Eurochambres: “Si la crisis dura muchas semanas más, el daño será increíble”

EFE/Eurochambres FOTOGRAFÍA CEDIDA/ SOLO USO EDITORIAL/ NO VENTAS

Bruselas (EuroEFE).- El presidente de la asociación de Cámaras de Comercio europeas Eurochambres, Christoph Leitl, advirtió este martes de que una crisis prolongada por la pandemia del coronavirus causará un “daño increíble” a las empresas y reclamó que reciban apoyos concretos, con medidas como el aplazamiento del pago de impuestos.

En una entrevista con Efe, Leitl apuntó también que la UE debe extraer “lecciones” de esta crisis y valorar la importancia de sectores estratégicos en los que no depender de China o Estados Unidos.

Pregunta: ¿Están calculando el impacto que va a tener esta crisis en el empleo, las pymes, la comunidad empresarial?

Respuesta: El impacto va a ser extremo en todos los sectores y en empresas de todos los tamaños. Cerrar las tiendas significa no tener ingresos, y eso significa no poder dar empleo a gente, no pagar impuestos, etcétera.

Nos enfrentamos a una situación extraordinaria. Tenemos que proteger nuestros sistemas de sanidad. La economía está preparada y dispuesta a ser parte de esta protección del sistema, pero también necesitamos ayuda urgente para las empresas que enfrentan un severo riesgo a su existencia y su actuación futura.

Nunca hemos enfrentado algo así. Tenemos que respetar todas las restricciones políticas, pero también demandar ayuda para todos los que se ven afectados por estas restricciones políticas. Estamos peleando por las pymes. Y aunque las grandes pueden sortear esto mucho mejor, yo veo solo una economía, las grandes y las pequeñas empresas, porque todas se verán afectadas.

Tenemos que intentar salvaguardar nuestros sistemas sanitarios para superar esta crisis lo antes posible. Y eso es clave, lo antes posible. Si esto dura muchas más semanas o meses, el daño sería increíble.

P: ¿Cómo valora las medidas que ha propuesto Bruselas para contener el impacto de la crisis?

R: En un primer momento, me sorprendió para mal que la UE no pudiera actuar. Me decían que la sanidad y la seguridad son competencias nacionales y solo había algunos países afectados. Pero entonces se convirtió en una pandemia, le afecta a toda Europa, y la Comisión y la UE tuvieron que reaccionar. Y lo hicieron de forma impresionante.

He visto los discursos de Ursula von der Leyen, es clara y dura. Están preparando un paquete de medidas (para) que los controles fronterizos no detengan el intercambio de bienes. El tráfico estaba parando la circulación sanguínea económica.

Von der Leyen anuncia que estamos preparados y dispuestos no solo a pelear sino a ganar la pelea. Es un mensaje fuerte y me gusta escuchar esas palabras porque Europa siempre actúa mejor cuando actúa junta. En la crisis financiera lo hicimos y el euro sobrevivió, y ahora lo tenemos que hacer igual. Y tal vez no solo sobrevivamos, sino que aprendamos alguna lección de la crisis y hagamos las cosas mejor en el futuro.

P: ¿Estas medidas seguirán siendo válidas si la crisis se prolonga más de lo esperado?

R: Solo podemos evaluar cómo está la situación hoy y qué podemos hacer hoy. Lo que va a pasar en dos o tres semanas no lo sabemos, pero sabemos que hay que vigilar la situación de cerca y reaccionar rápido. Soy optimista de que este no es el último paso que han tomado los Estados miembros y la UE, que le seguirán nuevas medidas.

P: ¿Cuál es su principal preocupación respecto a la comunidad empresarial?

R: Que en algunos sectores los ingresos bajen de cien a cero. ¿Qué va a pasar con ellos, con sus empleados, cómo podemos ayudarlos? ¿Aplazamiento del pago de impuestos, subsidios directos? Hay muchas posibilidades. El nivel europeo y nacional deberían hacer juntos paquetes apropiados para la situación actual.

P: ¿Qué mensajes, peticiones, preguntas les llegan de su red de cámaras de comercio nacionales? ¿Qué preocupaciones les transmite la comunidad empresarial española, tan dependiente del turismo?

R: Solo quieren una cosa: sobrevivir. Todo lo que les ayude a sobrevivir es bienvenido. Soy plenamente consciente (del problema del turismo) porque soy austríaco y Austria también depende mucho del turismo. Hemos tenido que paralizar la temporada de invierno, que es decisiva, en el mejor momento. Hay muchísima nieve, un tiempo estupendo, hoteles con todo reservado y ahora todo está vacío. En el momento más decisivo del año, hay que irse a casa. Tenemos que ayudar a los que están en una situación extrema.

La Cámara de Comercio española está ayudando mucho, dando sugerencias al Gobierno y ayudando a implementar soluciones. Mi impresión es que hay mucha incertidumbre, pero ellos mandan el mensaje de que van a ayudar. La incertidumbre no es solo española, es europea, y por lo tanto lo que necesitan hacer ahora las Cámaras de Comercio es acompañar.

P: ¿Qué lecciones deben extraer las empresas de esta crisis?

R: Tenemos que hablar de la globalización. Nos tenemos que preguntar, como europeos, si no tenemos sectores que tengan una importancia estratégica. ¿Qué podemos aprender de esta crisis y mejorar para el futuro? Miremos al sector de la telecomunicación. ¿Tendremos a Huawei para el 5G, o a Cisco? ¿Y por qué no una cooperación europea?

Hay muchísima experiencia en países como España o Alemania y empresas que quieren participar. ¿Por qué no juntarlas y pedirles que investiguen y desarrollen este sector específico para ser más independientes? Siempre tendremos cooperación global, pero necesitamos que ciertos sectores se mantengan en Europa.

P: ¿Le preocupa que la pandemia retrase algunas reformas esenciales para la industria que debe abordar la UE?

R: Nunca es demasiado tarde. Es tarde, pero no demasiado. Hay una oportunidad, pero tenemos que repensar también la construcción de la UE. Necesitamos menos burocracia y más flexibilidad. China es un sistema autocrático, pero está tomando decisiones rápidas en un mundo cambiante. La burocracia europea está frenando las decisiones y las soluciones.

Uno de los puntos cruciales es la unanimidad en puntos vitales, como la seguridad o la economía. No se puede hacer nada sin unanimidad, que no es un elemento democrático sino un instrumento de bloqueo. Lo democrático es encontrar mayorías tras un debate, y si hay puntos sensibles se puede usar la mayoría cualificada. La unanimidad es el cáncer del desarrollo de la UE.

Editado por Miriam Burgués