Calviño reafirma la voluntad de tener cuanto antes los Presupuestos

Calviño

Calviño, en una imagen de archivo. [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- La vicepresidenta tercera del Gobierno español y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, insistió este martes en que la intención del Ejecutivo es aprobar los Presupuestos de 2020 “cuanto antes” y negó retraso alguno en el proceso después de que el presidente Pedro Sánchez afirmara que quiere adoptarlos antes de que finalice el verano.

Calviño señaló que se ha dado el “pistoletazo de salida” a la preparación de los Presupuestos porque el fin es que se aprueben “cuanto antes”.

“Ese es el objetivo claro, es decir, que retraso ninguno. De hecho estamos poniendo en marcha a buen ritmo todo el proceso de preparación”, afirmó Calviño en una rueda de prensa tras participar en el consejo de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea en Bruselas.

La vicepresidenta tercera del Gobierno respondió así preguntada por las declaraciones de Sánchez este martes en una entrevista con RTVE en la que afirmó que el Ejecutivo quiere tener aprobadas las cuentas “antes de que finalice el verano”.

Calviño asegura a Bruselas que preparará cuanto antes los Presupuestos de 2020

Bruselas (EuroEFE).- La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, trasladó este lunes a la Comisión Europea que el Gobierno quiere preparar “cuanto antes” unos Presupuestos para 2020 que conjuguen la reducción del déficit público con el mantenimiento …

Calviño rehusó que estas palabras puedan interpretarse en el sentido de que las cuentas estarán aprobadas como muy pronto en verano.

La ministra insistió en que en la elaboración de las cuentas el Gobierno se mueve en el marco de las normas europeas de disciplina fiscal y que “lo primero que hay que tener” es una “senda realista que permita avanzar lo más rápido posible en la reducción del déficit y la deuda pública, sin poner en riesgo el crecimiento económico y la creación de empleo”.

Calviño aseguró que estos son “objetivos compartidos” con la Comisión Europea (CE) y que habrá qué ver cuales son los márgenes de flexibilidad posibles y “cómo se concretan esos principios en términos de las cifras” en los Presupuestos.

La vicepresidenta rehusó precisar, no obstante, qué margen de maniobra espera que le autorice la CE para desviarse del ajuste de déficit estructural que le exige Bruselas para 2020, que equivale al 0,65 % del PIB (unos 7.800 millones de euros).

En general, las normas comunitarias permiten desviarse del esfuerzo recomendado en un 0,5 % del PIB durante dos años.

¿Una tasa digital nacional?

Por otro lado, Calviño, aseguró este martes que España “no excluye” la posibilidad de crear su propio impuesto nacional a las empresas digitales, si bien reconoció que en ese ámbito se debe trabajar en los niveles global, europeo y español.

“El Gobierno español no excluye que propongamos la creación de ese impuesto digital a nivel nacional”, declaró la política tras participar en la reunión de ministros de Economía y Finanzas de los Veintiocho que se celebró este martes en Bruselas.

Calviño añadió que la iniciativa figura “dentro de nuestros planes y del plan presupuestario que habíamos enviado a la Comisión Europea” y recalcó que ese impuesto nacional se alinearía “con los marcos que se puedan aprobar en un nivel más alto, a nivel global o a nivel comunitario”.

En cualquier caso, destacó la importancia de trabajar en tres niveles, entre los que citó el global, donde la OCDE prepara una propuesta, y el de la Unión Europea, que el año pasado decidió aparcar sus planes sobre una tasa digital comunitaria a la espera de la solución mundial.

“Tenemos que actuar claramente a tres niveles: uno es el nivel global, que nosotros impulsamos decididamente. Espero que cuanto antes tengamos una propuesta de la OCDE, a final de mes, que pueda servir de base para que en el curso del año haya un acuerdo global”, comentó.

Buscar un acuerdo sobre el nivel mínimo de impuestos a las multinacionales

Calviño consideró que “si no se produce” el acuerdo global, se tiene que actuar a nivel comunitario y afirmó que la UE tiene que dar “una respuesta, clara, coherente y unida en este contexto”.

También dijo creer que entre los ministros económicos de la Unión “hay bastante determinación” para que la Comisión Europa “actúe si no se avanza adecuadamente en el contexto de la OCDE”.

“Pero todos esperamos que haya buenas noticias y podamos avanzar en el contexto de la OCDE. Vamos a ver qué es lo que sucede en los próximos días y las próximas semanas”, apuntó.

La OCDE celebrará una reunión el 29 de enero de la que podría salir un primer acuerdo sobre el denominado Pilar I, es decir, sobre el modo de asignar los beneficios de las empresas digitales a una jurisdicción en particular para que paguen impuestos en ella.

A partir de ahí, el plan es que para junio pueda haber un acuerdo sobre el Pilar II, es decir, sobre el nivel mínimo de impuestos que deberían pagar las multinacionales en todos los países para garantizar que no se erosiona la base fiscal ni se trasladan los beneficios a otras jurisdicciones con condiciones más favorables.

La Unión Europea acordó el año pasado dejar de lado la propuesta de la Comisión para introducir una tasa digital a nivel europeo a la espera de una solución internacional, pero con el compromiso de que si para finales de este año esa solución no ha llegado se retomará el impuesto comunitario.

Francia, la UE y Estados Unidos empiezan a enzarzarse con la tasa Google

Washington/París (EuroEFE).- Se anuncia un nuevo capítulo de guerra comercial entre la UE y Estados Unidos. El Gobierno de Estados Unidos impondrá aranceles de 2.400 millones de dólares a hasta el 100 % del valor de productos franceses, en respuesta …