Confianza en dar en la cumbre europea del viernes un “paso crucial” hacia un acuerdo para la recuperación

EFE/EPA/ARMANDO BABANI/ARCHIVO

Bruselas/Madrid (EuroEFE).- El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, expresó este martes su confianza en que la cumbre europea por videoconferencia del próximo viernes, 19 de junio, sea un “paso crucial” hacia un acuerdo sobre el presupuesto de la UE para 2021-2027 y el plan de recuperación, que se cerrará posteriormente.

El marco financiero plurianual y el plan de recuperación para relanzar la economía de la Unión Europea (UE) tras la pandemia de coronavirus serán los temas principales de la reunión, explica Michel en su carta de invitación a los líderes europeos.

“Será la primera vez que discutamos el paquete desde su publicación el 28 de mayo. El Consejo ha realizado un gran trabajo para ayudar a preparar el terreno y permitir que todas las delegaciones comprendan las distintas partes de la propuesta”, indicó el presidente del Consejo Europeo.

“Es hora de que los Estados miembros debatan el paquete en profundidad”, añadió.

Según Michel, todos son conscientes “de la complejidad de las propuestas y del tiempo necesario para abordarlas” por lo que ni siquiera contempla un acuerdo este viernes pero confía en que la cumbre suponga “un paso crucial” hacia ese pacto “en una reunión física posterior”.

Aunque no menciona ninguna fecha, en Bruselas se baraja ya el próximo 9 o 10 de julio para esa reunión en la que los líderes europeos se reencontrarían por primera vez físicamente desde que comenzó la pandemia.

Michel dijo que confía en que los mandatarios confirmen su entendimiento sobre varios puntos en los que cree “que está surgiendo un consenso”, empezando por la necesidad en la UE de “una respuesta excepcional a esta crisis sin precedentes, acorde con la magnitud del desafío”.

Esa respuesta, añade, “debería financiarse mediante préstamos de la Comisión en los mercados financieros y, para permitirlo, debemos aumentar el límite máximo de recursos propios” y el esfuerzo “debe estar dirigido a los sectores y partes geográficas más afectados de Europa”.

Además, el próximo marco financiero plurianual “debe ajustarse para tener en cuenta la crisis y considerarse junto con el plan de recuperación”.

El paquete general, deja claro Michel, “no solo debe abordar la crisis inmediata, sino que también presenta una oportunidad para transformar y reformar nuestras economías y ayudarlas a adoptar un futuro verde y digital”.

Claves del plan billonario para reflotar la economía europea

Bruselas (EuroEFE).- Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) empezarán a negociar el 19 de junio un billonario plan de recuperación financiado con la emisión de deuda conjunta, una estrategia ambiciosa sin precedentes para sacar …

 

Al mismo tiempo, el presidente del Consejo pide “un debate constructivo y profundo sobre los elementos que requieren una mayor aclaración o en los que las opiniones aún deben converger”, entre los que cita el tamaño y la duración de los elementos del Plan de recuperación, la manera de dar la ayuda y la emisión de préstamos y subvenciones a fondo perdido.

También mete en este grupo las cuestiones relacionadas con la condicionalidad y la gobernanza, el tamaño y el contenido del futuro presupuesto y su financiación.

“Nuestro objetivo final es llegar a un acuerdo lo antes posible. Todavía queda bastante camino (…) por lo que tendremos que trabajar duro en los próximos días y semanas”, advierte.

Considera que la UE logrará su propósito si las conversaciones se abordan “con sentido de responsabilidad y la voluntad de salir de este gran desafío unidos y fuertes”.

La reunión comenzará a las 10.00 hora local el próximo viernes, con la tradicional intervención del presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli.

A continuación Michel y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, informarán de la videoconferencia con el primer ministro británico, Boris Johnson, celebrada el 15 de junio.

También participará la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, que informará a los líderes sobre la situación económica y al final de la reunión se abordará el estado de aplicación de los acuerdos de paz de Minsk.

España pide salvar el mercado interior

Por otro lado, la ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, aseguró este martes que el fondo de la UE contra los efectos de la pandemia debe basarse en recursos no reembolsables, no en créditos, y “no por caridad ni por irresponsabilidad”, sino para lograr una recuperación económica más rápida y con un mercado interior más fuerte.

“O salimos de esta crisis rápidamente y con un mercado interno equilibrado o salimos con una recesión y gran pérdida de empleos para todos los países miembros”, argumentó la ministra en un debate organizado telemáticamente por el Brookings Institute.

Laya respondió así al artículo publicado ese martes en el “Financial Times” por los primeros ministros de Suecia, Stefan Lofven; Dinamarca, Mette Frederiksen, y Holanda, Mark Rutte, junto con el canciller austriaco, Sebastian Kurz, conocidos como los Cuatro Frugales, que apuestan por un fondo de recuperación europeo basado en préstamos que han de ser devueltos, ya que “no hay dinero nuevo, fresco”, y toda la ayuda deberá ser costeada por los contribuyentes.

En respuesta, González Laya parafraseó al expresidente estadounidense Bill Clinton para exclamar: “¡Es el mercado interior, estúpido!”.

“No es una cuestión de caridad ni de paliar la irresponsabilidad de algunos”, dijo, además de remarcar que se trata de una cuestión de salvar el mercado interno de la “manera más rápida posible para que salga fortalecido”, un resultado que favorece a todos los Estados miembros de la UE, ya que todos ellos se benefician del mercado interno europeo, argumentó.

“No hagas esto por caridad, sino porque esto te va a permitir conseguir el retorno más rápido en el menor tiempo posible; lo contrario supondrá una recesión y pérdida de empleos para todos; ¡para ti también!”, comentó.

Editado por Miriam Burgués