aboga por un sistema de “solidaridad a la carta”, …

Disposición a colaborar

“Hay una amplia disposición a colaborar sobre la base de la propuesta”, que aborda los puntos “decisivos” para poder llegar a acuerdos, dijo el ministro alemán, entre los que mencionó la solidaridad, la protección de las fronteras, los retornos y las colaboraciones con los países de origen y tránsito de los flujos.

Para Seehofer se debe ofrecer a los cinco países de entrada, con cuyos homólogos celebró el miércoles una videoconferencia, “la certeza de que no van a quedarse con todos los migrantes que llegan a su territorio”.

A la vez, se tendrán que tener en cuenta los intereses de los países de Visegrado ((Hungría, Eslovaquia, Chequia y Polonia), que se niegan a acoger a demandantes de asilo, y “entre unos y otros encontraremos una solución”, señaló.

El nuevo pacto migratorio de la UE descarta cuotas de acogida y apuesta por los retornos

Bruselas (EuroEFE).- Bruselas ha decidido evitar los errores del pasado y apostar por un “nuevo comienzo”: un plan migratorio que descarta obligar a los países de la Unión Europea a acoger solicitantes de asilo y apuesta por proteger las fronteras …

Pero nadie completamente satisfecho

Por su parte, la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, reconoció que “ningún Estado miembro dijo estar completamente satisfecho” con el pacto.

“Cada uno expresó sus preocupaciones y las cosas que quiere cambiar. Es lo que toca para los próximos meses”, señaló.

Consideró prematuro que los países se pronuncien ya sobre la manera en que van a participar en los esfuerzos de solidaridad, que dependerá de las situaciones, dijo.

El ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, advirtió hoy durante la reunión de que “un sistema en el que la presión (migratoria) se concentre en cinco países no funcionará”.

“Ninguna política europea de migración y asilo será verdaderamente eficaz sin una asociación amplia y duradera con terceros países clave; la eficacia de nuestra política europea de migración y asilo depende de esta dimensión exterior”, defendió el ministro español, según informó su departamento.

Evitar los errores del pasado

El nuevo pacto pretende evitar los errores del pasado, por lo que descarta obligar a los países de la Unión Europea a acoger solicitantes de asilo y apuesta por proteger las fronteras y agilizar el retorno de quienes no pueden permanecer en la Unión.

Entre otras novedades, propone dotar a la UE de procedimientos más efectivos para controlar las fronteras exteriores e incluye por primera vez una “evaluación previa” de los migrantes que cruzan de manera irregular o han sido desembarcados tras una operación de búsqueda y salvamento en el mar.

También introduce un mecanismo de solidaridad que se activará cuando un país esté bajo “presión” o en una situación de “emergencia”.

En esas ocasiones se obligará al resto de Estados miembros a elegir entre acoger a una parte de los migrantes, participar en las devoluciones o implicarse con un apoyo operativo, por ejemplo financiando la construcción de un campo de refugiados.

El denso paquete incluye otras ideas nuevas, en particular los llamados “retornos patrocinados”, en los que podrán participar los países que no quieran acoger migrantes pero deseen ayudar en las devoluciones.

Podrá consistir en organizar vuelos de retorno o en llevar a cabo los contactos diplomáticos necesarios para facilitar las devoluciones de migrantes.