La CE valorará el presupuesto de España para 2020 tras avisar del riesgo de desvío

Fotografía de archivo de un cartel que representa a una moneda de euro. EFE/ARCHIVO/ANGEL DIAZ

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) publicará este miércoles su opinión sobre el plan presupuestario de España para 2020 tras haber advertido ya al Gobierno de que las cuentas remitidas plantean el riesgo de un “desvío importante” con respecto a sus objetivos de déficit, gasto y deuda públicos.

El Ejecutivo comunitario difundirá también el miércoles su veredicto sobre los borradores presupuestarios del resto de países de la eurozona, junto con sendos informes sobre la situación del empleo y los desequilibrios macroeconómicos, dentro del proceso por el que vigila y coordina las economías de los Diecinueve.

Bruselas ya hizo un análisis preliminar del borrador enviado por el Gobierno de Pedro Sánchez, que constituye esencialmente una segunda prórroga de las cuentas de 2018 -las últimas del anterior Ejecutivo del PP- al haber sido imposible sacar adelante un proyecto para 2020 por la repetición electoral.

En una carta enviada el pasado 22 de octubre advertía ya de que las cuentas apuntan a que España no logrará hacer el ajuste que exige Bruselas, en particular en lo que al déficit público se refiere, y la opinión formal emitida este miércoles previsiblemente confirmará y detallará esta valoración.

 

La CE advierte a España sobre el plan presupuestario de 2020 y le pide que lo actualice

Bruselas (EuroEFE).- La Comisión Europea (CE) advirtió este martes al Gobierno español de que su plan presupuestario para 2020 conlleva un “riesgo importante” de desviarse del ajuste fiscal que exige Bruselas para ese mismo año y le pidió que envíe …

 

España ha salido en 2019 del procedimiento comunitario por déficit excesivo y pasado al llamado brazo preventivo, donde el control de Bruselas se suaviza y se centra en el control de tres indicadores: el déficit estructural -en lugar del nominal-, el gasto público y la deuda.

El más relevante es el déficit estructural -que no tiene en cuenta el aporte del ciclo económico-, donde la Comisión exige a España reducirlo el año próximo en un 0,65 % del PIB, el equivalente a unos 7.800 millones de euros.

Bruselas calcula que la rebaja se quedará lejos de esa meta, en el 0,1 % (unos 1.200 millones de euros), lo que supondría que España tendría que actuar para ajustar otros 6.600 millones más.

Las normas permiten un desvío del objetivo del 0,5 % del PIB en dos años, pero España estaría fuera de este margen.

Al mismo tiempo, el gasto público primario -sin tener en cuenta intereses de la deuda, prestaciones de desempleo ni inversiones cofinanciadas con fondos europeos- subiría un 3,8 % en el ejercicio, cuatro veces por encima del límite del 0,9 % de aumento fijado por Bruselas.

España también incumpliría, según la citada carta, las normas que obligan a reducir la deuda progresivamente hasta el umbral del 60 % del PIB.

De hecho, según las previsiones publicadas hace dos semanas por la Comisión, la deuda española subirá una décima en 2019, al 96,7 % del PIB, y bajará en la misma medida en 2020, al 96,6 %.

La Comisión reconoce en todo caso que España no ha enviado un presupuesto completo por la situación política y ha pedido al Gobierno que le remita uno actualizado en cuanto lo lleve al Congreso.

El Ejecutivo defendió ya en octubre que el incumplimiento detectado se debe precisamente a que el borrador no incluye nuevas medidas y que cuando haya un Gobierno con plenas funciones elaborará un proyecto presupuestario con iniciativas concretas y lo remitirá a Bruselas.

Editado por Miriam Burgués