El Gobierno español, “orgulloso” de Calviño y de su “trabajo infatigable”

La vicepresidenta tercera de España y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño. EFE/Kiko Huesca/ARCHIVO

Madrid (EuroEFE).- El Gobierno español no ha querido evaluar la elección del irlandés Paschal Donohoe como presidente del Eurogrupo ni tampoco ha aludido a la derrota de su vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transición Digital, Nadia Calviño, en esta votación, pero sí ha subrayado que se siente “orgulloso” de la titular de Economía por su “trabajo infatigable”.

El jefe del Ejecutivo español, el socialista Pedro Sánchez, ha enviado un “abrazo” a Calviño, a la que ha definido como una “extraordinaria vicepresidenta económica” y, “sin duda alguna”, ha reconocido el “triunfo” al ministro irlandés de Finanzas, al tiempo que ha insistido en que tras esta votación lo importante es que Europa responda con las medidas precisas a la “envergadura” de la crisis provocada por el coronavirus.

Donohoe, democristiano de 45 años, resultó elegido en la segunda ronda de la votación celebrada este jueves, a la que llegó junto a Calviño después de que el ministro de Finanzas luxemburgués, Pierre Gramegna, se retirase en la primera.

El irlandés Donohoe será presidente del Eurogrupo tras imponerse a la española Calviño

Bruselas (EuroEFE).- El ministro de Finanzas irlandés, Paschal Donohoe, será el nuevo presidente del Eurogrupo tras imponerse en la carrera por el puesto a la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, española, Nadia Calviño, y a su homólogo luxemburgués, Pierre …

 

La española ha sido derrotada a pesar de contar con el apoyo, entre otros, de las principales economías de los países que integran la eurozona, Alemania, Francia e Italia, así como de Portugal y Grecia.

Fuentes del Ejecutivo han señalado que Calviño ha sido una “gran candidata” y es “una magnífica vicepresidenta económica para lograr la reconstrucción europea tras la pandemia y que nadie se quede atrás”.

“Muy orgullosos de su trabajo infatigable para consolidar la economía española y garantizar el futuro de la Unión europea” (UE), han añadido desde el Ejecutivo español.

Sánchez ha afirmado que tras la votación por videoconferencia de este jueves en Bruselas lo importante es empezar a trabajar “ya” en una respuesta de la UE a la crisis sanitaria, económica y social provocada por la Covid-19.

Durante un mitin electoral en Vitoria (norte), recordó que su candidata a presidir el Eurogrupo necesitaba 10 de los 19 votos de los integrantes de la zona euro y, “desgraciadamente” se ha quedado en 9.

“A uno de poder lograr la mayoría y poder tener a una mujer socialista de España al frente de la Presidencia del Eurogrupo. No ha podido ser”.

La propia Calviño ha expresado en un mensaje en Twitter su agradecimiento por todos los apoyos recibidos de otros partidos, de los agentes sociales o de ciudadanos anónimos.

“Quiero agradecer el apoyo que he sentido durante estos días” de fuerzas políticas, agentes sociales, amigos, ciudadanos anónimos y, sobretodo, “mi profundo agradecimiento al presidente” del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, señala Calviño en sus redes sociales.

La vicepresidenta española también ha felicitado a su contrincante y triunfador, el ministro irlandés, con el que espera trabajar para garantizar “una recuperación robusta que no deje a nadie atrás”.

Críticas de la oposición

Por su parte, el conservador Partido Popular (PP) consideró que la derrota de la vicepresidenta económica es una mala noticia para España y un “claro fracaso” del presidente del Gobierno.

Fuentes de la formación criticaron que, a pesar de su apoyo a Calviño, el Gobierno no les haya solicitado ningún tipo de ayuda para hacer un frente común en Europa y consideraron esta decisión refleja la pérdida de peso de España en Bruselas, al tiempo que subrayaton que siempre apoyarán candidaturas representadas por españoles, independientemente de su adscripción política.

Los liberales de Ciudadanos consideraron que la derrota de Calviño “es una mala noticia para España” y un fracaso de cara a la cumbre que se celebrará la próxima semana en la que debe aprobarse el fondo de recuperación europeo por la pandemia.

“Es una derrota interna porque la ortodoxia económica hubiera salido reforzada en un Gobierno de gente poco sensata”, ha indicado la portavoz de Económica de la formación liberal, María Muñoz.

Es la segunda vez que a España se le escapa la jefatura del Eurogrupo, después de que en 2015 el exministro de Economía del PP Luis de Guindos le disputase el puesto sin éxito al socialista holandés Jeroen Dijsselbloem.

Pierde con ello también una oportunidad para seguir recuperando el peso en las instituciones comunitarias, tras haber logrado la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE) para De Guindos en 2018 y el cargo de alto representante de la Política Exterior comunitaria para el exministro socialista Josep Borrell.

Donohoe será el cuarto presidente del Eurogrupo tras el luxemburgués Jean-Claude Juncker (2005-2013), el holandés Jeroen Dijsselbloem (2013-2018) y el portugués Mário Centeno (2018-2020).

Editado por Miriam Burgués