La CE reconoce que más margen fiscal posibilita ahora más ayudas de Estado

La vicepresidenta de la Comisión Europea responsable de Compeencia, Margrethe Vestager. EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ

Bruselas (ÉuroEFE).-  La Comisión Europea (CE) señaló este lunes que las diferencias en el volumen de ayudas públicas en cada Estado miembro que Bruselas ha aprobado durante la crisis sanitaria se deben al margen fiscal de cada país y al tamaño de su economía, y afirmó que trata por igual todas las solicitudes que recibe.

La portavoz comunitaria de Competencia, Arianna Podesta, explicó de esta manera los datos comunitarios que revelan que la ayuda pública que Alemania ha concedido a sus empresas supone más de la mitad del total que el conjunto de los 27 estados miembros han otorgado a sus compañías.

La portavoz indicó que toda la ayuda pública que ha recibido el visto bueno de Bruselas -condición necesaria para su desembolso- “ha sido necesaria y proporcionada para apoyar a empresas y evitar perturbaciones serias en la economía europea por el brote de coronavirus”.

“Hay grandes diferencias entre los niveles de ayudas públicas que concede cada Estado miembro, lo cual parece estar vinculado al margen fiscal que tienen y a los tamaños respectivos de las economías”, explicó Podesta.

Los países de la UE podrán, temporalmente y con condiciones, recapitalizar empresas con dinero público

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) anunció este viernes que permitirá temporalmente, y con condiciones, que los países de la Unión Europea (UE) recapitalicen con dinero público aquellas empresas gravemente afectadas por la pandemia del coronavirus o que las apoyen …

En concreto, precisó, un 51 % de todas las ayudas aprobadas por el Ejecutivo comunitario proceden de Alemania, seguida de Francia (17 %), Italia (15,5 %) y el Reino Unido (4 %), que aún debe notificar a Bruselas este tipo de decisiones pese a no ser un Estado miembro.

La Comisión Europea ha dado luz verde a un total de 160 medidas nacionales notificadas por 26 estados miembros y el Reino Unido por un volumen de 1,95 billones de euros, aunque la portavoz apuntó que este monto es estimado.

Al inicio de la crisis sanitaria, la Comisión Europea (CE) introdujo un nuevo marco temporal sobre ayudas estatales que flexibilizaba las reglas comunitarias y permite a los países poder invertir con más soltura en los sectores afectados por la crisis.

El nuevo marco de ayudas relaja las condiciones que exige Bruselas a un Estado miembro a la hora de aprobar una ayuda estatal concedida a una empresa, uno de los ámbitos en los que Bruselas tiene amplias competencias.

“La Comisión es consciente de las dificultades en la economía europea por el coronavirus y por eso estamos tomando decisiones lo más rápido posible. Es igual para todos los estados miembros, no diferenciamos”, recalcó la portavoz comunitaria, que afirmó que unas normas “proporcionadas y concretas” permiten “ayudar a empresas evitando al mismo tiempo cualquier distorsión en el mercado único”.