UE recomienda el uso voluntario y anónimo de aplicaciones de rastreo por el coronavirus

Una persona mira su móvil en una calle de Gran Canaria. [EFE/ Quique Curbelo]

Bruselas (EuroEFE).- La Unión Europea (UE) recomendó este jueves que el uso de aplicaciones móviles de rastreo para controlar la pandemia de coronavirus sea voluntario y anónimo, y recalcó que en todo caso deben respetar la privacidad de los ciudadanos y las leyes de protección de datos.

Los Estados miembros, con el apoyo de la Comisión Europea (CE), consensuaron unas directrices que recomiendan seguir a la hora de poner en marcha ese tipo de aplicaciones, con consejos técnicos para realizar un “seguimiento” en tiempo real del virus, explicó en un comunicado el Ejecutivo comunitario.

Las aplicaciones que podrán crearse a partir de este paquete de herramientas tendrán que seguir una serie de requerimientos como la “coordinación” con las distintas autoridades sanitarias, la “voluntariedad” de su descarga o el uso de la tecnología Bluetooth para evitar la “geolocalización” de los usuarios.

La UE busca un enfoque común para las app contra el coronavirus tras el confinamiento

Madrid (EuroEFE).- Las herramientas digitales pueden desempeñar un importante papel en el levantamiento gradual de la medida de confinamiento que se han puesto en marcha en los países europeos para detener el contagio del coronavirus. Un confinamiento que, tarde o …

Las soluciones digitales que se desarrollen, además, “deben estar basadas en datos anónimos”, según la CE.

Pueden alertar a personas que hayan estado cerca de un paciente infectado, para así realizarse un test o aplicarse autoconfinamiento, sin revelar la identidad de esta persona infectada.

La información recabada por las aplicaciones deberá ser compartida a nivel comunitario para que los ciudadanos de la UE “estén protegidos incluso si cruzan las fronteras”.

Otros requisitos que plantean los países es que las aplicaciones deben estar limitadas en el tiempo y ser interoperables, accesibles y seguras, además de reflejar las guías científicas aceptadas.

La CE espera que estas aplicaciones se desarrollen durante las próximas semanas por los Estados miembros, sobre todo teniendo en cuenta que su papel “será clave” durante el relajamiento de las restricciones de movimiento.

“Las fuertes medidas de privacidad son un requisito para la creación de estas aplicaciones. Debemos ser innovadores y hacer el mejor uso de la tecnología para luchar contra la pandemia, pero para ello no comprometeremos nuestros valores”, afirmó en el comunicado el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton.

Las aplicaciones que surjan de este paquete de herramientas serán actualizadas en función de las experiencias compartidas por los Estados miembros.

La Comisión indicó que el próximo 30 de abril se hará una primera evaluación del impacto de las aplicaciones y el 31 de mayo se elaborará un informe conjunto entre los distintos países para compartir sus experiencias y poner en común las posibles medidas para mejorar estas herramientas.