Europa y el turismo, cada país tiene su tabla de salvación

Varias personas practican paddle surf en la playa de la Barceloneta a primera hora de este jueves, un día después de la apertura de las playas de Barcelona, mientras la ciudad se prepara para presumiblemente salir de la fase 0,5 el próximo lunes. EFE/Andreu Dalmau

Madrid (EuroEFE).- Las ayudas estatales al turismo en los principales países europeos superan los 50.000 millones de euros a través de inyecciones directas, financiación y bonificaciones fiscales que tratan de frenar el impacto de la crisis de la covid-19 en un sector cuyo peso en el PIB se sitúa entre el 7,4 % de Francia y el 25 % de Grecia.

El paquete de respaldo más generoso es el dispuesto por el Gobierno francés, por 18.000 millones de euros, y destaca también la ayuda directa del Ejecutivo italiano a las familias para que gasten en los hoteles del país o el sello “Clean and Safe” para los establecimientos portugueses, que el sector considera una referencia a seguir.

Expertos consultados por EFE coinciden en la necesidad de un plan en España, que ya debería estar operativo, para que el sector pueda tratar de salvar al menos parcialmente la temporada de verano y destacan que la cuarentena decretada por el Gobierno español para los viajeros del exterior es muy negativa para la imagen del país.

Javier Santacruz, profesor del Instituto de Estudios Bursátiles, cree que en España no se han tomado medidas “claras y comprensibles”, por lo que se está poniendo en peligro la salud del motor de la economía, y pide un levantamiento ordenado del cierre de fronteras.

La profesora de EAE Business School Esther González también defiende que España está quedando rezagada respecto a Europa y pone el ejemplo de las medidas italianas para impulsar el turismo interior o de Grecia, que está enviando un mensaje de que será un lugar seguro y está preparada para ser operativa este verano.

Turistas en el Parque Güell, de Barcelona.  EFE/Marta Pérez

España, líneas ICO y protección social 

A mediados de marzo, el Gobierno aprobó una línea de financiación ICO de 400 millones de euros expresa para el turismo (ampliación de la llamada Línea Thomas Cook). Los fondos ya están agotados, según la web del ICO.

Los empresarios del sector pueden también acogerse a las líneas ICO generalistas para luchar contra esta crisis (que hasta el momento suman 84.500 millones). Hasta el pasado 6 de mayo se han beneficiado de ellas más de 50.000 empresas turísticas, que han recibido 6.102 millones.

A la vez, casi 230.000 autónomos del sector están recibiendo la prestación por cese de actividad y 930.000 trabajadores están acogidos a expedientes de regulación temporal de empleo (erte) por fuerza mayor.

La medida que más controversia ha generado es el establecimiento de una cuarentena obligatoria para los viajeros procedentes del extranjero, decisión que la ministra del ramo, Reyes Maroto, ha defendido esta semana en el Senado como necesaria para seguir controlando la pandemia.

En 2019 el país recibió 83,7 millones de turistas, que gastaron más de 92.000 millones de euros. El sector representa el 12,3 % del PIB y el 12,7 % del empleo.

Los operadores turísticos y los artistas participan en una manifestación en la plaza Piazza del Plebiscito de Napoles. EFE / EPA / CIRO FUSCO

Italia, dinero directo a las familias para gastar en turismo

El Gobierno transalpino ha aprobado este mes un decreto con ayudas de hasta 55.000 millones para apoyar a empresas y familias, de los que 4.000 millones irán destinados a reactivar el turismo.

Lo más novedoso del plan es la subvención de 500 euros a familias con ingresos de hasta 40.000 euros anuales para que puedan gastar en hoteles del país durante la segunda mitad de 2020 y los 25 millones de euros de subvenciones a fondo perdido destinados a agencias de viajes y operadores turísticos.

Habrá también una partida de hasta 150 millones de euros para el bienio 2020-2021 para ayudar a las empresas del sector a realizar adquisiciones, mejoras y renovaciones y otros 20 millones de euros para la promoción de los viajes en el interior del país, además de exenciones fiscales.

