España eleva en 100.000 millones de euros sus necesidades de financiación por Covid-19

Fachada del Banco de España. EFE/Sandra Ruiz del Árbol/ARCHIVO

Madrid (EuroEFE).- El Tesoro Público español anunció este jueves que aumentará este año su emisión de deuda en unos 100.000 millones de euros debido a la revisión de su programa de financiación debido a la crisis generada por la pandemia de coronavirus.

La necesidad de financiación aumentó debido a que el Estado tendrá que hacer frente a importantes gastos por las medidas sanitarias, sociolaborales y de restricción socioeconómica, y verá reducidos los ingresos fiscales por este motivo.

El Tesoro calcula unas necesidades de financiación bruta para este año de 297.657 millones de euros, frente a la previsión de 196.504 millones realizada a principios de año.

Fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos explicaron que la nueva necesidad de financiación se puede cumplir íntegramente mediante subastas del Tesoro o con otras alternativas de financiación como el SURE, el nuevo fondo europeo contra el desempleo, del que, según calculan, España puede obtener unos 15.000 millones.

España descarta usar el MEDE ahora, pero recurrirá al SURE para costear los ERTE

Bruselas (EuroEFE).- La vicepresidenta de asuntos económicos, Nadia Calviño, vinculó este viernes la decisión sobre el uso de los créditos para la pandemia del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) a que estos permitan minimizar los costes de financiación y destacó …

No obstante, precisaron las fuentes, aún están por ver las condiciones de dicho fondo, que tendrá hasta 100.000 millones de euros, el importe que se repartirá a cada país y si se podrá acceder este mismo año o de forma gradual.

Otro instrumento que podría ayudar a reducir las necesidades españolas de financiación sería el fondo de reconstrucción para Europa, aunque también dependerá de si, finalmente, se estructura en forma de transferencias o de préstamos a los países.

Desde hace ya unos meses, tras el estallido de la crisis sanitaria, España ha acelerado sus emisiones y ya ha captado 143.491 millones, el 48,6 % del nuevo objetivo establecido para 2020, y casi el 55 % del anterior.

La deuda conjunta de todas las administraciones públicas españolas cerró marzo pasado en el récord de 1,224 billones de euros, tras aumentar un 1,9 % con respecto al mes anterior, según los datos actualizados por el Banco de España.

Empeoramiento de la situación financiera

La epidemia de coronavirus ha afectado a la economía en España, donde el 45,6 % de la ciudadanía indica que su situación financiera ha empeorado en los últimos tres meses y el 48,3 % teme que se deteriorará aún más en el futuro.

Así lo refleja un estudio publicado este jueves por Eurofund, una agencia de la Unión Europea (UE) radicada en Dublín, que ofrece perspectivas sobre las condiciones laborales y vitales de la población comunitaria.

Para este trabajo centrado en la COVID-19, Eurofund lanzó el pasado 9 de abril en los 27 países miembros una encuesta “online” y, solo durante el primer mes, recibió más de 85.000 respuestas, 3.064 de las cuales procedieron de España.

El sondeo destaca que el 45,6 % de los participantes españoles considera que su situación financiera actual es peor que hace tres meses, mientras que el 48,3 % cree que ésta empeorará en el siguiente trimestre.

A la cabeza de la lista de los comunitarios que dicen que su situación es más precaria ahora se sitúan búlgaros, polacos y chipriotas, con el 60 %, 51,9 % y 50 %, respectivamente, frente al 21,3 %, 19 % y 11,5 % de suecos, luxemburgueses y daneses, respectivamente.

De cara al futuro, los búlgaros también son los más pesimistas, pues el 61,7 % prevé que su situación económica empeorará en los próximos tres meses, seguidos por griegos (57 %) y polacos (54,7 %), mientras que luxemburgueses, finlandeses y daneses se muestran más optimistas (21,5 %, 19,4 % y 10 %, respectivamente).

Según Eurofund, los participantes españoles también se situaron por encima de la media comunitaria en el apartado laboral y el 31 % indicó que perdió su “empleo o contrato” de manera “temporal o permanente”, mientras que el 20 % teme que podría ser despedido en los próximos tres meses.

En este sentido, el 11 % de los encuestados españoles señaló que no puede pagar a tiempo el alquiler o la hipoteca, una situación que es más común entre los autónomos que no tienen empleados (18 %) y los parados (23 %).

El estudio también revela que el nivel general de confianza de la población de los Veintisiete en la UE se sitúa ahora por debajo de la que tienen hacia sus respectivos gobiernos nacionales, lo que no ocurría desde hace 15 años.

En este apartado, en una escala de confianza de uno a diez, España anotó 4 puntos, empatada con Bulgaria y solo por delante de Francia, República Checa y Grecia, si bien en la cabeza de la tabla Finlandia, Irlanda y Dinamarca apenas llegaron a los 6,5, 6 y 5,7 puntos, respectivamente.

El director ejecutivo de Eurofund, Juan Menéndez-Valdés, subrayó que la COVID-19 “está teniendo un gran impacto” sobre “la vida de la gente en toda Europa”.

“En España podemos ver que la gente se encuentra en una situación financiera especialmente difícil, sobre todo aquellos en paro, los autónomos y los menores de 35 años”, expuso el directivo en un comunicado.

En su opinión, esta situación tendrá “ramificaciones sociales significativas”, algunas de las cuales ya se manifiestan en “los bajos niveles de optimismo respecto al futuro” y la “preocupante” caída de la confianza en las autoridades nacionales y de la UE.

Editado por Miriam Burgués