La economía española se contraerá este año un 12,8 % y la de la eurozona un 10,2 %, según el FMI

Un hombre entra en una oficina de empleo en Madrid (España). EFE/Juanjo Martín/Archivo

Washington (EuroEFE).- La economía española se contraerá un 12,8 % en 2020 por la pandemia del coronavirus, según las previsiones divulgadas este miércoles por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que empeora en 4,8 puntos su pronóstico de abril y sitúa así a España, junto con Italia, en el peor lugar de los países avanzados.

Para el conjunto de la zona euro, el Fondo también prevé un empeoramiento, ya que ahora calcula que su economía caerá este ejercicio un 10,2 %, frente al 7,5 % previsto en abril.

Italia, con un retroceso del 12,8 %, se sitúa a la cola con la misma tasa que España, tras ser revisada la cifra de abril (-9,1 %).

“(En las economías avanzadas) parece que ha habido un golpe más profundo a la actividad en la primera mitad del año, con señales de distanciamiento voluntario incluso antes de que se impusiesen las órdenes de reclusión. Esto también sugiere una recuperación más gradual en la segunda mitad, dado que el miedo al contagio es probable que continúe”, indica el Fondo.

Francia, según las nuevas previsiones, registrará también un notable desplome, del -12,5 % este año, una tasa más de cinco puntos porcentuales peor que la prevista en abril, y Alemania, la primera economía del euro, caerá un 7,8 %, ocho décimas más de lo calculado anteriormente.

De cara a 2021, el Fondo pronostica ahora que la recuperación en la zona euro será del 6,3 %. España e Italia crecerán esa misma tasa, Alemania lo hará un 5,4 % y Francia un 7,3 %.

En el caso de España, el país cerrará el año con un déficit fiscal del 13,9 % respecto al PIB, superior incluso al 9,5 % que se auguraba en abril, mientras para 2021 se reducirá al 8,3 %, 1,6 puntos porcentuales por encima de lo previsto anteriormente.

El endeudamiento, por su parte, se disparará al 123,8 % sobre el PIB este año, 10,4 puntos más de lo se proyectaba hace tres meses.

El desequilibrio fiscal español estará en el 11,7 % de media esperado para el conjunto de la zona euro, con Francia en el 13,6 %, Italia en el 12,7 % y Alemania en el 10,7 %.

En esta ocasión el Fondo no actualizó sus previsiones de la evolución del desempleo. En abril, con previsiones menos sombrías, señaló que en España saltaría de cerca del 14 % que se registraba a finales de 2019 a un 20,8 % al cierre de este año.

A comienzos de mes, el organismo valoró positivamente la reciente aprobación en España del ingreso mínimo vital (IMV).

“Asegurar el respaldo suficiente para los hogares más vulnerables es especialmente crucial”, indicó Gerry Rice, portavoz del Fondo.

El sistema aprobado por el Gobierno español establece ayudas de entre 461 y 1.100 euros mensuales (500-1.200 dólares) en función del número de miembros de la familia, que se recibirán hasta que cese la situación de necesidad.

Impacto “catastrófico” en el empleo

La pandemia del coronavirus ha tenido un “impacto más negativo” de lo esperado sobre la economía mundial, que se prevé ahora se contraiga un -4,9 % en 2020.

“El profundo declive en la actividad viene con golpe catastrófico al mercado de trabajo global”, alertó el FMI en su informe actualizado de “Perspectivas Económicas Globales”.

La reducción en horas de trabajo en el segundo trimestres del año es probable que sea equivalente a una pérdida de más de 300 millones de empleos a tiempo completo.

“Cerca del 75 % de los países están ahora reabriendo a la vez que la pandemia se intensifica en muchos mercados emergentes y en desarrollo. Varios países han empezado a recuperarse. Sin embargo, en ausencia de una solución médica, la fuerza de la recuperación es altamente incierta y el impacto en los sectores y mercados es desigual”, subrayó Gita Gopinath, economista jefa del Fondo, en una rueda de prensa.

De las grandes economías, solo China mantendrá un crecimiento positivo del 1 %, dos décimas menos de lo previsto en abril, mientras que la caída del 8 % que se anticipa para Estados Unidos este año es mucho peor que el -6,1 % que anticipaba hace tres meses.

En Japón el retroceso será de -5,8 %, frente al – 5,2 % que se esperaba en abril y en el Reino Unido caerá un -10,2 %, comparado con el -6,5 % estimado tres meses atrás.

El Fondo recalcó la “debilidad” en el consumo privado consecuencia de “la combinación de un gran shock adverso de demanda y un alza de precaución en los ahorros”, así como en la inversión empresarial debido “al aplazamiento de gasto de capital dada la elevada incertidumbre”.

Editado por Miriam Burgués