Las patronales de Alemania, Francia e Italia piden un gran fondo europeo de recuperación

Las patronales de Francia,Italia y Alemania piden un gran fondo de recuperación. [EFE/EPA/LISELOTTE SABROE]

París (EuroEFE).- Las grandes organizaciones patronales de Alemania, Francia e Italia quieren que los líderes europeos pongan en pie un fondo europeo de recuperación de grandes dimensiones e insisten en que tiene que haber solidaridad presupuestaria con los países más afectados por la crisis del coronavirus.

En un artículo publicado este martes en el diario económico “Les Echos”, entre otros, los responsables patronales de las tres mayores economías de la Unión Europea estiman que al menos hasta 2023 habría que inyectar cada año “hasta un 5 %” del producto interior bruto (PIB) en la mayor parte de los países con medidas nacionales y europeas.

Advierten de que la salida de esta crisis vendrá determinada por la magnitud de la respuesta europea, su calendario y el tipo de financiación.

Y a ese último respecto, subrayan que “la solidaridad presupuestaria debe manifestarse con recursos comunes en beneficio de los países más afectados”.

Una forma de posicionarse en el debate entre los países de la UE sobre el recurso a préstamos o a subvenciones mediante el presupuesto común para esos países.

Los presidentes del BDI alemán, Dieter Kempf; del Medef francés, Geoffroy Roux de Bézieux, y de la Cofindustria italiana, Vincenzo Boccia, consideran que hay que ir más allá de los dispositivos de préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI), de la Comisión Europea y del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

En particular, se trataría de “aprobar rápidamente una propuesta audaz para el próximo marco plurianual del presupuesto europeo para crear un fondo europeo de relanzamiento de tamaño adecuado”.

Junto a eso, los jefes de las tres organizaciones patronales señalan que también serán necesarias medidas presupuestarias nacionales para estimular la demanda que se asienten en reducciones de impuestos y en el gasto público.

A su parecer, la UE tendrá que financiar las prioridades políticas europeas, en particular “las ambiciones para una Europa más verde, más inclusiva e innovadora y más soberana”.

La intervención de los representantes de las empresas de Alemania, Francia e Italia llega en un momento en que la Comisión Europea prepara una propuesta de plan de recuperación.

Un bloque formado en particular por España, Francia e Italia propugna que ese fondo tenga grandes dimensiones e incluya transferencias masivas de dinero a los países más frágiles. Frente a ellos, otros socios del norte, como Alemania, Países Bajos o Finlandia apuestan más bien por préstamos en lugar de esas subvenciones masivas. EFE