El presidente del PE recuerda que el escrutinio parlamentario del “brexit” es clave

Manifestaciones contra el brexit

Manifestaciones contra el brexit [EFE-EPA]

Bruselas (EuroEFE).- El presidente de la Eurocámara, David Sassoli, consideró este martes “importante” que el Tribunal Supremo británico haya considerado ilegal la suspensión del Parlamento de este país, e insistió en que un “correcto escrutinio democrático” sobre el proceso del “brexit” es “esencial”.

“Importante decisión del Tribunal Supremo del Reino Unido para determinar que la suspensión del Parlamento fue ilegal. Cualquier acuerdo del ‘brexit’ necesita ser aprobado tanto por el Parlamento británico como el europeo, por lo que un correcto escrutinio democrático a ambos lados del Canal de la Mancha es esencial”, escribió el político italiano en su cuenta de Twitter.

Tanto Sassoli como diversos eurodiputados de fuerzas proeuropeas se habían manifestado ya de forma contraria a la suspensión de cinco semanas del Parlamento adoptada por el primer ministro británico, Boris Johnson, que el Tribunal Supremo del Reino Unido anuló hoy por unanimidad.

Johnson, principal interlocutor

Aunque ha sido en la Cámara de los Comunes británica donde el acuerdo del “brexit” pactado entre Londres y Bruselas ha encontrado una mayor oposición, la Eurocámara aun tiene que darle luz verde.

En una resolución adoptada la semana pasada en un pleno en Estrasburgo (Francia), los eurodiputados reiteraron que esta institución “no procederá con ningún voto de consentimiento” hasta que el Parlamento británico no haya concluido este trámite.

Sassoli, por su parte, tiene previsto viajar a Londres y entrevistarse con Boris Johnson en las próximas semanas, tras una invitación del primer ministro británico.

Por su parte, la Comisión Europea señaló que no se pronunciará sobre asuntos jurídicos internos de un Estado miembro, al tiempo que dijo que Boris Johnson sigue siendo su principal interlocutor en las negociaciones del “brexit”.

Para saber más:

El Tribunal Supremo considera “ilegal” la suspensión del Parlamento británico