La Justicia de la UE falla contra la ley italiana que limita el capital de Vivendi en Mediaset

Vivendi

Imagen de archivo de la cúpula directiva de Vivendi. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) consideró en una sentencia dictada este jueves que la legislación italiana que impide al grupo audiovisual francés Vivendi adquirir el 28 % del capital del italiano Mediaset es contraria al Derecho europeo.

Para los jueces de la Unión, la normativa “constituye un obstáculo prohibido a la libertad de establecimiento, puesto que no permite alcanzar el objetivo de protección del pluralismo informativo”.

La decisión de la corte con sede en Luxemburgo se refiere al litigio originado en 2016, cuando la empresa francesa Vivendi, matriz de un grupo que opera en los sectores de los medios de comunicación y de la creación y la distribución de contenidos audiovisuales, lanzó una campaña hostil de adquisición de acciones de Mediaset, firma italiana del mismo sector controlada por el grupo Fininvest.

Vivendi acusó a Mediaset de infringir la ley

Con la operación, Vivendi llegó a adquirir el 28,8 % del capital social de Mediaset, equivalente al 29,94 % de sus derechos de voto.

Mediaset denunció entonces a Vivendi ante la autoridad reguladora de las comunicaciones en Italia, acusándola de haber violado la legislación italiana que pretende salvaguardar el pluralismo informativo.

La autoridad italiana declaró en 2017 que Vivendi había infringido la normativa nacional al adquirir las citadas participaciones en Mediaset y le ordenó poner fin a la infracción.

La decisión fue recurrida ante un tribunal italiano que a su vez se dirigió a la Justicia europea para aclarar el caso.

El Tribunal de Justicia de la UE concluye en su sentencia de este jueves que la normativa comunitaria se opone a cualquier medida nacional que pueda obstaculizar o hacer menos atractivo el ejercicio de la libertad de establecimiento en la UE, como ocurre con la normativa italiana.

Además, precisa que, aunque, en principio, un objetivo de interés general como la protección del pluralismo informativo y de los medios de comunicación puede justificar restricciones a la libertad de establecimiento, “no es el caso de la disposición controvertida, que no permite alcanzar dicho objetivo”.

Umbrales fijados por la normativa italiana

El Tribunal también indica que la legislación italiana “define demasiado restrictivamente el perímetro del sector de las comunicaciones electrónicas, excluyendo de él mercados de creciente importancia (…) como los servicios minoristas de telefonía móvil u otros servicios de comunicaciones electrónicas vinculados a Internet o servicios de radiodifusión por satélite”.

Por último, concluye que la disposición italiana fija umbrales que no tienen relación con el riesgo para el pluralismo de los medios de comunicación, al no permitir determinar si una empresa puede influir, y en qué medida, en el contenido de los medios de comunicación.

Vivendi se felicita por la decisión

Mientras, el grupo audiovisual francés Vivendi aseguró este jueves que recibe con “gran satisfacción” la sentencia del TJUE: “Vivendi siempre ha actuado dentro del estricto respeto del derecho italiano y se alegra de que la mayor instancia judicial europea le haya dado totalmente la razón”, dijo en un comunicado.

Reacción de Mediaset

Por su lado, el grupo audiovisual italiano Mediaset, propiedad de la familia Berlusconi, afirmó hoy que toma nota del fallo de la UE en la disputa con Vivendi y que estudiará una eventual inmersión en el negocio de las telecomunicaciones en Italia y en el proyecto de creación de una red de fibra única.

“Mediaset toma nota de la sentencia de hoy del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). (…) Si, contrariamente a lo que prevé hoy la ley italiana, se abre la posibilidad de convergencia entre empresas de telecomunicaciones y la edición televisiva”, Mediaset estudiará “cada nueva oportunidad en el campo de los negocios de las telecomunicaciones, a partir del desarrollo de la red nacional de fibra única”, asegura una nota.

Editado por W.Heller