El BCE esperará a ver el efecto de sus estímulos monetarios para afrontar el impacto de la pandemia

Vista de la sede del BCE en Fráncfort (Alemania). EFE/Ronald Wittek/Archivo

Fráncfort (Alemania) (EuroEFE).- El Banco Central Europeo (BCE) esperará a ver el efecto de los estímulos monetarios que ha aplicado hasta ahora para afrontar las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus.

El Consejo de Gobierno del BCE analizará este jueves la situación económica de la zona del euro tras la paralización de la actividad económica en todos los países para evitar la propagación del virus.

Muchos analistas descartan que el BCE vaya a aprobar nuevas decisiones de política monetaria, aunque están convencidos de que enfatizará que está dispuesto a hacer todo lo necesario para mantener la integridad de la zona del euro.

El gestor sénior de carteras de bonos públicos en euros de Pimco, Konstantin Veit, considera que “el BCE reiterará con contundencia su disposición a hacer todo lo que sea necesario”, pero no espera ninguna decisión de política monetaria de largo alcance.

“Es improbable que veamos ningún cambio material en la política monetaria en abril”, considera el gestor de Pimco.

Sin embargo, Veit subraya que “puede haber cambios con el paso del tiempo” en el programa de compras de emergencia pandémica.

Por ejemplo, en la cantidad establecida en 750.000 millones de euros, que equivale al 6 % del PIB (producto interior bruto) de la zona del euro y es un volumen considerable, pero hay margen de maniobra para hacer más.

Ni la pandemia de coronavirus logra unir al Consejo del BCE

Fráncfort (Alemania)/París (EuroEFE).- La magnitud de la crisis económica que va a crear la pandemia por el coronavirus no ha sido suficiente para lograr la unidad total en el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) al decidir comprar …

 

Pimco considera también que se podrían añadir nuevos activos elegibles dentro del programa, aunque estos cambios no serían inmediatos.

Los analistas de Bank of America descartan un impacto sostenido en el mercado de la reunión de este jueves, pero también prevén que el BCE aumentará las compras de deuda por la pandemia en algún momento.

En qué medida las aumentará dependerá de los daños y de la cuantía del fondo de recuperación europeo, pero podría llegar a duplicarse hasta mediados de 2021, aunque es muy pronto para anunciarlo, según Bank of America.

El BCE ha aplicado un nuevo programa de compras de emergencia frente a la pandemia y junto con el resto de programas de compras de deuda que ya tenía va a adquirir bonos por 1,1 billones de euros hasta el final de este año.

También ha decidido aceptar como garantía en sus operaciones de refinanciación bonos que sean degradados a partir del 7 de septiembre a bono basura, aunque deben tener una calificación mínima de BB.

El BCE tranquiliza las primas de riesgo del sur de Europa

Madrid/Francfort (EuroEFE).- El BCE, que comunico el miércoles que aceptaría algunos tipos de bono basura como garantía en sus operaciones de financiación, ha aportado algo de calma a los mercados de deuda horas antes de que la cumbre europea estudie …

 

De este modo, el BCE aceptará deuda de países como Italia, al que Fitch ya ha bajado la calificación crediticia de la deuda soberana un escalón, a BBB-, un aprobado bajo, desde BBB.

La deuda de Italia se encuentra a sólo un peldaño del bono basura, según Fitch.

El BCE se quiere asegurar de que los bancos tienen suficientes activos de garantía para obtener la liquidez que necesitan para financiar a la economía real.

Veit subraya que el BCE “tiene la oportunidad de aclarar qué tratamiento le dará a los activos “fallen angel” (ángeles caídos) dentro de los distintos programas de compras”.

“Creemos que el BCE seguirá comprando activos que fueron degradados después del pasado 7 de abril y que mantienen al menos un rating de BB, pero esto no abre la puerta a una compra amplia e indiscriminada de toda clase de papel High Yield (alta rentabilidad)”, dice Veit.

Se conoce por “ángeles caídos” a los bonos de empresas que han perdido la calificación de grado de inversión.

El BCE mantendrá, previsiblemente, los tipos de interés en un futuro previsible porque bajarlos más no servirá de mucho para apoyar la economía, según algunos analistas.

El organismo presta a los bancos al 0 % semanalmente y les cobra un 0,50 % por el exceso de reservas a un día (facilidad de depósito).

La pandemia de COVID-19 va a incrementar enormemente el déficit y la deuda pública en la zona del euro en 2020.

Los analistas de UniCredit prevén que los gobiernos de la zona del euro emitirán deuda negociable neta, bonos y letras del Tesoro, por valor de 1 billón de euros en 2020, muy por encima de los 185.000 millones de euros que preveían antes de que surgiera la pandemia.

Pero dependiendo del tamaño y el funcionamiento del fondo de recuperación europeo, las emisiones de deuda podrían ser más bajas en algunos países.

“Por ello, hay un elevado grado de incertidumbre acerca de los volúmenes de emisión de bonos este año de los países de la zona del euro”, según los analistas de UniCredit.

Bank of America considera que el fondo de recuperación no estará disponible, al menos, hasta comienzos de 2021, si no más tarde, por lo que parece que se deja a los países de la periferia de la zona del euro en el frío durante casi todo el 2020.

“El BCE es el pegamento que deben mantener todo unido”, opinan los analistas de Bank of America.

Editado por Miriam Burgués