Aumenta el paro en el sector turístico español por el COVID, pero agosto consigue crear empleo

empleo

Una oficina de empleo de Madrid, en abril de 2020, en plena pandemia de COVID-19. [EFE-EPA]

Madrid (EuroEFE).- El mercado laboral reflejó en agosto el impacto de la pandemia del COVID-19 en el sector turístico con 29.780 parados más, por debajo no obstante de las cifras de este mes en los últimos años, y con creación de empleo en un mes caracterizado por lo contrario.

Los rebrotes y las restricciones de movimientos aplicadas en algunos países han dañado la campaña turística, lo que se ha reflejado en ese repunte del paro, tras el descenso de julio, que eleva el total de desempleados a 3.802.814 personas, según los datos facilitados por los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social.

No obstante, se trata de un incremento menor que los registrados en los mismos meses de 2019 (54.371), 2018 (47.047) y 2017 (46.400).

Fin de la campaña turística

Todos los meses de agosto anteriores se había destruido empleo por el fin de la campaña turística, un efecto que se ve especialmente en el último día del mes, donde este año tampoco ha habido excepción: el 31 de agosto se registraron 331.142 bajas de afiliación.

Se trata, han señalado desde el Gobierno, de una cifra que refleja cada temporada la alta rotación y temporalidad del mercado laboral español, especialmente en servicios.

Mirando las cifras desde abril, tras las fuertes caídas de empleo por el impacto del COVID-19, el número medio mensual de afiliados ha crecido en 333.709 personas aún lejos de los niveles previos a la pandemia. En febrero, había 19,2 millones de ocupados.

Frente al mismo mes del año pasado, el mercado tiene 527.851 afiliados menos. Según Funcas, desde mayo se ha recuperado el 44 % del empleo total perdido en marzo y abril.

“La recuperación de la afiliación continúo en agosto, pero el efecto agregado de la crisis de la COVID-19 sigue siendo notable”, destacan desde el BBVA Research.

“Todavía nos queda camino por recorrer, de aquí a final de año va a ser un tramo muy complicado”, advierte a Efe el presidente del IMF Business School, Carlos Martínez, que apunta a un paro por encima del 20 % a final de año.

De vuelta al paro de agosto, el número de desempleados disminuyó en la agricultura (13.523 menos) y aumentó en la construcción (7.983), la industria (2.981) y el colectivo sin empleo anterior (11.853).

Pero, sobre todo, se incrementó en los servicios (20.216 más), algo que el Ministerio de Trabajo atribuye a las restricciones de movilidad determinadas por los principales países emisores de turismo del mercado español.

Destaca además que el paro se incrementó más entre las mujeres (20.327) que entre los hombres (9.453), dejando así más de medio millón más de desempleadas que desempleados.