La OCDE pide acordar rápido el plan de recuperación pospandemia de la UE

Vista general de una reunión del Consejo Europeo. EFE/ Stephanie Lecocq/Archivo

Bruselas (EuroEFE).- La OCDE instó este lunes a la Unión Europea (UE) a llegar rápido a un acuerdo sobre su plan de recuperación económica tras la pandemia y a mantener suspendidas las reglas de control del déficit durante 2021 para permitir que las ayudas para relanzar la economía lleguen a tiempo y sean suficientes.

La economista jefa de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Laurence Boone, advirtió de que la respuesta económica a nivel nacional y europeo frente al coronavirus podría tener que aumentar dada la persistente incertidumbre sobre la epidemia y la posibilidad de un segundo brote.

“Las previsiones que acabamos de publicar muestran que el PIB de la eurozona será todavía un 7 % inferior al nivel de 2019 al final de 2021. Esto sugiere que hay margen para un apoyo político combinado más fuerte”, dijo Boone en un seminario en línea organizado por la comisión de Economía de la Eurocámara.

Por ello, consideró que “es importante que la suspensión de las reglas fiscales (europeas) siga en vigor en 2021, cuando se necesitará la mayor parte del apoyo presupuestario”.

Boone se refirió así a la cláusula activada por la Comisión Europea que permite a los Estados miembros incumplir sus objetivos de déficit y deuda públicos para que puedan gastar lo que sea necesario para responder al coronavirus sin que esto les acarree un expediente de Bruselas.

Asimismo, la economista de la OCDE instó a llegar rápido a un acuerdo sobre el plan de recuperación propuesto por Bruselas, que será debatido por los líderes en una cumbre el viernes, para que el dinero del Fondo para la Recuperación pueda estar disponible en la segunda mitad de 2020 y en 2021, que es cuando más se necesitará.

Claves del plan billonario para reflotar la economía europea

Bruselas (EuroEFE).- Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) empezarán a negociar el 19 de junio un billonario plan de recuperación financiado con la emisión de deuda conjunta, una estrategia ambiciosa sin precedentes para sacar …

“El gran estímulo está previsto para 2023 y 2024. Esto pude ser demasiado tarde para muchas empresa y familias”, afirmó.

Boone destacó además la importancia de que las ayudas “se vinculen mejor” a la magnitud del golpe económico y la capacidad fiscal disponible de los países para que se dirija a los Estados y sectores más afectados, en aras de abordar las divergencias entre países que está generando la crisis.

Señaló en este sentido que para finales de 2021 se prevé que el PIB en España esté más de un 35 % por debajo del de Alemania y el de Italia, un 30 %, mientras que el de Holanda estaría un 12 % por encima.

Boone consideró en todo caso que la repuesta europea ha sido más “rápida y amplia” que en anteriores crisis y “no debería infravalorarse la señal de confianza” que se ha enviado con ella.

En líneas similares, la economista jefe del Fondo Monetario Internacional, Gita Gopinath, saludó la respuesta europea y señaló tres prioridades políticas para la recuperación: la gestión del riesgo sanitario, evitar que los trabajadores que están en esquemas como los ERTE se queden en paro de forma permanente y evitar que los problemas financieros de algunas empresas deriven en una “ola” de quiebras que acabe afectando al sector bancario.

Editado por Miriam Burgués