Teresa Ribera: primero seguridad sanitaria, luego recuperación económica

La vicepresidenta cuarta del Gobierno y responsable de la desescalada, Teresa Ribera, sitúa en julio la vuelta del turismo extranjero a España en condiciones de seguridad y advierte en una entrevista con Efe de que una prematura apertura masiva sería una "irresponsabilidad" que podría poner en riesgo a la población española. EFE/J.J. Guillen

Madrid (EuroEFE).- La situación sanitaria está por delante de la económica en la gestión de la pandemia del coronavirus, señaló la vicepresidenta cuarta del Gobierno español, Teresa Ribera, quien insiste en que no se avanzará en la recuperación de la economía hasta estabilizar el sistena sanitario.

“Cuanto más rápido y mejor consolidemos la seguridad sanitaria, más fácil será la recuperación económica”, afirmó Ribera en una entrevista con Efe, en la que reconoce que “hay muchas personas que no se han visto afectadas por un problema de salud y que lo están pasando mal por las circunstancias económicas”.

Ribera señala que es importante “reactivar la recuperación económica cuanto antes”, pero “sin falsos atajos”, porque “lo primero es asegurar, con arreglo a ese criterio de prudencia sanitaria, que podamos avanzar en todo lo demás”.

España había registrado hasta el miércoles un total de 232.555 contagios de COVID-19, con 27.888 fallecidos por la enfermedad, aunque la incidencia de la epidemia ha bajado mucho en las últimas semanas.

Mientras esa mejora de la situación sanitaria se consolida, Ribera dijo que hay que mantener las medidas de apoyo a los afectados por el parón económico, que respaldan “a más del 30 por ciento de las rentas de este país”, en referencia a los programas de ayuda a empresas y trabajadores aprobados por el Gobierno español en las últimas semanas.

Ribera, ministra de Transición Ecológica y encargada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de la coordinación de la desescalada de las medidas excepcionales aprobadas por el Gobierno para contener la pandemia, advierte de que esas medidas de apoyo son temporales y tendrán que terminar.

La apertura turística, en julio

Sobre el turismo, uno de los sectores más golpeados por la crisis causada por la inactividad forzosa por la COVID-19, Ribera confía en que las visitas de turistas extranjeros comiencen en julio, una vez levantadas las restricciones de movimientos y haya condiciones de seguridad.

“Nuestra idea es que podamos trabajar sobre orígenes y destinos seguros más bien pensando en el mes de julio que en el de junio”, sostuvo.

Pero advirtió de que “tenemos que ir con mucho cuidado”, de forma que el turista extranjero “no corre riesgo, porque viene a un destino seguro, pero no es un riesgo tampoco de contagio para la población local”.

En este sentido, recordó que los rebrotes registrados en China, Corea del Sur y Singapur “estuvieron asociados a la importación de casos” del exterior.

“Eso no lo queremos para nuestra población”, subrayó, y aseguró que los datos “extraordinarios” sobre la baja incidencia de la enfermedad en algunas de las regiones más turísticas de España, como Andalucía o las Islas Baleares y las Canarias, “nos ofrecen seguridad hoy, cuando no hay movilidad” y tampoco vienen personas “potencialmente contagiadas”.

“Si (el turismo) se abre masivamente podríamos estar incurriendo en una irresponsabilidad”, advirtió.

Luz verde a acuerdos de movilidad bilaterales para el turismo en la UE

Bruselas/Madrid/Atenas (EuroEFE).- Los países de la Unión Europea (UE) acordaron este miércoles que los Estados miembros con una “situación epidemiológica similar” puedan alcanzar acuerdos bilaterales entre ellos para permitir la movilidad y relanzar la industria turística este verano.

“Cuanto más podamos …

El turismo es un sector clave para la economía española, ya que supone un 12,3 % del producto interno bruto (PIB) y antes de la pandemia daba trabajo a 2,45 millones de personas, el 12,7 % de todos los empleos del país.

Además, España fue en 2019 el segundo país con mayor número de visitantes extranjeros, con 83,7 millones de turistas, que gastaron 92.278 millones de euros.

Ribera aseguró que la Unión Europea entiende que el turismo es “una cuestión importante” y por ello los ministros comunitarios de Sanidad, Asuntos Exteriores, Turismo y Transporte trabajan para “gestionarlo con prudencia”.

También reconocido que empieza a haber interés y demanda de turistas extranjeros de venir a España “una vez que la situación de la pandemia está controlada y empieza a hacer buen tiempo”.

Ley del clima

Ribera manifestó también su esperanza de que la Ley del Clima aprobada el pasado martes por el Consejo de Ministros, pueda ser refrendada por el Parlamento antes de fin de año.

Esta ley, que es una de las grandes apuestas del Gobierno español, busca alcanzar la neutralidad de emisiones causantes del cambio climático para mediados de este siglo.

Recordó que esta propuesta se mueve en unos umbrales de reducción de emisiones anuales en torno al 3,3 % y requerirá “un esfuerzo muy grande”, aunque con bases “sólidas y alcanzables”, alineadas con los objetivos de la UE y el Pacto Verde Europeo.

El Gobierno español propone prohibir venta de automóviles de combustión desde 2040

Madrid (EuroEFE).- El Gobierno español propuso este martes que los autos con motor de combustión no puedan venderse en el país desde 2040, y deberían salir de la circulación para 2050, según el proyecto de ley del Clima que aprobó …

Las ventas de coches se recuperarán lentamente

El deterioro de la situación económica causó unas ventas históricamente bajas en el sector del automóvil, otro importante motor de la economía española, pues este país es el noveno productor mundial de autos y un destacado fabricante internacional de componentes y de vehículos industriales.

El sector supone aproximadamente el 10 por ciento del PIB español y el 9 % del empleo nacional.

Teresa Ribera cree que la recuperación de este sector llegará “poco a poco” y se mostró dispuesta a incentivar “con prudencia” el cambio de vehículos, pero promoviendo también el paso a modelos con mayores avances tecnológicos y menos contaminantes.

En este sentido, reconoció que el auto eléctrico sigue siendo un “producto limitado”, aunque ya no es “tan exclusivo como lo era hace unos años” y cada vez gana más espacio en gamas medias.

Además, destacó que casi el 30 % de los eléctricos que se compran en España se fabrican en el país, porcentaje superior al de otro tipo de vehículos.

Edición: Catalina Guerrero