El Eurogrupo ultima una respuesta económica a la pandemia de momento sin “coronabonos”

EFE/ARCHIVO

Bruselas (EuroEFE).- Los ministros de Economía y de Finanzas europeos prevén aprobar este martes un nuevo paquete de medidas para paliar el impacto económico del coronavirus que, de momento, excluye la opción de emitir los “coronabonos” que demandan España o Italia.

El plan que ultima el Eurogrupo tiene tres pilares: la apertura de una línea de crédito del Mecanismo Europeo de Estabilidad -el fondo de rescate de la eurozona- específica para la pandemia, la movilización de 200.000 millones de euros en inversiones por parte del Banco Europeo de Inversiones y la creación de un fondo europeo contra el paro con 100.000 millones disponibles para préstamos.

Sin embargo, deja sin respuesta las demandas de España, Italia, Francia y otros seis países para que se emita deuda respaldada por el conjunto de la Unión Europea (UE) para obtener en el mercado el ingente volumen de financiación que se necesitará para responder a una crisis que, insisten, no es culpa de ningún país pero castigará a todos.

Alemania, Holanda, Austria o Finlandia mantienen su rechazo a una medida que implicaría que todos los países tengan que responder conjuntamente por el riesgo de impago de cualquiera de ellos.

La canciller alemana, Angela Merkel, recordó este lunes que su país sigue oponiéndose a esta posibilidad y apuesta por utilizar el MEDE, un instrumento que aporta “seguridad para todos”.

Alemania marca al Eurogrupo: ayudas incondicionales pero sin mencionar los "coronabonos"

Berlín (EuroEFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó este lunes que su país apuesta por una respuesta conjunta de la UE a la pandemia del nuevo coronavirus que no contemple los denominados coronabonos.
En su primera comparecencia pública tras la cuarentena, …

En vísperas del Eurogrupo han surgido, no obstante, varias propuestas que abogan por mutualizar deuda de los países de la UE, aunque sea sin la etiqueta de “coronabonos”, para financiar la recuperación tras la pandemia.

El Gobierno francés plantea crear un fondo temporal que emitiría deuda respaldada con las garantías aportadas por todos los Estados miembros. El reembolso de estos bonos se efectuaría con aportaciones de los países o con un “impuesto de solidaridad”.

El grupo Socialdemócrata y el de los Verdes en la Eurocámara han presentado iniciativas similares, e incluso los comisarios europeos de Economía, Paolo Gentiloni, y de Mercado Interior, Thierry Breton, han abogado por la creación de un “Fondo Europeo de Recuperación Económica, cuya vocación explícita permitiría la emisión de bonos a largo plazo”.

Dos comisarios europeos abogan por emitir deuda de la UE frente a la pandemia

Bruselas (EuroEFE).- El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, y el de Mercado Interior, Thierry Breton, abogaron este lunes por crear un fondo europeo que emita deuda conjunta de la Unión Europea (UE) para financiar la recuperación económica del continente …

La opinión de los comisarios italiano y francés, sin embargo, no es compartida por todo el Ejecutivo comunitario, cuya presidenta, la alemana Ursula von der Leyen, cree que el “Plan Marshall” para la recuperación europea debe basarse en el próximo presupuesto plurianual de la UE para 2021-2027.

El debate sobre la mutualización de deuda se enmarca, por tanto, dentro de las discusiones sobre los planes para la recuperación tras la pandemia, por lo que no se espera un acuerdo sobre este punto en el Eurogrupo. Como mucho, harían alguna contribución para cuando los líderes tengan que debatirlo, según fuentes europeas.

Tres medidas casi finalizadas

Sí se espera, sin embargo, la aprobación de tres medidas de respuesta inmediata a la crisis, que estarían casi finalizadas.

La principal sería la intervención del fondo de rescate europeo con una línea de crédito por la que podría prestar a los países que lo soliciten hasta el 2 % de su PIB, unos 28.000 millones en el caso de España, y cerca de 40.000 millones en el de Italia, los países más afectados.

Se espera que las condiciones para acceder a los fondos sean más ligeras que los programas de reformas y medidas de austeridad exigidos en los rescates financieros como el griego, aunque este punto está aún por cerrar.

Alemania está abierta a que se suavice la condicionalidad, renunciando a la supervisión de la “troika”, pero Holanda ve menos margen para aligerar los requisitos, según las fuentes consultadas.

España cree que el MEDE podría ser útil para inyectar liquidez siempre que no esté sujeto a condiciones, pero advierte que a medio plazo “no va a ser suficiente”, según explicó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en un editorial en varios medios europeos.

El acuerdo que finaliza el Eurogrupo incluiría además el fondo contra el paro “Sure”, que podrá dar créditos para medidas de empleo y un programa de hasta 200.000 millones de euros en inversión del BEI, ambos avalados por los Estados miembros.

Se trata de un segundo paquete de medidas frente a la pandemia, por cerca de medio billón de euros, que se suma a las ya adoptadas por los Gobiernos nacionales y el Banco Central Europeo.

Hay que ser “creativos”

Los presidentes del Consejo Europeo, Charles Michel, de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, y del Eurogrupo, Mario Centeno, pidieron a los países que sean “creativos e ingeniosos” en la respuesta frente al impacto económico del coronavirus.

En un comunicado conjunto tras una videoconferencia, apuntaron a utilizar los “instrumentos e instituciones existentes” para responder al impacto económico de la pandemia, aunque no excluyeron otras opciones.

“Hay mucho espacio para la solidaridad en los instrumentos y las instituciones existentes. Tenemos que explotar esas herramientas íntegramente y seguir abiertos a hacer más”, dijeron en el comunicado.

La UE está preparando un “fuerte paquete” y que el objetivo es “proteger a los ciudadanos y las empresas europeos del impacto económico de la pandemia”, indica el comunicado.

Añade que la respuesta a esto incluye el presupuesto de la UE, el mercado único y unos niveles de inversión “incomparables” en la economía verde y lo digital.

“Hacemos un llamamiento a todos los miembros del Eurogrupo para que analicen todos los instrumentos posibles de una manera ingeniosa y constructiva”, señalaron.

Editado por Miriam Burgués