ESADE: es clave para España como se financie el fondo de recuperación de la UE

La sede de ESADE en Madrid.

Madrid (EuroEFE).- La Comisión Europea tiene previsto presentar su plan para la recuperación económica tras la crisis del coronavirus el próximo 27 de mayo. Contendrá una propuesta para el futuro presupuesto de la UE y otra sobre el fondo de recuperación. Según un estudio de ESADE, cómo se financie este fondo y para qué tipo de ayudas o inversiones se empleará son elementos clave para su éxito..

ESADE ha presentado esta seman un informe “Impacto económico y políticas públicas para orientar la fase de transición” , con las medidas económicas y las políticas públicas que, a su juicio, deben ponerse en marcha contra el coronavirus. Una pequeña parte del estudio está dedicado a las medidas que se contemplan en la Unión Euiropea.

“La financiación y los usos del fondo europeo de recuperación de hasta 1,5 billones de euros está pendiente. Idealmente será importante acordar un alto grado de mutualización que puede venir vía deuda común o, incluso mejor, capital común para financiar proyectos europeos”, dice el estudio de ESADE.

A su juicio, los proyectos amparados por este fondo deberían centrarse en sectores estratégicos como I+D, sanidad, o medio ambiente.

“El capital común aportaría el más alto grado de mutualización del que todos los estados se beneficiarían. Además, en la distribución y ubicación de las inversiones podría considerarse el grado de impacto de la pandemia”, dice el estudio de ESADE sobre el fondo de recuperación..

La CE trabaja en un marco financiero con el 2 % de la renta de la UE

Bruselas (EuroEFE).- El vicepresidente económico de la Comisión Europea (CE), Valdis Dombrovskis, declaró este viernes que el Ejecutivo comunitario trabaja en una propuesta presupuestaria a largo plazo para el período 2021-2027 que doblaría la actual y se situaría en torno …

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (Eurogrupo) abordaron este viernes las prioridades para relanzar la economía, a la espera de que la Comisión Europea (CE) presente su plan de recuperación el 27 de mayo.

“El Eurogrupo ya había acordado algunas de las características clave del fondo de recuperación. Debe ser temporal, con objetivos concretos y proporcional a los costes extraordinarios de esta crisis. Debe ayudar a distribuir los costes en el tiempo y garantizar la solidaridad con los Estados miembros más afectados”, declaró el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, en la rueda de prensa tras la reunión por videoconferencia.

Según adelantó el miércoles en la Eurocámara la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, el fondo de recuperación pondrá el foco en los países que más necesiten la ayuda. También confirmó que parte del mismollegará en forma de subvenciones a fondo perdido, como reclaman España o Francia, las cuales se combinarían con préstamos.

Las ideas es que las ayudas del fondo de recuperación no estén condicionadas a la aplicación de reformas estructurales a los Estados miembros, tal y como ha dicho el comisario de Economía, Paolo Gentiloni.

Luz verde al MEDE…pero por ahora ningún país recurre a él

La junta de gobierno del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que integran los ministros de Economía y Finanzas de los 19 países de la eurozona, dieron este viernes luz verde definitiva a la línea de crédito de hasta 240.000 millones de euros para la pandemia, con lo que ya está operativa.

En concreto, los Estados que lo soliciten podrán recibir un préstamo del MEDE por hasta el 2 % de su PIB (unos 24.900 millones de euros en el caso de España) para cubrir costes sanitarios, directos o indirectos, ligados a la crisis del coronavirus, con la única condición de que los fondos se destinen a este objetivo.

La línea de crédito estará disponible hasta el 31 de diciembre de 2022, los préstamos tendrán un vencimiento a diez años y, cuando un país lo solicite, los desembolsos se realizarán por un periodo de un año extensible dos veces por un periodo de seis meses.

Los países pagarán un tipo del 0,1 % con una comisión de apertura del 0,25 % y una comisión anual de mantenimiento del 0,005 %.

Según el informe de ESADE, “para que tengan un impacto suficiente y ayuden a la sostenibilidad de la deuda pública, los préstamos del MEDE deberían ser a un margen cero o muy cercano a cero, ser de largo plazo (idealmente más de 15 años) y un tamaño cercano al 10% del PIB”.

A su juicio, unas condiciones del 2% del PIB y un margen de más de 10 puntos básicos y vencimiento entre 5 y 10 años de entre 5 y 10 años “no son suficientemente generosas, especialmente si consideramos que al BCE, especialmente gracias a sus programas de compras de activos, ya reduce los costes de financiación de los estados miembros”.

España descarta usar el MEDE ahora, pero recurrirá al SURE para costear los ERTE

Bruselas (EuroEFE).- La vicepresidenta de asuntos económicos, Nadia Calviño, vinculó este viernes la decisión sobre el uso de los créditos para la pandemia del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) a que estos permitan minimizar los costes de financiación y destacó …

La vicepresidenta de asuntos económicos, Nadia Calviño, vinculó este viernes la decisión sobre el uso de los créditos para la pandemia del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) a que estos permitan minimizar los costes de financiación y destacó que por ahora España se financia favorablemente por sí misma.

“Tomaremos la decisión relativa al uso de los distintos instrumentos sobre la base del interés general con el fin de minimizar los costes de financiación, pero en este momento nuestro coste de financiación en los mercados es muy favorable, estamos en una media del 0,3 %” de interés, dijo Calviño en declaraciones a la prensa antes de participar en la reunión por videoconferencia del Eurogrupo.

ESADE: prevé que el PIB español caiga el 15 % este año

 La escuela de negocios española ESADE prevé que la economía del país se hunda el 15 % este año como consecuencia de la parálisis económica provocada por el COVID-19 y que en 2021 rebote y crezca el 12 %.

El informe “Impacto económico y políticas públicas para orientar la fase de transición” publicado este miércoles por ESADE señala, no obstante, que la economía podría retroceder un 9 % si se logra el control de la epidemia con un mayor número de pruebas.

Considera que la eficacia del plan de desescalada aprobado por el Gobierno es incierta, ya que podría haber todavía entre un 6 % y un 18 % de prevalencia sobre el total de la población.

Para mitigar la destrucción de empleo abogan por dar más cobertura a pymes, autónomos y colectivos vulnerables que no están cubiertos, flexibilizar y extender en el tiempo el acceso a los despidos temporales (denominados ERTE en España).

Edición: Luis Alonso