En Italia el turismo representa un 13 % del PIB. En 2019 recibió 63 millones de turistas que gastaron en el país 44.300 millones de euros.

Un surfista en la playa de Peniche, al norte de Lisboa.EFE/Carlos García

Portugal, sello “clean and safe” 

El Gobierno portugués aprobó líneas de crédito específicas para el sector, por un total de 1.700 millones, y ha dispuesto una línea de apoyo a la tesorería de microempresas de turismo por 60 millones de euros.

Pero lo que los expertos y profesionales del sector valoran por encima de las ayudas es la implantación de un sello “Clean and Safe” (limpio y seguro) en el que Portugal ha sido pionero, junto con Singapur. Cubre toda la cadena de valor del turismo en todo el país y a él se han adherido ya más de 4.000 empresas.

En Portugal, el turismo representa cerca del 16 % del PIB. El país recibió el año pasado 27 millones de visitantes y registra unos ingresos por turismo de 18.400 millones de euros.

Un ciclista hace algunas acrobacias en la Plaza de los Derechos Humanos de Trocadero, cerca de la Torre Eiffel, en París (Francia). EFE/ Mohammed Badra

Francia, más de 18.000 millones

El Gobierno francés ha presentado un plan de apoyo al sector turístico que suma 18.000 millones de euros mediante préstamos, ayudas directas y exenciones fiscales, además de una inversión de 1.300 millones para relanzar el sector.

Los fondos estarán abiertos al sector hasta finales de 2020 y, al tiempo, las empresas quedarán exoneradas de cotizaciones salariales y patronales mientras dure el cierre de los establecimientos.

La industria turística genera el 7,4 % del PIB francés y emplea a unos dos millones de personas. Es el primer destino turístico del mundo, algo por delante de España, con 90 millones de visitantes extranjeros en 2019.

Los guardias presidenciales griegos, vestidos con los uniformes tradicionales de la guerrilla póntica para conmemorar el aniversario de la masacre de los pontios griegos, realizan un cambio honorable de guardias en el monumento del Soldado Desconocido en Atenas, Grecia, el 19 de mayo de 2020. EFE / EPA / KOSTAS TSIRONIS

Grecia, reducciones de impuestos y subvenciones al empleo 

El plan del Gobierno griego de apoyo al turismo y la restauración forma parte del compendio de ayudas estatales, en forma de créditos y rebajas fiscales por un volumen de 24.000 millones de euros hasta octubre.

Incluye reducciones del IVA en todo el transporte para el periodo estival, así como para el café, las bebidas no alcohólicas y las entradas de los cines al aire libre, una actividad estrella de los veranos griegos.

Además, el Gobierno subvencionará hasta septiembre a los 120.000 trabajadores estacionales que no tendrán un empleo este verano y las contribuciones a la seguridad social de los empleados del sector.

El turismo es la base de la economía griega, ya que representa entre el 25 % y el 30 % del PIB. El año pasado registró 34 millones de visitantes, gracias a los cuales ingresó 19.000 millones de euros.

Una madre y su hijo Juegan en la arena a orillas del río Támesis en Londres, Gran Bretaña, el 20 de mayo de 2020. EFE/EPA/ANDY RAIN

Reino Unido y Alemania

En Reino Unido, el Gobierno ha puesto en marcha un amplio plan dotado con 376.000 millones de euros -el mayor desde la Segunda Guerra Mundial- para ayudar a las empresas a afrontar la crisis de la covid-19, que incluye a las empresas del sector.

El turismo supone el 9 % del PIB británico, con una aportación de unos 145.000 millones de euros al año, y da empleo a unos 3,1 millones de personas. En 2019 recibió 38,9 millones de turistas internacionales, que gastaron algo más de 29.000 millones de euros.

Por su lado, el Gobierno alemán ha aprobado un plan de apoyo a la economía sin diferenciar por sectores, salvo con algunas medidas específicas como la rebaja del IVA en los restaurantes del 19 al 7 %.

El turismo representa el 10,7 % del PIB alemán y genera 2,9 millones de puestos de trabajo. En 2019 recibió 39 millones de extranjeros, que gastaron unos 40.000 millones de euros.