El BCE advierte contra la toma de riesgos que conllevan los bajos tipos de interés

Vista exterior del Banco Central Europeo (BCE) ) [EFE/EPA/RONALD WITTEK]

Fráncfort (Alemania) (EuroEFE).- El Banco Central Europeo ha advertido contra el aumento de la toma de riesgos en un contexto, como el que se vive en la actualidad, de bajos tipos de interés.

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, dijo este miércoles que “los bajos tipos de interés apoyan la actividad económica” de la zona del euro, pero advirtió de que la situación puede conllevar  “efectos secundarios”.

Guindos presentó este miércoles el informe semestral de estabilidad financiera del BCE y dijo que es necesaria una política de prudencia macroeconómica en algunos países.

“Aunque el entorno de bajos tipos de interés apoya la economía -dijo De Guindos-, notamos también un aumento de la toma de riesgos que exige un seguimiento continuo y cercano”.

Por ello instó a las autoridades a utilizar las herramientas disponibles para afrontar las vulnerabilidades donde sea posible.

Los fondos de inversión, aseguradoras y fondos de pensiones, que cada vez tienen más importancia en la financiación de la economía, han asumido más riesgos y han aumentado su exposición al riesgo, tanto empresarial como soberano.

El vicepresidente del BCE añadió que en algunos sectores se están tomando demasiados riesgos, como las instituciones financieras que no son bancos, algunas empresas que ya están demasiado endeudadas y algunos mercados inmobiliarios, donde se pueden formar burbujas en algunos países.

Es necesaria una política de prudencia macroeconómica por ello en algunos países, añadió.

El Banco de España alerta sobre el “apetito por el riesgo”

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, alertó este lunes sobre el apetito por el riesgo de los bancos en un escenario de bajos tipos de interés que hace que ni siquiera cubran el coste del capital, lo que les lleva a buscar rentabilidad en negocios distintos del típico bancario.

En la convención anual de la Asociación de Mercados Financieros, el gobernador dijo que era preciso que e este entorno de baja rentabilidad, las entidades sigan trabajando para mejorar sus balances y aumentar la eficiencia, pero la coyuntura de tipos bajos y presiones sobre la rentabilidad puede impulsar a las entidades a asumir mayores riesgos, con elevados volúmenes de deuda de alto riesgo y préstamos apalancados, sobre los que ya alertó el supervisor en un estudio reciente.

Los requerimientos de Basilea 3 (aumento de los requerimientos de capital y los requisitos de liquidez, mayor hincapié en la capacidad de absorción de perdidas, nueva dimensión macroprudencial para tratar de evitar crisis sistémicas, incorporación de los colchones de capital y refuerzo de los requisitos transparencia) han fortalecido la capacidad de resistencia del sistema financiero global, según gobernador, también presidente del Comité de Supervisión de Basilea 3.

Además, este órgano evaluará las reformas y su impacto para determinar si es necesario modificar alguna norma porque tenga efectos colaterales o no consiga los efectos perseguidos.

El vicepresidente del BCE Luis de Guindos. EPA/STEPHANIE LECOCQ

Guindos ya advirtió sobre la rentabilidad del negocio bancario

Al inaugurar la vigésima segunda conferencia financiera Euro Finance Week, de Guindos advirtió este lunes que el 75 % de los bancos más grandes genera rentabilidades por debajo del 8 % que exigen los inversores para mantener acciones del banco.

El vicepresidente del BCE consideró que esta baja rentabilidad de los bancos de la zona del euro se debe al exceso de capacidades en la banca europea, porque hay demasiados bancos, y no tanto a la política monetaria de la entidad muy expansiva y a los bajos tipos de interés.

Reconoció que los márgenes de intermediación de los bancos están bajo presión debido a que los tipos de interés son muy bajos, pero insistió en la necesidad de que se produzca una consolidación en el sector bancario europeo y que muchos bancos ajusten sus modelos de negocio.

Un artículo del informe sobre la rentabilidad de los bancos, que el BCE ha adelantado, asegura que los bancos con rendimientos más bajos se encuentran en los países más afectados por la crisis de endeudamiento soberano, incluidos España e Italia, y en Alemania.

Los bancos con un número mayor de créditos problemáticos, más del 20 % entre 2015 y 2018, tienen una rentabilidad baja porque la gestión de estos activos problemáticos crea costes más elevados y da como resultado un ratio de eficiencia más elevado.

La mayor parte de estas entidades se encuentra en los países más afectados por la crisis de endeudamiento cono Grecia, Italia, Chipre y Portugal, añade el informe de estabilidad financiera del BCE.