Los notarios afinan sus herramientas para impulsar la economía digital en Europa

bbd16_apresispresidentes_del_notariado_espanol_y_aleman.JPG

Madrid (EuroEFE).- El Notariado está preparado para garantizar, con la máxima seguridad jurídica, la aplicación de las normas europeas que promueven la creación de empresas transfronterizas, de manera sencilla, sobre todo segura, y todo “a un click” de distancia, en una muestra más de que sus expertos se han adaptado plenamente al proceso de digitalización imparable de la sociedad, según han confirmado este miércoles a EFE fuentes del Notariado español, durante un encuentro europeo del sector en  Madrid.

La nueva Directiva 2019/1151 sobre la utilización de herramientas y procesos digitales en el ámbito del Derecho de Sociedades, que fue adoptada el pasado mes de junio por el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea, fija en el mes de agosto de 2021 la fecha tope para su transposición a las normativas nacionales, pero los notarios europeos ya se están preparando para contribuir a que la sociedad española y europea pueda asumir ese reto con plenas garantías, y de la manera más simple posible.

En ese sentido, el presidente del Consejo General del Notariado en España, José Ángel Martínez Sanchiz, ha explicado este miércoles que “el notariado alemán y el español, que comparten principios comunes, han colaborado con la Comisión Europea en la elaboración de esta Directiva, en el seno del Consejo de los Notariados de la Unión Europea”.

Constituir sociedades de manera telemática, con plenas garantías

La nueva Directiva, que permite la constitución de sociedades íntegramente de forma telemática, “se apoya en la intervención de los notarios para garantizar la seguridad jurídica del proceso; la identificación y verificación de la capacidad jurídica de los empresarios; el asesoramiento imparcial, y la prevención del blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo y el fraude fiscal”, aseguró Martínez Sanchiz.

Información fidedigna y legal

“El significativo papel que el legislador europeo asigna a los notarios en la Directiva, colocándolos en el centro del procedimiento de constitución de sociedades online. El objetivo es que se garantice la creación de empresas de manera legal, para evitar posteriores disputas. Al mismo tiempo, la identificación fiable del empresario permitirá establecer quien está detrás de cada empresa y quién la representa, y será de capital importancia para su inscripción en el Registro Mercantil, porque al estar controlada por un notario podemos confiar plenamente que la información es fidedigna y legal”, aseguró por su parte Jens Bormann, presidente de la Cámara Federal del Notariado alemán.

El objetivo de la nueva norma comunitaria, aseguran fuentes del Notariado español, se enmarca en los esfuerzos de Bruselas por adaptar el entorno jurídico y administrativo de la Unión Europea (UE) a los nuevos retos de la digitalización y así fomentar la competitividad y el crecimiento del mercado europeo, pretende facilitar la libre constitución de sociedades tanto en el propio país como entre diferentes países europeos y reducir los costes, el tiempo y las cargas administrativas asociados a ese proceso, en particular para las microempresas y las pequeñas y medianas empresas (o pymes).

Sociedades “plenamente digitales” en España

Cuando la Directiva se transponga al ordenamiento español, ha explicado Martínez Sanchiz, “todo ciudadano que opte por crear una empresa íntegramente online seguirá beneficiándose de las ventajas de la participación del notario en el proceso: seguridad jurídica, control de legalidad, asesoramiento imparcial y prevención de delitos financieros”.

En palabras del experto, el Consejo General del Notariado “ya trabaja en el desarrollo de los medios técnicos que permitirán el otorgamiento de la escritura pública de constitución de empresas de forma online”.

¿Cómo será ese complejo proceso y qué incluirá?

Según explicaron este miércoles a EFE fuentes del Notariado español, se incluirá: identificación mediante DNI electrónico de los socios fundadores ante el notario libremente elegido, acorde al Reglamento EIDAS, la aprobación de la veracidad de la identidad de los socios fundadores por parte del notario mediante los datos contenido en el DNI electrónico y la videoconferencia, el asesoramiento jurídico del notario al futuro empresario en un encuentro digital, donde se acordará el contenido de la escritura pública. la comprobación digital por parte del notario de la aportación de capital de la futura empresa, la firma electrónica de la escritura y envío de copia de la escritura digitalmente certificada al empresario, y, finalmente, el envío online de copia de la escritura pública al Registro Mercantil por parte del notario.

¿Cómo contribuye el Notariado español a la creación de empresas? 

Plenamente consciente de que una parte sustancial de la economía española y europea se mueve a través de las Pymes, el Notariado español se ha fijado, entre sus múltiples objetivos, ayudar a simplificar todos los procedimientos: en 2018 se crearon en España 101.262 sociedades, de las cuales 96.252 eran sociedades limitadas. Dentro de las sociedades limitadas, 79.188 se constituyeron con un capital social fundacional menor a 6.000 euros y los 17.064 restantes se constituyeron con un capital superior.

En España es posible constituir una sociedad en 24 horas y con una única visita al notario elegido.

En ese encuentro, el notario informa sobre el tipo de sociedad que se puede constituir en función del capital inicial que se aporte, el número de socios que la vayan a integrar, la actividad que vaya a desarrollar y el grado de flexibilidad y control que deseen ejercer sus fundadores.

Además, el notario puede redactar los estatutos de la futura empresa teniendo en cuenta el objetivo y la actividad de la sociedad, el funcionamiento, la estructura y la organización de la administración y el régimen de transmisión de acciones y participaciones.

Por último, el notario se encarga, si así lo quieren los fundadores, telemáticamente de gestiones como la obtención del certificado de denominación social, del certificado bancario de capital social, del NIF provisional y alta de la empresa en Hacienda, de la liquidación del impuesto sobre operaciones societarias y del envío de la copia electrónica autorizada de la escritura al Registro Mercantil y tramitación hasta su completa inscripción.

Por F. Heller, con información del Consejo General del Notariado Español

Para saber más:

Pedro Galindo, experto del Notariado español:”tratamos de ponérselo más difícil a los blanqueadores de activos”

Los notarios europeos ponen su reloj a la hora digital