Controles y cierre de fronteras por el coronavirus en Europa

Oficiales de la policía federal alemana revisan vehículos en la frontera con Francia debido a la epidemia de coronovirus en Neulauterburg, cerca de Karlsruhe, Alemania, el 13 de marzo de 2020. EFE / EPA / RONALD WITTEK

Viena/Copenhague/Bruselas (EuroEFE).- Cada vez más fronteras se blindan ante el avance del coronavirus en Europa central y del sureste, Un cierre al que también se suma Dinamarca a partir de este sábado, mientras Bruselas avisa de que las prohibiciones de viaje no son efectivas según OMS.

Dinamarca decreta cierre de frontera hasta el 13 de abril

La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, anunció este viernes desde este sábado hasta el 13 de abril debido al brote de coronavirus.

“Si miramos hacia la Unión Europea, vemos que el virus se ha asentado. Somos la región más afectada. Los países siguen estrategias distintas, hay coordinación estrecha. Pero, como primera ministra, elijo la estrategia que considero la acertada”, dijo en una rueda de prensa Frederiksen.

Dinamarca, que tiene una población de unos 5,5 millones de habitantes, ha confirmado hasta ahora 801 casos, aunque ningún muerto.

Frederiksen admitió que se trata de una medida “drástica”, pero aludió a que otros países “o están considerando hacerlo o han introducido control de fronteras”, además de señalar que no quiere que Dinamarca acabe en una situación como la de Italia.

El cierre de fronteras no afectará al transporte de alimentos, medicinas y otras mercancías, explicó en una rueda de prensa conjunta con los ministros de Justicia, Nick Hækkerup, y Exteriores, Jeppe Kofod.

“Todos los turistas y extranjeros que no puedan probar que tienen un propósito reconocido para visitar Dinamarca, no podrán entrar”, afirmó Hækkerup, quien resaltó que el control será “visible” en todos los pasos fronterizos, con presencia policial.

El Ministerio de Asuntos Exteriores danés había recomendado horas antes no realizar ningún viaje “no esencial” fuera del país hasta al menos el 13 de abril.

El Folketing (Parlamento danés) aprobó esta madrugada por unanimidad en una sesión extraordinaria un paquete de medidas urgentes que permitirán aislamientos o ingresos hospitalarios forzosos de infectados, que se unen al cierre de escuelas, guarderías y universidades anunciado hace tres días.

Fronteras selladas en Europa Central y del Sureste

La República Checa, tras decretar el estado de emergencia, ha ordenado el cierre de todas las fronteras a partir de la medianoche del próximo domingo. Salvo determinadas excepciones, los extranjeros ya no podrán entrar en el país, y los checos ya no podrán salir.

“Es una medida muy drástica, pero puede limitar de manera significativa la propagación del coronavirus”, dijo el ministro de Interior, Jan Hamacek.

También en Eslovaquia rige una prohibición de entrada para todos los extranjeros, con la única excepción de los ciudadanos polacos, mientras que Hungría, donde se mantiene la prohibición de ingreso para ciudadanos de China, Italia, Irán y Corea del Sur, ha cerrado ahora gran parte de los pasos fronterizos hacia Austria y Eslovenia,

Consecuente con esta situación, el Gobierno magiar canceló este viernes la salida del Giro de Italia 2020 que estaba prevista para el 9 de mayo en Budapest, y las dos etapas siguientes, lo que ha llevado a posponer por tiempo indefinido toda la competición.

Austria, no sólo mantiene el veto a las entradas desde Italia a pesar de haber sido fuertemente criticada por Roma y Bruselas, sino que hoy ha ampliado la medida a Suiza y Liechtenstein, y ha ordenado una estricta vigilancia en las fronteras con esos países.

Las autoridades croatas, que ya aplican controles y exámenes médicos a las personas que entran en su territorio, no descartan un próximo cierre de fronteras, advirtió hoy el ministro de Salud del país adriático, Vili Beros.

Eslovenia ha anunciado medidas para limitar a partir del lunes el tráfico de mercadería proveniente de Italia.

Agentes de la policía federal alemana revisan vehículos en la frontera con Francia, debido a la pandemia de Coronovirus, en Neulauterburg, cerca de Karlsruhe, Alemania, el 13 de marzo de 2020.EFE/EPA/RONALD WITTEK

Vuelos y trenes cancelados 

Austria ha prohibido todos los vuelos con España, Francia y Suiza a partir de las 24.00 hora local del lunes próximo y por tiempo indefinido, tras elevar al máximo nivel su alerta de viaje para esos tres países.

