Las criptomonedas en la UE…cuando se hayan estudiado todos los riesgos

La criptomoneda en la UE, como la de Facebook...sólo cuando se hayan estudiado los riesgos. [EFE/ Julien De Rosa]

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) y los Estados miembros de la Unión Europea (UE) advirtieron este jueves de que no permitirán que ninguna criptomoneda estable, como la iniciativa Libra de Facebook, opere en la UE hasta que no se hayan abordado todos los riesgos.

“Ninguna modalidad de criptomoneda estable mundial debe empezar a operar en la UE hasta que se hayan determinado y abordado adecuadamente los retos y riesgos jurídicos, reglamentarios y de supervisión”, señalaron en una declaración conjunta de la CE y el Consejo, que reúne a los países.

Las conocidas como criptomonedas estables son activos digitales que aspiran a mantener un precio sin gran volatilidad, por ejemplo, anclándolo al del dólar estadounidense. Entre las principales iniciativas de este tipo se encuentra Libra, promovida por la red social Facebook y que ha generado gran preocupación en la UE.

El dueño de Facebook, Mark Zuckerberg , responde en el Coongreso de Estados Unidos ante las inquietudes de su criptomoneda EFE/EPA/ERIK S. LESSER

En la declaración acordada este jueves, la Comisión y los países subrayan que las criptomonedas estables “no deben debilitar el orden financiero y monetario existente ni socavar la soberanía monetaria en la Unión Europea”.

Recalcan que esas iniciativas “entrañan múltiples desafíos y riesgos” en ámbitos como la protección del consumidor, la privacidad, la fiscalidad, la ciberseguridad, el blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo, la integridad del mercado, la gobernanza y la seguridad jurídica.

“Cuando una iniciativa de criptomoneda estable tiene potencial para alcanzar la escala mundial es probable que estos problemas se amplifiquen, y pueden surgir nuevos riesgos potenciales para la soberanía monetaria, la política monetaria, la seguridad y eficiencia de los sistemas de pago, la estabilidad financiera y la competencia leal”, avisan.

Por ese motivo, recuerdan que un informe del grupo de trabajo del G7 sobre las criptodivisas precisa que los proyectos y acuerdos de criptomoneda estable a escala mundial “no deberían empezar a funcionar hasta que se hayan resuelto debidamente todos estos riesgos y preocupaciones”.

Asimismo, se muestran dispuestos a afrontar los retos que generan esas divisas digitales “partiendo de una interpretación común y un enfoque coordinado de la UE”, pero añaden que se necesita una respuesta “global coordinada” y dicen estar dispuestos a cooperar con el Banco Central Europeo y con las autoridades nacionales y europeas de supervisión.

Sin mencionar a Libra u otra criptomoneda, afirman que algunos proyectos recientes de dimensión mundial “no han proporcionado información suficiente en cuanto al modo concreto en que pretenden gestionar los riesgos y desarrollar sus actividades”.

“Esta falta de información adecuada hace que sea muy difícil extraer conclusiones definitivas sobre si se aplica y cómo se aplica el marco reglamentario de la UE en vigor”, aseguran.

Añaden que las entidades que quieran emitir criptomonedas estables en la Unión “deben proporcionar con carácter urgente información completa y pertinente que permita realizar una evaluación adecuada de las normas vigentes aplicables”.

“Los riesgos derivados de las modalidades de criptomonedas estables deben inscribirse en unos marcos reguladores y de supervisión claros y proporcionados, asentados en pruebas sólidas y basados en principios generales”, apuntan.

Igualmente, avisan de que están dispuestos a adoptar “todas las medidas necesarias para garantizar unas normas adecuadas para la protección del consumidor y unas condiciones monetarias y financieras ordenadas”.

“Todas las opciones deben estar sobre la mesa, incluidas las medidas destinadas a evitar la generación de riesgos.