La UE urge a la banca a no pagar dividendos y el BEI crea el fondo para responder a la pandemia

EFE/ARCHIVO

Bruselas (EuroEFE).- Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) instaron este jueves a los bancos a dejar de pagar dividendos y usar ese capital para dar crédito a hogares y empresas ante la pandemia de coronavirus. Por su parte, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) dio luz verde a la creación de un fondo de 25.000 millones de euros en garantías.

En una declaración aprobada tras una reunión informal por videoconferencia, los ministros consideran “crucial” que los bancos sigan financiando a hogares y empresas, incluidas pymes, y defienden que para ello se haga un “uso total de la flexibilidad” que permiten las normas prudenciales y contables comunitarias.

En este momento, tener suficiente financiación para cubrir las presiones financieras es “vital” para la economía, dice la declaración, que alaba las recomendaciones adoptadas por los supervisores y reguladores comunitarios en este sentido.

“Urgimos a todos los bancos que todavía no hayan decidido hacerlo a abstenerse de distribuir dividendos durante este periodo y usar el capital liberado y los beneficios disponibles para extender crédito u otras necesidades financieras urgentes derivadas de esta crisis a sus consumidores, de modo que se preserve la actividad económica”, apuntan los ministros.

La petición de los Estados llega después de que el Banco Central Europeo (BCE) recomendase en marzo a la banca privada de la eurozona no pagar dividendos de los años 2019 y 2020 al menos hasta el 1 de octubre de 2020 y no recomprar acciones propias con el fin de conservar capital y poder apoyar a la economía. Muchas entidades ya han anunciado que seguirán esta directriz.

El BCE saca su artillería pesada contra el coronavirus

Francfort (EuroEFE).- El Banco Central Europeo (BCE) anunció la noche de este miércoles y por sorpresa un programa de compra de bonos públicos y privados de 750.000 millones de euros para contrarrestar los “serios riesgos” que supone la crisis del …

 

La declaración de los ministros insta también a las aseguradoras a “tomar a tiempo medidas amplias para mantener su posición de capital, incluida la suspensión temporal de toda distribución de dividendos discrecional, y a actuar en el interés de los consumidores”, tal y como ya les ha recomendado la Autoridad Europea de Seguros y Pensiones (EIOPA).

Los países saludan que el BCE, la Comisión Europea, la Junta Única de Resolución, la Autoridad Bancaria Europea o la Autoridad Europea de Valores y Mercados hayan dado guías sobre cómo aplicar la regulación de las entidades financieras en estas “circunstancias excepcionales”, así como que se hayan flexibilizado los plazos para que las entidades remitan su información contable.

En este sentido, piden que las autoridades sigan un enfoque “ambicioso y coordinado” a la hora de dar más indicaciones sobre cómo utilizar la flexibilidad disponible con el fin de tener en cuenta las distintas iniciativas a nivel nacional y garantizar igualdad de condiciones entre Estados.

“Flexibilidad no significa que vayamos a deshacernos de todas las regulaciones necesarias desarrolladas tras la quiebra de Lehman Brothers y la crisis financiera. Pero es un paso que encaja con la situación especial en que estamos y que ayudará a las empresas europeas”, dijo el ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, en una declaración en vídeo.

Los ministros aseguran que seguirán vigilando la situación y coordinando las medidas europeas y nacionales. “Si es necesario, estamos listos para tomar más acciones, incluidas medidas legislativas si es apropiado, para mitigar el impacto del COVID-19”, concluye la declaración.

Entre otras medidas, los supervisores y reguladores financieros de la UE han suavizado ciertos requisitos: el BCE ha relajado temporalmente los requisitos de capital, la Autoridad Bancaria Europea ha ampliado los márgenes para la presentación de informes y pospuesto los test de estrés, en tanto que la EIOPA ha indicado cómo flexibilizar las normas de supervisión para las aseguradoras.

Fondo de garantías del BEI

Por otro lado, El Banco Europeo de Inversiones (BEI) dio este jueves luz verde a la creación de un fondo de 25.000 millones de euros en garantías, que pretende movilizar hasta 200.000 millones en préstamos para empresas afectadas por la pandemia.

Los ministros europeos de Economía y Finanzas ya respaldaron la iniciativa en el Eurogrupo la semana pasada, donde acordaron un paquete de medidas económicas por valor de medio billón de euros, y hoy el Consejo de Administración del BEI se reunió en sesión extraordinaria para aprobar el establecimiento del fondo.

En cualquier caso, serán los líderes de los países de la Unión Europea (UE) quienes le darán su visto bueno definitivo en la cumbre que celebrarán por videoconferencia el 23 de abril.

23 de abril: cumbre sobre la recuperación europea

Bruselas/Berlín/Roma (EuroEFE).- Los líderes de la Unión Europea (UE) celebrarán una videoconferencia el próximo 23 de abril para debatir un plan de recuperación en respuesta al impacto económico del coronavirus, tras las medidas acordadas por el Eurogrupo el jueves, anunció …

 

El BEI indicó en un comunicado que el fondo permitirá a esa institución comunitaria “aumentar su apoyo a las empresas europeas con hasta 200.000 millones de euros adicionales, centrándose en las (pequeñas y medianas empresas) pymes”.

Serán los veintisiete Estados miembros de la UE los que aporten las garantías del fondo, el cual también estará abierto a contribuciones de terceros, como por ejemplo, del presupuesto de la Unión Europea.

“El fondo se establecerá formalmente tan pronto como los Estados miembros que representen al menos el 60 % del capital del BEI hayan asumido los compromisos de contribución necesarios. Al no ser necesario crear nuevos instrumentos o procesos, el fondo puede ponerse en marcha rápidamente”, explicó el Banco Europeo de Inversiones.

El presidente de la institución, Werner Hoyer, destacó que el fondo permitirá al BEI “desempeñar un papel importante en el paquete de medidas de la UE acordado por el Eurogrupo”.

“Los ministros de Finanzas de la UE nos pidieron que actuáramos sin demora y eso es lo que estamos haciendo. Ahora podemos avanzar con gran rapidez, trabajar codo con codo con los socios nacionales y de la UE, y asegurarnos de que el apoyo llegue a la economía allí donde se necesite en mayor medida y con más urgencia”, declaró Hoyer.

El fondo de garantías será implementado por el Banco Europeo de Inversiones y el Fondo Europeo de Inversiones, la filial del Grupo BEI especializada en la financiación de pequeñas y medianas empresas.

“Este fondo servirá de escudo protector para las empresas europeas que se enfrentan a problemas de escasez de liquidez. Para hacer frente a las consecuencias de la pandemia en todos los mercados y sectores afectados, el Grupo BEI desplegará una amplia gama de productos”, apuntó la institución.

Agregó que el BEI y sus asociados “velarán para que los productos respaldados por el fondo respondan a las necesidades y exigencias del mercado para hacer frente a la crisis”.

Así, el fondo se implementará “manteniendo consultas con expertos de las autoridades nacionales, incluidos los bancos centrales, para determinar cuáles son las necesidades más apremiantes”.

Editado por Miriam Burgués