Digitalización e inclusión, los desafíos de la educación en la UE

Varios niños en su aula del CEIP Palacio Valdés de Madrid (España), en el primer día del curso escolar 2017-2018. EFE/Archivo/Mariscal

Bruselas (EuroEFE).- El aprendizaje de competencias digitales y el acceso de todos a la educación son los grandes retos del aprendizaje en la Unión Europea, donde cada vez haya más niños inscritos en programas preescolares, menos abandonos académicos y más ciudadanos con titulación superior.

Esas son las principales conclusiones del último informe de seguimiento de la educación en los Estados miembros de la Unión Europea presentado este jueves por el comisario de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, Tibor Navracsics, coincidiendo con la Segunda Cumbre Europea de Educación, celebrada en Bruselas.

 

Competencias básicas

En líneas generales, los colegios europeos han invertido adecuadamente en infraestructura en la última década, pero ahora “necesitan implementar cambios pedagógicos,tecnológicos y organizativos” y “también tienen que entender y controlar la habilidad de los alumnos de crear, ordenar y evaluar la información digital”, indica el informe.

El documento de la Comisión Europea (CE), institución que no tiene competencias en materia de educación, incide también en que uno de cada cinco alumnos europeos de 15 años es incapaz de resolver tareas simples de lectura, ciencia y matemáticas.

“Junto con el estancamiento de la educación para adultos, quiere decir que el principal desafío en Europa es garantizar un nivel de competencias básicas para todos”, subraya el texto.

En positivo, el informe muestra que la proporción de niños inscritos en programas de educación temprana pasó del 90,8 % en 2009 al 95,4 % en 2017; que el 40,7 % de los europeos de entre 30 y 34 años en 2018 tenía un diploma de educación superior, frente al 32,3 % de 2009; y que el abandono académico para la franja de edad de 18-24 años ha caído del 14,2 % en 2009 al 10,6 % en 2018.

“El reto ahora es (…) garantizar la participación de los grupos desfavorecidos e incrementar la calidad de la educación para niños y jóvenes en riesgo de pobreza o exclusión social”, insiste el documento.

Inversión en educación

Más allá del informe, la cumbre sirvió para que los profesionales de la educación pudieran intercambiar ideas, buenas prácticas y preocupaciones sobre su ámbito de trabajo, una experiencia positiva según comentaron a Efe varios de los asistentes.

La ministra de Educación de Finlandia, Li Andersson, país que este semestre ejerce la presidencia de turno del Consejo de la UE y líder en los informes PISA de Educación que elabora la OCDE, defendió los sistemas académicos flexibles, la educación continua y los incentivos para que los trabajadores sin educación superior actualicen sus conocimientos a lo largo de su vida laboral.

Andersson subrayó la importancia de invertir en educación para que las sociedades progresen y anunció que se celebrará un consejo conjunto de ministros europeos de Educación y Finanzas para enfatizarlo, aspecto que celebró la ministra española de Educación en funciones, Isabel Celaá, con quien mantuvo una reunión bilateral.

 

“Queremos que se combine con perfección la educación con el asunto económico (…). Es una cuestión importante porque la educación y la ciencia son el soporte básico del desarrollo del futuro”, declaró la ministra española.

Editado por Miriam Burgués

Para saber más:

Informe de seguimiento de la educación en los Estados miembros de la UE