“Ante la rápida expansión del coronavirus, se insta a los viajeros austríacos (en los citados países) a emprender de inmediato el viaje de regreso a sus hogares”, advirtió el Ministerio de Asuntos Exteriores austríacos en su cuenta de Twitter.

Eslovaquia ha cerrado sus tres aeropuertos internacionales (Bratislava, Kosice y Poprad).

Los Trenes Federales Austríacos (ÖBB) han anunciado la cancelación de todas sus conexiones para pasajeros con Eslovaquia desde este viernes, y con la República Checa y Polonia a partir de mañana, sábado.

Macron propone cerrar Shengen a las zonas más afectadas por el COVID-19

El presidente francés, Emmanuel Macron, propuso este viernes a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, un refuerzo de los controles fronterizos “o incluso una restricción del espacio Schengen” para las personas procedentes de los países o las regiones más afectadas por el COVID-19.

Fuentes del Elíseo indicaron que Macron mantuvo una conversación con la jefa del Ejecutivo comunitario y le propuso “que la Unión Europea examine la posibilidad de controles reforzados o incluso de restricciones en las fronteras del espacio Shengen” de libre circulación.

“Esta medida está siendo objeto de debates que se proseguirán entre los socios europeos durante el fin de semana”, agregaron las fuentes.

El objetivo sería “limitar los flujos con las zonas o países terceros en los que la epidemia se ha desarrollado de forma importante o lo hará en el futuro”.

Además, perseguiría evitar que personas que pertenecen a grupos de riesgo o que están afectadas aumenten la presión sobre los sistemas de salud de los países europeos.

La decisión unilateral de algunos países europeos de cerrar sus fronteras “refuerza la necesidad de tener un planteamiento coordinado muy rápidamente”, indicaron las fuentes.

Bruselas avisa de que las prohibiciones de viaje no son efectivas según OMS

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, señaló este viernes que los controles en las fronteras que algunos Estados miembros están imponiendo ante la crisis del coronavirus “deben ser proporcionados” y advirtió que la OMS no ve efectivas “las prohibiciones generales de viaje”.

“Ciertos controles pueden estar justificados, pero las prohibiciones generales de viaje no son efectivas según la OMS. De hecho, tienen un fuerte impacto social y económicos y causan disrupciones a vidas y empresas a ambos lados de la frontera”, señaló Von der Leyen en una rueda de prensa.

“En otras palabras, cualquier medida que se tome debe ser proporcionada”, añadió la alemana.

Von der Leyen, que mantuvo este jueves un encuentro con científicos, virólogos y epidemiólogos para evaluar la situación y desarrollar estrategias de respuesta, dijo que todos los Estados miembros deben poner en marcha medidas de controles sanitarios en las fronteras, tanto internas de la UE como externas, y dentro del propio territorio de los Estados miembros.

La Comisión Europea ya ha diseñado una propuesta de guías europeas para unificar criterios para estos controles y la comisaria europea de Interior, Ylva Johannson, se la presentará a los ministros europeos reunidos hoy en el Consejo de Justicia e Interior.

Von der Leyen se mostró convencida de que “la UE será capaz de soportar este impacto”, pero instó a cada Estado miembro a “cumplir con su responsabilidad” y a que incluso los que tienen pocos casos entiendan que “no es posible parar el virus”.

“Pero sí es posible, e importantísimo, ralentizar su expansión”, añadió, y señaló que el objetivo es dar tiempo a los sistemas sanitarios para lidiar con los picos de nuevos pacientes.

Alemania y Francia, dispuestas a levantar restricciones comerciales

Von der Leyen anunció igualmente que los gobiernos de Francia y Alemania están dispuestos a cambiar las restricciones que han impuesto a las exportaciones de material médico para que pueda llegar a los centros sanitarios y personal médico que más lo necesite en otros Estados miembros.

La presidenta de la CE afirmó que ha estado en contacto con los Ejecutivos de estos y otros países y les han transmitido que “están dispuestos a ajustar sus medidas nacionales como (la CE) ha pedido.

“El mercado único debe seguir funcionando. No es bueno que los Estados miembros tomen acciones unilaterales porque causa un efecto dominó y evita que el material que se necesita urgentemente llegue a los hospitales, pacientes y personal médico”, advirtió Von der Leyen.

Edición: Catalina Guerrero