La CE pide a los Estados miembros que apliquen urgentemente la legislación en materia de seguridad

Los comisarios europeos de Migración, Dimitris Avramopoulos (d) y de Interior, Julian King (izq). [EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ]

Bruselas/Madrid (EuroEFE).- La Comisión Europea ha instado a los Estados miembros a que, con carácter urgente, apliquen plenamente la legislación de la UE en materia de seguridad. España ha sido señalada en tres de ellas.

Se trata de las directivas sobre el intercambio de datos del registro de los nombres de los pasajeros aéreos, para combatir el terrorismo, la de control para la adquisición y posesión de armas de fuego, sobre protección de datos y la cuarta directiva contra el lavado de dinero.

Una advertencia que se produce el día en que la CE ha hecho balance de la política de seguridad europea, de las medidas adoptadas y de las cosas que quedan por hacer.

Según la CE, hay elementos clave de la normativa de seguridad de la UE en materia de terrorismo y ciberdelincuencia que todavía no se aplican plenamente en todos los Estados miembros.

Entre ellas, dice la CE, destacan iniciativas prioritarias como el intercambio de datos del registro de nombres de los pasajeros (PNR) cuya fecha límite de transposición fue el 25 de mayo de 2018. Hasta el momento, 25 Estados miembros han notificado la transposición completa, lo que a juicio de la CE, representa “un importante avance con respecto a julio de 2018, cuando se iniciaron procedimientos de infracción contra 14 Estados miembros.

Dos Estados miembros, según el informe, no han hecho la transposición completa: Eslovenia, que lo ha hecho de manera parcial; y España. Ambos países fueron requeridos el 19 de julio de 2018 mediante un “proceso de infracción”.

En cuanto a la Directiva relativa a la lucha contra el terrorismoel plazo de transposición expiró el 8 de septiembre de 2018. Hasta el momento, según el informe, 22 Estados miembros han notificado la transposición total. Tres Estados miembros -Grecia y  Luxemburgo totalmente y Polonia de manera parcial- no han traspasado la normativa europea a la nacional. Los dos primeros países han comunicado que lo harán antes de que acabe el año.

Solo 13 Estados miembros aplican ya la directiva de la UE sobre restricción del acceso a las armas de fuego y 21 Estados miembros aún no han transpuesto la normativa de la UE contra el blanqueo de capitales.

La fecha tope para transponer la directiva sobre el control y adquisición de las armas de fuego fue el 14 de septiembre de 2018. Hasta el momento, 13 Estados miembros han notificado la transposición. Quince estados miembros aún lo tienen que hacer pese a los procedimientos de infracción iniciados el 22 de noviembre de 2018, entre ellos España, que hasta el pasado día 17 de octubre no había notificado ninguna medida de transposición.

En cuanto  a la directiva sobre protección de datos, la fecha de transposición era el 6 de mayo de 2018. Hasta el momento han transpuesto la directiva 25 Estados miembros. Eslovenia y Alemania lo hicieron parcialmente. España no la ha trasladado todavía a su normativa nacional, por lo que  la CE decidió elevar el caso al Tribunal de Justicia de la UE.

La situación de la directiva sobre el blanqueo de capitales tampoco es halagueña. La Comisión mantiene procedimientos de infracción contra 21 Estados miembros (entre ellos no está España). La fecha tope para implementar la directiva fue el 26 de junio de 2018.

La Comisión Europea también inició en julio y octubre de 2019 procedimientos de infracción  contra 23 estados miembros (entre ellos España) por no transponer de manera correcta la directiva para combatir los abusos sexuales en la infancia. Y también inició el mismo procedimiento contra cuatro estados miembros por no haber transpuesto correctamente la directiva contra los ataques de los sistemas de información.

Avramapoulos pide a los Estados miembros que garanticen las normas de seguridad

El comisario de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, Dimitros Avramopoulos, instó a los Estados miembros, en la conferencia de prensa en la que se presentó el balance, a que garanticen que las normas de seguridad de la UE se aplican para mejorar la protección de nuestra ciudadanía”.

Aparte de la urgente necesidad expresada por la CE para implementar todas las normas sobre seguridad, la Comisión Europea hizo balance de los progresos en los últimos años para lograr  lo que calificó “una Unión de la seguridad genuina y efectiva”.

La CE pasó revista a las iniciativas adoptadas por la Comisión en algunos de los ámbitos principales de la Unión de la Seguridad (lucha contra el terrorismo, intercambio de información, lucha contra la radicalización, ciberseguridad). Estas fueron algunas pinceladas:

Contenidos terroristas en línea:  la Comisión pide al Parlamento Europeo y al Consejo que alcancen un acuerdo sobre la legislación propuesta a finales de 2019 sobre los contenidos en línea.

Mejora del intercambio de información: es fundamental que en la UE los sistemas de información reservados a la seguridad puedan comunicarse entre sí.

Ciberseguridad: La Comisión afirmó que trabaja para garantizar la ciberseguridad de las redes 5G. Pero pide a los estados miembros que implementen de aquí a final de año una serie de medidas paliativas de protección.

El 20 de junio, los dirigentes de la UE aprobaron una agenda de la UE para los próximos cinco años, en la que el objetivo de «proteger a los ciudadanos y las libertades» encabeza las cuatro prioridades principales de la Unión (Una nueva Agenda Estratégica para 2019-2024).

El caso de los combatientes extranjeros

El comisario responsable de la Unión de Seguridad, Julian King, subrayó en la conferencia de prensa los progresos en la Unión Europea ante el desafío del retorno de los combatientes extranjeros: “Estamos haciendo muchas cosas juntos, mucho más que en el pasado (…) Estamos en una situación mejor que la que teníamos hace unos años”, recalcó.

Enumeró que la UE ha “modernizado los controles en nuestras fronteras, con controles sistemáticos que entran y salen de nuestro espacio compartido”. 

 

También ha modernizado el sistema de información del espacio sin fronteras Schengen, donde “ahora es obligatorio que todos los Estados miembros lo acepten” y compartan cualquier información sobre combatientes terroristas extranjeros, “que antes no existía”.

Igualmente, dijo que “hemos reforzado nuestras agencias, tanto Europol como Eurojust, para ayudar a hacer un seguimiento y, donde sean encontrados, enjuiciar a los combatientes que vuelven”.

King aseguró que “no bajamos la guardia ante el terrorismo yihadista”, y que se está potenciando el control de contenidos yihadistas en internet.

También señaló que la Unión Europea está realizando un trabajo en las prisiones, donde se estima que hay entre 1.000 y 1.100 personas por ofensas terroristas.

Otro problema es la radicalización, asunto sobre el que se comparten mejores prácticas para ver cómo lidiar con estas personas cuando salen de la cárcel.