Calviño asegura a Bruselas que preparará cuanto antes los Presupuestos de 2020

Calviño

Calviño, en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, trasladó este lunes a la Comisión Europea que el Gobierno quiere preparar “cuanto antes” unos Presupuestos para 2020 que conjuguen la reducción del déficit público con el mantenimiento del crecimiento, dentro de los márgenes de flexibilidad que permite Bruselas.

Calviño aprovechó su presencia en la capital comunitaria para asistir al Eurogrupo y reunirse con los vicepresidentes de la Comisión Valdis Dombrovskis y Margrethe Vestager y con el comisario de Economía, Paolo Gentiloni.

La titular española de Asuntos Económicos negó que los comisarios le hayan reclamado ya unas cuentas para este año y aseguró que les ha informado de que la intención del Ejecutivo es “proceder cuanto antes a la preparación” de estas cuentas y “mantener las líneas de diálogo abiertas” con la Comisión durante el proceso.

El Gobierno ha indicado en los últimos días que antes de la presentación de los Presupuestos quiere negociar con Bruselas la senda de déficit público para los próximos tres años para flexibilizar los objetivos.

Calviño presentará al Eurogrupo la política económica del nuevo Gobierno español

Bruselas,(EuroEFE).- La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, presentará este lunes al Eurogrupo las líneas generales de la política económica del nuevo Ejecutivo, que espera pactar con Bruselas una nueva senda de déficit …

Preguntada a este respecto, Calviño insistió en que el Gobierno “tiene un claro compromiso con el cumplimiento de las reglas comunitarias, con la reducción del déficit y de la deuda pública al ritmo más rápido posible, pero que sea compatible con el mantenimiento de la creación de empleo y el crecimiento económico”.

“Las reglas comunitarias tienen determinados elementos de flexibilidad dentro de los cuales tendremos que encontrar ese adecuado equilibrio”, dijo.

Desde que España salió en junio del procedimiento por déficit excesivo -al llevarlo por debajo del umbral del 3 %-, la Comisión ya no fija objetivos concretos de déficit nominal para cada año, pero sí exige que se reduzca el déficit estructural, sin tener en cuenta el efecto del ciclo económico.

En concreto, Bruselas pide un ajuste del 0,65 % del producto interior bruto (PIB) para 2020 (unos 7.800 millones de euros). La Comisión ya advirtió en octubre pasado de que no prevé que se cumpla el ajuste, aunque el cálculo se basó en las cuentas prorrogadas de 2018.

Las normas europeas permiten un desvío del ajuste estructural recomendado de un 0,5 % del PIB en dos años.

Preguntada sobre si el Gobierno necesita conocer el margen de maniobra que está dispuesta a conceder la Comisión antes de elaborar los presupuestos, Calviño afirmó que se trata de “procesos que se dan en paralelo”.

Incidió además en que “no es realista” la senda de déficit vigente, aprobada por el anterior Gobierno del PP con los presupuestos de 2018, puesto que los de 2019 no salieron adelante.

Esta senda fija un objetivo de déficit público nominal del 1,7 % del PIB para este año.

“Ahora lo que haremos es trabajar en una senda que sea creíble, que sea realista y que nos permita lograr ese equilibrio presupuestario en los próximos años”, dijo Calviño.

La vicepresidenta tercera subrayó que la Comisión Europea ha mostrado “satisfacción” por el nombramiento del Gobierno, por su compromiso con el cumplimiento de las normas comunitarias y por el hecho de que comparta las prioridades políticas de la nueva Comisión.

Una transición ecológica “justa” entre países de la UE

Por otro lado, Calviño defendió este lunes que la transición ecológica en la Unión Europea debe ser “justa” entre los países.

Calviño se pronunció así ante la reducida cantidad que España espera recibir del Fondo de Transición Justa presentado por la Comisión Europea para ayudar a las regiones que tengan más dificultades para alcanzar la neutralidad de emisiones de CO2 en 2050.

“En el contexto comunitario es muy importante proteger (…) el buen funcionamiento del mercado interior, el hecho de que las empresas de los distintos países estén compitiendo en regímenes de igualdad”, declaró a su llegada a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo) en Bruselas.

“Es importante que los distintos mecanismos generen los incentivos adecuados, es decir, que no se remunere a países que a lo mejor tienen un menor compromiso con esta transición ecológica”, consideró.

Por tanto, reiteró que la transición ecológica debe ser “justa” al nivel nacional y comunitario.

“Tendremos que ver ahora que se ha puesto sobre la mesa la propuesta de la Comisión, cómo actuar (…) para asegurarnos de que los distintos mecanismos que se diseñen son justos, responden a las prioridades de nuestro país y remuneran a aquellos Estados miembros que, como el nuestro, quieren ser ambiciosos, también realistas y justos en todo este proceso de transición”, dijo.

Según una propuesta dada a conocer la semana pasada por la Comisión Europea, España solo podrá recibir un 4,1 % de los 7.500 millones con que estará dotado el nuevo Fondo de Transición Justa; es decir, unos 307,4 millones de euros.

Polonia será el país más beneficiado, con 2.000 millones de euros (26,7 %), seguida de Alemania, con 876,6 millones (11,7 %), y Rumanía, con 757,1 millones (10,1 %), que se repartirán cerca de la mitad de la dotación.

Sin embargo, Polonia fue el único país de la Unión Europea que en la cumbre europea del pasado diciembre rechazó apoyar que el club comunitario alcance la neutralidad climática en 2050, es decir, que sus emisiones contaminantes sean equivalentes a las que el territorio puede absorber.

El fondo propuesto estará dotado con 7.500 millones de euros del presupuesto europeo para 2021-2027, que deberán complementarse después con aportaciones de los Estados miembros: tendrán que poner entre 1,5 y 3 euros de los fondos de cohesión que les corresponden por cada euro que reciban del Fondo de Transición y cofinanciar además parte de los proyectos beneficiarios.

Bruselas espera con este sistema que se movilicen 104.000 millones de euros en inversiones para ayudar a las regiones a cambiar su industrias contaminantes por otras más limpias o formar a los trabajadores afectados para nuevos empleos.

Calviño se pone al frente en España de un equipo económico reforzado y continuista

Madrid (EuroEFE).- El área económica del Gobierno español se ha reforzado con una vicepresidencia para asuntos económicos y transformación digital que desempeñará la ministra de Economía, Nadia Calviño, que se pone al frente de un equipo económico continuista en el …