Doce países de la UE, sin Alemania y Francia, piden un plan para recuperar el automóvil

Vista de la planta de OPEL en Zaragoza. [EFE/Javier Cebollada]

Bruselas (EuroEFE).- Doce Estados miembros de la Unión Europea, entre ellos España, pidieron este viernes un plan de recuperación para la industria de la automoción, que representa en torno al 7 % del producto interior bruto (PIB) de la UE, que acelere la transición hacia una movilidad sin CO2 e impulse a otros sectores económicos.

“Compartimos la voluntad de que el llamado Plan de Recuperación de la UE incluya urgentemente un Plan Dedicado para el Sector de la Automoción con un fuerte apoyo, en línea con la importancia de esta industria para la economía europea el papel que puede desempeñar como impulsor de la recuperación económica”, señalan en una carta conjunta.

La misiva, que firman Bulgaria, República Checa, Hungría, Italia, Letonia, Malta, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y la ministra española de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, no la suscriben en cambio Francia y Alemania, los dos mayores productores de vehículos de la UE.

“El sector de la automoción es una de las actividades centrales y estratégicas en nuestra economía debido a su peso y valor agregado a la actividad manufacturera europea”, señalan esos doce países en su misiva sobre una industria que representa más del 12 % de las exportaciones de la UE y el 6 % de los puestos de trabajo.

La industria de la automoción es uno los sectores donde la producción se ha parado casi en seco durante al menos dos meses debido al impacto de la pandemia de COVID-19 y su cadena de valor se ha visto afectada, al tiempo que cae la demanda “dramáticamente”, resumen.

A ello se suma los ajustes temporales de empleo y que la crisis ha llegado en un momento de transformación de la industria hacia una movilidad con menos CO2, en línea con la estrategia de la UE de descarbonizar la economía para 2050.

“Creemos que este plan debe basarse en una evaluación exhaustiva de la situación post-COVID en el sector con una asignación financiera significativa para garantizar, no solo la recuperación a los niveles anteriores a la crisis, sino también un mayor crecimiento sostenible del sector y su papel como motor para los otros sectores de nuestra economía”, indican.

La docena de países firmantes considera que ese plan debería de “centrarse en la recuperación de la actividad de toda la cadena de valor, de manera compatible con los objetivos de transformación ambiental y digital de la Unión Europea (…) para acelerar la transición hacia un nuevo modelo de movilidad sostenible”.

“Es necesario desplegar actividades específicas para reiniciar la demanda de vehículos, especialmente para vehículos con bajas y cero emisiones”, lo que supondría “una oportunidad para que la industria automotriz de la UE mantenga su liderazgo en el contexto internacional altamente competitivo”, concluyen.