El “plan Juncker” ha invertido en España 9.600 millones de euros

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, en su último discurso ante el Parlamento Europeo. [EFE/EPA/PATRICK SEEGER]

Bruselas (EuroEFE).- El “plan Juncker” de inversiones estratégicas ha destinado 9.600 millones de euros a España desde que se puso en marcha en 2015, que permitirán movilizar más de 46.700 millones, según la Comisión Europea (CE), que este martes hizo balance de una de las iniciativas estrella del actual Ejecutivo comunitario.

Por un lado, la iniciativa permitió invertir en España 8.000 millones de euros en 106 proyectos relacionados con infraestructuras e innovación, que se espera movilicen unos 32.000 millones en inversiones.

Por otro, ha destinado unos 1.600 millones a 31 acuerdos con bancos intermediarios que han recibido financiación a través del Fondo Europeo de Inversiones, con apoyo del plan Juncker.

Con esa suma se espera movilizar, junto con unas 131.355 pymes y empresas beneficiadas, 14.300 millones, explicó la CE.

Entre otros ejemplos de iniciativas financiadas con cargo al plan en España, Bruselas citó el acuerdo firmado entre el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la española Ilunion, que agrupa empresas del grupo social ONCE, o el préstamo para respaldar a la empresa de energía eólica Forestalia Renovables para construir 9 plantas nuevas en Aragón bajo el proyecto Goya.

Grecia, Estonia, Portugal, Bulgaria y Polonia fueron, según la CE, los cuatro países más beneficiados por el plan Juncker en relación con su PIB.

 

Según la CE, las inversiones del Grupo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) apoyadas con el Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas (FEIE) han permitido aumentar el producto interior bruto (PIB) de la UE en un 0,9 % y han creado 1,1 millones de empleos.

Para 2022, el Plan Juncker habrá hecho crecer el PIB de la UE en un 1,8 % y añadido 1,7 millones de empleos, según las estimaciones del Centro Común de Investigación (CCI) y el Departamento de Economía del Grupo BEI.

Efectos macroeconómicos a largo plazo

Además de su impacto directo en el empleo y el crecimiento del PIB, el Plan Juncker también tendrá efectos macroeconómicos a largo plazo en la UE: para 2037, según la Comisión Europea, se habrán creado un millón de empleos y aumentado el PIB de la UE en un 1,2%.

Y a partir de octubre de 2019, se espera que el plan Juncker movilice 439.400 millones de euros de inversión adicional en toda la UE. Más de un millón de nuevas empresas deberían tener un mejor acceso a la financiación.

Incidencia en las ambiciones climáticas

El Plan Juncker además ha financiado importantes objetivos de la UE sobre todo climáticos, sociales y de transportes. Más de 10 millones de hogares han accedido a las energías renovables, 20 millones de europeos se benefician de mejores servicios sanitarios y 182 millones de pasajeros se benefician cada año de más modernas infraestructuras ferroviarias y urbanas.

Los proyectos financiados por el BEI, dice un comunicado de la Comisión Europea, al amparo del Plan Juncker deberán generar 90.700 millones de euros de inversiones en favor del clima (edificios de consumo energético casi nulo, parques eólicos, energía solar, autobuses ecológicos, etc).

Lanzamiento en noviembre de 2014

El Plan Juncker fue lanzado en noviembre de 2014. Su objetivo era revertir la tendencia a la baja de la economía europea. Era necesario impulsarla y para ello se pretendía suprimir los obstáculos a la inversión, dar asistencia técnica a proyectos de inversión y canalizar los recursos de una manera más efectiva.

El 18 de abril de 2019, el Parlamento Europeo aprobó al sucesor del Plan Junckear: el programa InvestEU. Pero para ello tendrá que haber marco presupuestario para el próximo 2021-2027.

Para saber más:

El comunicado de la CE sobre los logros del Plan Juncker