Calviño presentará al Eurogrupo la política económica del nuevo Gobierno español

La ministra española de Economía, Nadia Calviño, junto al presidente del Eurogrupo, Mario Centeno. [EFE/EPA/OLIVIER HOSLET]

Bruselas,(EuroEFE).- La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, presentará este lunes al Eurogrupo las líneas generales de la política económica del nuevo Ejecutivo, que espera pactar con Bruselas una nueva senda de déficit más flexible.

Como es habitual cuando hay un cambio de Gobierno, Calviño aprovechará la primera reunión de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona de 2020 para exponer “las líneas maestras de la política económica” durante la nueva legislatura, explican desde el Ministerio de Economía.

“Se trasladará un mensaje claro y contundente de los tres ejes de acción, y el primero es la disciplina presupuestaria, compatible con un crecimiento inclusivo y reformas estructurales”, señalan fuentes del Ministerio.

El Gobierno tiene como una de sus prioridades económicas la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2020, para lo que antes tiene que aprobar el techo de gasto y una nueva senda de déficit público. El Ejecutivo quiere negociar con Bruselas esta senda para flexibilizar sus metas antes de llevarla al Congreso.

Fuentes del Ministerio de Economía precisan, sin embargo, que “no se está trabajando en una flexibilización de unos objetivos concretos”, sino en la preparación de la nueva senda de déficit y deuda públicos para los próximos tres años y de las cuentas de 2020 en contacto con Bruselas, como se ha hecho en ejercicios anteriores.

“Lo que vamos a hacer (…) es tener una comunicación constante con la Comisión Europea para que conozcan nuestras previsiones, hacia dónde pensamos llevar los ingresos y gastos, nuestras justificaciones, de modo que el resultado de nuestro trabajo en senda y presupuesto esté alineado con lo que espera la Comisión de nosotros”, apuntan.

La senda de déficit que acompañaba a los presupuestos prorrogados de 2018 remitidos en octubre pasado a Bruselas preveía un déficit del 1,7 % del PIB este año.

Ahora bien, desde que España salió en junio del procedimiento por déficit excesivo -al llevarlo por debajo del umbral 3 %-, la Comisión ya no fija objetivos concretos de déficit nominal para cada año, como hizo durante la década en que estuvo abierto el procedimiento.

Lo que sí exige, para prevenir que vuelva a descarrilar, es que se reduzca el déficit estructural en un cierto volumen, en concreto, en un 0,65 % del PIB (unos 7.800 millones de euros) en 2020. Bruselas advirtió a España en octubre de que no prevé que cumpla el ajuste, aunque el cálculo se basó en las cuentas prorrogadas.

Fuentes del Ministerio de Economía recuerdan, además, que las normas europeas de disciplina presupuestaria contienen mecanismos de flexibilidad que se han usado “en los últimos años con muchos países para conseguir los ajustes necesarios y que sean compatibles con sus políticas internas”, en particular, la posibilidad de desviarse del ajuste estructural recomendado en un 0,5 % del PIB en dos años.

Queda por ver el enfoque que adopta en estas negociaciones la nueva Comisión Europea, que mantiene como vicepresidente económico al letón Valdis Dombrovskis, pero tendrá como comisario del ramo al italiano Paolo Gentiloni. Calviño prevé reunirse con varios miembros del Ejecutivo durante su visita a Bruselas.

Seguir trabajando en la reforma de la eurozona

Bruselas (EuroEFE).- Los líderes de la Unión Europea (UE) pidieron este viernes seguir avanzando en la reforma de la eurozona, después de que la semana pasada los ministros económicos del área de la moneda única fueran incapaces de cerrar un …

La reforma de la eurozona

Al margen de la intervención de la ministra, el punto principal de la magra agenda del Eurogrupo será la reanudación de las negociaciones sobre la reforma de la eurozona después de que los progresos conseguidos hasta diciembre del año pasado fuesen menos de los esperados.

Los ministros prevén que los últimos detalles de la reforma del Mecanismo Europeo de Estabilidad -el fondo de rescate europeo- no queden cerrados hasta marzo, en lugar de enero como se apuntó inicialmente, y que sea necesario mucho más trabajo para avanzar en el Sistema Europeo de Garantía de Depósitos.

Además, el Fondo Monetario Internacional presentará su último informe sobre la economía de la eurozona y la Comisión su recomendación de política económica para el área del euro, emitida en diciembre.