Los alemanes podrán viajar el 15 de junio al resto de la UE…menos a España

A partir del 15 de junio los alemanes tienen abiertas las puertas de Europa...pero todavía no de España. [EFE/EPA/FILIP SINGER]

Berlín (EuroEFE).- El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, anunció este miércoles que Alemania levantará el próximo día 15 la recomendación de no viajar al extranjero debido a la pandemia del coronavirus, aunque la mantendrá todavía para España y Noruega. Mientras, en Italia, ya se han abierto las fronteras y se permiten los movimientos por el país.

“España y Noruega permitirán el ingreso de turistas previsiblemente algo más tarde, y una vez tomen la decisión, la aplicaremos de inmediato”, precisó el ministro sobre la decisión alemana de este miércoles.

Una vez levantada, la misma decisión tomada para el resto de países se aplicará para España, subrayó.

De esta manera, esta advertencia global de no viajar, vigente desde mediados de marzo, quedará levantada a mediados de este mes para 25 de los 26 socios de la Unión Europea (UE), así como tres de los cuatro asociados al espacio Schegen -, en este caso Islandia, Suiza y Liechtenstein-, además del Reino Unido.

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Heiko Maas. EFE/EPA/FABRIZIO BENSCH / POOL

Las advertencias a no viajar quedarán sustituidas por informaciones específicas sobre la situación en casa país o región y que se irán actualizando “a diario”, indicó.

Señaló que la decisión ha sido tomada tras “intensas consultas con los socios europeos” y en base a la “evolución positiva” observada en lo que respecta a la contención de la pandemia.

Precisó, no obstante, que si las advertencias contra viajes “no son prohibiciones”, tampoco las indicaciones que se harán ahora sobre cada país deben entenderse como una “invitación” a viajar.

“Debemos evitar conjuntamente que la reactivación del turismo desemboque en una segunda oleada” de contagios, agregó y recordó que no hay que apoyarse en una “falsa seguridad”, porque la pandemia sigue ahí.

Por otra parte, expresó su esperanza de no tener que volver a introducir medidas restrictivas, aunque señaló que si se registran más de cincuenta nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes en siete días, será necesario reaccionar y, posiblemente, volver a emitir una advertencia en relación a la región o país afectado.

Advirtió, asimismo, que este verano su ministerio no volverá a organizar una repatriación de turistas varados en el extranjero.

Respecto a los países que no pertenecen a la UE o no son asociados al espacio Schengen, Maas señaló que Alemania esperará a conocer la decisión que debe tomar esta semana al respecto la Comisión Europea (CE).

Italia también abre sus fronteras a los países de la UE

Italia permite desde este miércoles, después de casi tres meses de cierre debido a la pandemia, la libre circulación entre regiones y abre sus fronteras a los países de la Unión Europea.

“Hoy parece una conquista si pensamos en las condiciones de hace unos meses. Lo hicimos con el sacrificio de todos, recordando que tenemos que hacerlo sabiendo que el virus vive aún con nosotros”, afirmó el ministro de Asuntos Regionales, Francesco Boccia.

Después de algunas divisiones entre los presidentes de región, sobre todo en el sur y en las islas, que temían la llegada de ciudadanos del norte, donde aún se produce el mayor número de contagios, finalmente se impuso una “circulación sin condiciones”, aunque cada región ha elegido medidas para detectar posibles positivos.

Por ejemplo, el presidente del Lazio, cuya capital es Roma, Nicola Zingaretti, firmó una ordenanza que establece controles y mediciones de la temperatura de todos los pasajeros que lleguen desde trenes, aviones y barcos.

A quienes superen la temperatura de 37,5 se les pondrá en aislamiento y se les realizará una prueba rápida del coronavirus.

Un grupo de pasajeros llega a la estación de Roma para coger un tren, en el primer día de libertad de movimiento regional. EFE/EPA/MASSIMO PERCOSSI

También se trata del primer día de reapertura de las fronteras sin la necesidad de cuarentena para los ciudadanos de los países Schengen, por lo que se intensificó la vigilancia en los aeropuertos del país como el de Fiumicino, en Roma.

En el aerodromo de la capital hay previstos para hoy cien vuelos entre salidas y llegadas, de los cuales unos sesenta en rutas nacionales, y de éstos, unos veinte hacia y desde el norte de Italia.

Se reanudan así los vuelos de Air France-Klm, también de Alitalia a Nueva York; hoy ya hay previsto un Roma-Barcelona y mañana, un Roma-Madrid.