Pompeo advierte a la UE contra la utilización de Huwaei

5736f_pompeomerkel.jpg

Berlín (EuroEFE).- El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, advirtió este viernes a sus socios europeos que cambiará su “conducta” con respecto a la información que comparte con ellos si no toman medidas contra el gigante tecnológico chino Huawei.

Pompeo realizó estas declaraciones en una rueda de prensa en Berlín junto al ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, en la que se abordó la relación con China y las disputas que Washington mantiene con Pekín en el ámbito comercial.

“Tendremos que cambiar nuestra conducta porque no podemos permitir que información de ciudadanos particulares de EEUU o datos de seguridad nacional atraviesen redes que no percibimos como fiables”, aseguró Pompeo.

Heikoo Maas en cambio se refirió a la disputa iraní: ambos países están de acuerdo en que Irán no debe tener el arma nuclear, pero le ha recalcado que desde el punto de vista europeo la mejor manera de lograrlo es el acuerdo nuclear.

La advertencia de Pompeo se enmarca dentro de las presiones que Washington está lanzando a sus socios occidentales desde que empezó su disputa con China en torno a Huawei. Frente a las decisiones de países como Australia, la UE no ha vetado a la compañía china, que ofrece un producto muy competitivo para el desarrollo de la tecnología 5G.

Éste es el más novedoso estándar de transmisión de datos a través de internet, con una velocidad muchísimo mayor que el actual 4G, lo que serviría de base para el desarrollo de infinidad de productos, servicios y aplicaciones como el coche autónomo.

La “estrategia” de EEUU es impedir que la información estadounidense no acabe “en manos del Partido Comunista Chino”, explicó Pompeo. El primer paso es asegurar sus redes nacionales; el segundo, instar a sus socios a que hagan lo mismo.

Se trata de “mitigar riesgos” de seguridad y, en el caso de Huawie la única forma de hacerlo es rompiendo relaciones con el gigante chino.

La “tecnología del futuro”, concluyó Pompeo, necesita “valores occidentales”.

Maas, por su parte, reconoció tan sólo que el Gobierno alemán tiene “dudas” con respecto a ciertas prácticas comerciales de China.

Pompeo se encuentra este viernes en Berlín para saldar la cuenta pendiente que dejó hace unas semanas, cuando por sorpresa canceló una visita a la capital alemana para viajar a Irak, algo que se enmarcó dentro del distanciamiento actual entre estos dos tradicionales aliados.

China abre una lista de “empresas no fiables” tras el veto de EEUU a Huawei

China anunció este viernes el establecimiento de una “lista de entidades no fiables” en la que incluirá a firmas, organismos y personas extranjeras que “dañen gravemente los derechos e intereses legítimos de las compañías chinas”.

El Ministerio de Comercio hizo hoy pública esta iniciativa, aunque no especificó qué ocurrirá con las compañías que figuren en ella; sí avanzó que las “medidas específicas serán anunciadas en un futuro cercano”.

El portavoz de la institución, Gao Feng, explicó que serán incluidas en la lista las entidades o personas que “no cumplan las reglas del mercado, se salgan del espíritu de los contratos o impongan un bloqueo o confisquen a empresas chinas para propósitos no comerciales, lo que daña gravemente sus derechos e intereses legítimos”.

El establecimiento de esta lista negra se produce tan solo dos semanas después de que Washington incluyese al gigante tecnológico Huawei, al que acusa de ser un peligro para la seguridad nacional, en una lista de compañías y personas a las que se prohíbe el acceso a tecnología estadounidense.

Aunque no aludió directamente al caso, Gao justificó la decisión al asegurar que “con propósitos no comerciales, algunas entidades extranjeras violan las reglas normales del mercado (…) e imponen bloqueos y otras medidas discriminatorias contra compañías chinas”. Estos hechos, agregó el portavoz, “ponen en peligro la seguridad nacional y los intereses de China, y amenazan las cadenas industriales y de suministros a nivel mundial”, lo que genera “un impacto negativo en la economía global y menoscaba los intereses de empresas relacionadas y consumidores”.

Pekín cree que, con esta medida, está “salvaguardando las reglas económicas y comerciales internacionales y el sistema comercial multilateral”, y “oponiéndose al unilateralismo y al proteccionismo comercial”, términos que se han ido fijando en la retórica utilizada por el régimen comunista desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, diese inicio a la pugna arancelaria.

Con informaciones proporcionadas por las delegaciones de EFE en Berlín y Pekín (Edición: Luis Alonso)