Caídas récord del PIB y del empleo en la eurozona y en la UE

El PIB de la eurozona y de la UE ha caído cifras récord desde que hay registros en 1995. [EFE/EPA/CSABA KRIZSAN]

Bruselas (EuroEFE).- El producto interior bruto (PIB) de la eurozona se desplomó un 12,1 % y el del conjunto de la Unión Europea (UE) un 11,7 % en el segundo trimestre a causa de la pandemia de la COVID-19, en ambos casos la mayor caída desde que comenzaron los registros en 1995.

Además, el volumen de personas con empleo descendió un 2,8 % en la eurozona y un 2,6 % en la Unión Europea (UE) en el segundo trimestre del año. Se trata de la caída más acusada en esta tasa desde el inicio de la serie histórica en 1995

La oficina de estadística comunitaria Eurostat confirmó este viernes su cálculo preliminar del retroceso del PIB de los países que comparten la moneda única y limitó levemente la caída del PIB en el conjunto del continente, que en su primera estimación había cifrado en un 11,9 %.

En comparación con el primer trimestre del año, el PIB ha descendido en todos los Estados miembros para los que Eurostat dispone de datos, siendo la caída de España la más acusada, con un 18,5 %.

En el primer trimestre del año, cuando comenzaron a imponerse las primeras medidas de confinamiento para contener la expansión de la pandemia en países como Italia o España, la contracción había sido del 3,6 % en la eurozona y del 3,2 % en los Veintisiete.

No obstante, el periodo entre abril y junio más que triplicó la caída en el PIB del trimestre anterior por la extensión generalizada de estas medidas y el parón casi total de la actividad económica, y pese a que muchos países empezaron a suavizar las restricciones en mayo.

Se trata, según Eurostat, de “la caída más intensa por mucho” desde que comenzó esta serie histórica, hace un cuarto de siglo.

En términos interanuales, la caída en el segundo trimestre fue del 15 % en la eurozona y del 14,1 % en la Unión Europea, también cifras récord desde que la oficina de estadística europea comenzó esta medición.

El desplome del empleo también histórico

El volumen de personas con empleo descendió un 2,8 % en la eurozona y un 2,6 % en la Unión Europea (UE) en el segundo trimestre del año, informó este viernes la oficina europea de estadística Eurostat.

Se trata de la caída más acusada en esta tasa desde el inicio de la serie histórica en 1995 y coincide con un periodo en el que la amplia mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea (UE) impusieron medidas de confinamiento para frenar la expansión de la COVID-19.

En el primer trimestre de 2020, cuando algunos países comenzaron ya a aplicar medidas restrictivas, el empleo había decaído un 0,2 % en la eurozona y un 0,1 % en la UE.

En términos interanuales, comparando con el mismo trimestre del año anterior, la tasa de empleo cayó un 2,9 % en la eurozona y un 2,7 % en la UE, después de haber crecido un 0,4 % en ambos territorios en el primer trimestre del año.

Estas caídas también son las más drásticas de la serie histórica.

España, el mayor desplome en el PIB

Entre los países para los que hay datos disponibles, España sufrió el mayor desplome con diferencia, al retroceder su PIB un 18,5 % frente al 5,2 % que había caído en el primer trimestre del año.

El segundo descenso trimestral más elevado en la UE se registró en Hungría, con un 14,5 %, seguida de Portugal, cuya economía sufrió una caída del 13,9 %.

El PIB de Francia, que en el primer trimestre había anotado la caída más drástica en la UE con un 5,9 %, registró un retroceso del 13,8 %, el cuarto más elevado de la UE.

Alemania, la principal economía de la Unión Europea, registró una caída del 10,1 %, un desplome sin precedentes desde la posguerra; en Italia ha caído un 12,4 %, en Bélgica un 12,2 % y en Holanda un 8,5 %.

En sus últimas previsiones macroeconómicas, publicadas a principios de julio, la Comisión Europea (CE) empeoró sus estimaciones iniciales de crecimiento y estimó que el PIB de la eurozona caerá un 8,7 % y el de la UE un 8,3 % el conjunto de este año.

En sus anteriores previsiones, fechadas en mayo, Bruselas esperaba que la COVID-19 provocara un descenso del PIB del 7,7 % en los diecinueve países del euro y del 7,4 % en los Veintisiete.

Para 2021, el Ejecutivo comunitario sigue confiando en una recuperación de la economía y estima que el producto interior bruto aumentará un 6,1 % en el área de la moneda única y un 5,8 % en toda la UE.

Antes de la pandemia, la Comisión Europea esperaba que este año se cerrase con un incremento del PIB del 1,4 % en la UE y del 1,2 % en la eurozona.

Fuera de la UE, el Reino Unido cerró el segundo trimestre del año con un retroceso histórico de su PIB, del 20,1 %, mientras que la caída del dato estadounidense fue del 9,5 %.